domingo 08 de enero de 2017 - 12:01 AM

Empleados felices son más productivos

Generar opciones de crecimiento y desarrollo para los empleados y permitirles tener cierto nivel de autonomía son factores fundamentales para llegar a ser una ‘empresa feliz’.
Escuchar este artículo

Un empleado feliz es un empleado productivo, aseguran los expertos. Por ello, cada vez toman más auge la “felicidad y el ‘engagement” en las empresas.

Andrés Ramírez, docente y máster ‘honoris causa’ en Felicidad del CESA, está convencido de que las empresas pueden hacer mucho más por la felicidad de sus empleados. Generar opciones de crecimiento, desarrollo y permitirles tener cierto nivel de autonomía son factores fundamentales para llegar a ser una empresa feliz.

“El compromiso con la felicidad debe venir de la alta gerencia, debe ser un compromiso, una cultura y una política de la empresa. Debemos procurar conectar a los empleados con los valores de la empresa y hacerlos sentir parte de ella, pero también debemos tener la madurez de aprender de ellos y sacar su mejor potencial”, afirma.

Así mismo, para los analistas de Colfondos, la felicidad, más que un estado de ánimo, es un estilo de vida. Esta es la premisa que muchas empresas están aplicando en la actualidad para que sus equipos de trabajo se sientan motivados ejerciendo sus labores y, a la vez, conseguir que los niveles de productividad aumenten notablemente.

Carlos Santana, ingeniero industrial, experto en talento humano, asegura que el ‘employee engagement’ es una estrategia de administración de recursos humanos que está tomando bastante fuerza en las organizaciones, cuyo fin es el incremento de la productividad. En términos simples, a este concepto lo podríamos definir como un esfuerzo adicional por parte de todos los empleados, incluyendo los directivos, para crear un compromiso y una implicación real con la organización, que se genera a partir del bienestar, el entusiasmo y la satisfacción que la compañía les brinde a sus colaboradores.

Para Ramírez, sin embargo, ser feliz también es una tarea del empleado. Aunque las empresas pueden hacer mucho por la felicidad de sus colaboradores, por ejemplo brindándoles óptimos espacios y herramientas de trabajo, ser realmente feliz depende del empleado y de la forma como asuma y aproveche su rol en la compañía. “El empleado debe conocer el propósito de lo que hace la empresa, estar comprometido y desempeñar su labor con excelencia”, asegura.

Las estrategias

La firma Remica, experta en recursos humanos, explica que hay diversos factores que influyen en la gestión de la felicidad, sobre los que la empresa debe procurar los medios y las herramientas necesarias, como la confianza en la compañía, el reconocimiento y las recompensas y la confianza en el liderazgo.

Para ello, es primordial establecer unos objetivos claros para la organización; además, cada colaborador debe saber qué se espera de él, recibir una retroalimentación de las tareas que está desempeñando y conocer su importancia para la organización. Así mismo, debe existir un equilibrio entre el reto profesional al que se enfrenta y sus habilidades para afrontarlo.

Según Santana, el reto es diseñar las estrategias adecuadas para lograr una conexión emocional de los trabajadores con la empresa, con el fin de que se apropien de sus compromisos de la mejor manera y se sientan valorados y tenidos en cuenta por su esfuerzo y dedicación.

De igual forma, la comunicación interna es fundamental para que se sientan involucrados, comprendan la estrategia de ‘employee engagement’ adoptada y se enteren de las medidas, beneficios y actividades que servirán para mejorar su bienestar y satisfacción laboral.

Unos canales y procesos de comunicación de información adecuados permiten la construcción de una red efectiva de participación, colaboración y compromiso entre los empleados, que van a notar la preocupación de la dirección por hacerlos parte activa e importante del funcionamiento de la compañía.

Esta comunicación debe ser moderna, eficaz e interesante, para que los empleados la usen cuando la necesiten. Las redes sociales y los blogs corporativos son alternativas útiles para lograr que la información corporativa, tendiente al mejoramiento del bienestar, la satisfacción y la productividad de los empleados, circule y se difunda correcta y ágil.

Tomar acciones que se adapten a las dinámicas de la organización generará sentido de pertenencia por la compañía. Valorar los esfuerzos, comunicar las decisiones e involucrar a los empleados en los procesos y decisiones serán puntos determinantes para consolidar una verdadera cultura organizacional y apuntalar la efectividad y los beneficios de una estrategia de ‘employee engagement’, concluyen los expertos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad