lunes 01 de junio de 2020 - 12:00 AM

¿Cómo aprovechar los tres días sin IVA?

El 23 de mayo, el presidente Iván Duque decretó tres días sin IVA. La medida busca reactivar la economía e incentivar la compra de algunos productos durante la cuarentena. En Vanguardia le explicamos cómo aprovecharla.
Escuchar este artículo

La coyuntura actual por la pandemia del COVID-19 ha representado un reto para la economía del país y del mundo. Almacenes, restaurantes, bares, entre otros comercios son los principales afectados por las estrategias para evitar la propagación del virus. Sin embargo, aquí le contamos cómo puede apoyar a los vendedores locales y cuidar su bolsillo.

Si necesita comprar artículos como electrodomésticos, computador, bicicleta, ropa o incluso adelantar las compras de útiles escolares, el 19 de junio y el 3 y 19 de julio son fechas claves para usted.

Durante estos días no se le cobrará el impuesto del 19% conocido como IVA.

¿Qué cosas podría comprar el Día sin IVA?

Para Alejandro Useche, experto en finanzas personales, la medida beneficiará a comerciantes y compradores.

“Anteriormente se habían definido tres días sin IVA, pero para compras en almacenes en físico y la gente tenía que ir a los centros comerciales. Hoy, dada la coyuntura en la que nos encontramos esto fue ampliado para compras por Internet”, asegura Useche, pues argumenta que esta modificación beneficia el comercio electrónico.

La compra de productos que sirven a largo plazo, según Useche, son las mejores opciones para adquirir en los tres días sin IVA.

Entre los ejemplos, destaca los artículos tecnológicos (computadores, portátiles, tabletas...), pues debido a la coyuntura se han vuelto necesarios, no solo para personas que realizan teletrabajo, sino también para quienes deben seguir sus procesos de formación académica vía Internet.

“Si la plata no nos alcanza, por ahora, lo podrían hacer con ayuda de una tarjeta de crédito y sería, de pronto, no a largo plazo, si no a un plazo más corto”, comenta Useche.

Además, destaca que los artículos tecnológicos, en este momento, están cumpliendo otras funciones importantes como: compras desde casa, pagos de servicios públicos y giros de dinero.

Aunque explica que elegir un producto tecnológico, como un computador, es relativo y depende de las especificaciones que el consumidor necesita, afirma que podría adquirirse un computador a un precio más asequible y que pueda cumplir con las necesidades que se han manifestado durante el confinamiento.

“Considero que un buen computador se puede conseguir por un millón de pesos o menos. Hay unos muy buenos de escritorio, incluso algunos portátiles”, indica Useche.

Agrega, además, que en esta versión de días sin IVA el tope para tecnología sería de $2’800.000, aproximadamente, por lo que si alguien desea adquirir un artículo de mejores características podría hacerlo sin pagar el impuesto.

De igual forma, indica que podría ser una oportunidad para padres de familias que deseen anticiparse y adquirir útiles escolares, artículos que califica como productos de consumo continuo.

“Aunque estemos trabajando desde casa, siempre son necesarios cuadernos, lápices, entre otras cosas que se utilizan en los colegios”, explica Useche.

Otro tipo de producto que, según Useche, pueden adquirirse a menor costo durante los tres días sin IVA son los artículos de industria agropecuaria, sobre todo los insumos que son necesarios para la producción de cosechas.

“Aquí sabemos que muy buena parte del agro en Colombia está en manos de campesinos que no son personas de muchos ingresos y podrían verse beneficiados con la adquisición de insumos más baratos al ser exentos de IVA”, manifiesta Useche.

Recomendaciones

Expertos financieros han caracterizado dos situaciones: aquellos que durante la emergencia sanitaria tienen ahorros y quienes se encuentran desempleados o no tienen dinero extra.

Si hace parte del primer grupo de personas, los tres días sin el impuesto pueden serles beneficiosos.

Jaime Collazos, cofundador de la firma Dinero Emocional, recomienda usar esta oportunidad para comprar objetos que ganen valor en el tiempo, es decir, aquellos que le permitan ahorrar gastos en un futuro.

Por ejemplo, si en su casa tiene una nevera vieja que consume alta energía, podría aprovechar y comprar otra que a futuro disminuya el consumo en la factura.

Otra alternativa en la que se podría invertir son los medios de transporte, en el que se destaca la bicicleta.

“Fueron incluidas en el beneficio y se convierten, hoy, en una alternativa de medio de transporte para todos”, argumenta Useche.

Si esta corto de dinero, sea precavido

Si en cambio, el aislamiento lo tomó en un momento difícil financiero, lo mejor es tener prudencia, no hacer compras y evitar hacer préstamos.

“Existe algo en la inteligencia financiera que se llama postergar el placer, si usted no tiene plata, mejor ahorre, no se endeude, y cuando tenga dinero, compra”, cuenta Collazos.

Si puede, genere un emprendimiento

De igual forma, también le puede sacar provecho a la medida de exención del impuesto. El experto en temas financieros Jaime Collazos aconseja generar ingresos desde su hogar a través de un emprendimiento.

Identifique qué productos aumentaron en demanda en la coyuntura actual y use los tres días sin IVA para invertir en implementos y crear un negocio que le permita aliviar la carga económica.

Cabe destacar que esta coyuntura no se va a acabar en el corto plazo.

Según estadísticas del Fondo Monetario Internacional (FMI), la proyección es que la economía solo va a volver al ritmo de antes a finales del 2021.

Tips para el aislamiento
1.
No caiga en la trampa de excederse con su tarjeta de crédito, recuerde que esta modalidad es una de las que tiene intereses más altos. Sea moderado con sus gastos, no gaste lo que no puede pagar.
2.
Evite los gastos hormiga, que son las pequeñas compras que hacemos en placeres cotidianos. Diariamente, estos gastos no representan un riesgo para nuestra estabilidad financiera, pero sí pueden serlo en un mediano plazo.
3.
El dinero ahorrado en almuerzos y transporte por el teletrabajo se debe invertir en abonos a deudas o, en caso de que no tenga, guardarlo hasta tener un ‘colchón’ y emplearlo en un negocio, CDT u otra inversión que nos genere dinero extra.
4.
Haga un presupuesto, individual o familiar, pero que sea realizable. Luego escribir detalladamente en una columna los ingresos que recibe y en otra, los gastos. ¿Cómo sabemos que nuestro presupuesto está bien? Cuando al hacer la resta de ingresos entre gastos tenemos un saldo, un dinero que nos servirá para alcanzar las metas.
5.
Cuando los gastos son mayores que los ingresos, se recomienda ‘cortar’ compras y pagos que no sean necesarios. Cabe destacar que la meta es no depender económicamente de un solo ingreso y buscar estrategias como emprendimientos que mejoren su estabilidad.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad