lunes 21 de marzo de 2022 - 12:00 AM

Equidad de género, la clave del éxito empresarial

Como una oportunidad para aumentar la competitividad y la eficiencia de las compañías, así es como ven los expertos el tema de la inclusión y diversidad de género en el ámbito empresarial.

Un modelo de sociedad más inclusivo, ese es el rumbo que se traza Colombia y el mundo entero. De ahí que cada vez sea más notable la presencia de mujeres líderes y protagonistas en el cambio de pensamiento de diferentes sectores económicos.

Sin embargo, las cifras para el género no son muy alentadoras, ya que fueron ellas las que mayor impacto en el empleo tuvieron. De acuerdo con lo señalado por la OIT, cuatro millones de mujeres no han logrado retornar al trabajo en América Latina y el Caribe tras el impacto de la pandemia.

“Tampoco se evidencian mejoras en el nivel y la calidad del trabajo, encontrando que, en cifras de ONU Mujeres, en la región el 59 % que trabajan están en el sector informal. Por otro lado, tan solo el 6,2 % ha sido la participación de las mujeres en las juntas directivas durante la última década, en países como Argentina, Brasil, Chile, México, Perú y Colombia”, asegura Adriana Solano Luque, presidenta ejecutiva del Consejo Colombiano de Seguridad, CCS.

Gran desafío

Con cifras como estas, uno de los grandes retos de las empresas es promover el empleo y el trabajo decente con un enfoque de género, algunas organizaciones como Colombina ya han empezado con estos ajustes.

“El sector privado está cada vez más comprometido con contribuir al cierre de esta brecha. En Colombina, por ejemplo, contamos con un alto porcentaje de mujeres colaboradoras en nuestra operación. Aproximadamente, el 40 % de las posiciones gerenciales en la empresa son ocupadas por mujeres y en lo que respecta al área comercial, el 68 % de nuestro equipo de ventas son vendedoras”, afirma César Caicedo, presidente de Colombina.

Y es que la brecha de género es cada vez más visible en algunas disciplinas como ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (conocidas como STEM, por sus siglas en inglés), esto debido a que tan sólo el 28 % de las trabajadoras de este sector son mujeres.

“Si bien en los últimos años la cantidad de mujeres desempeñándose en ciberseguridad (ingeniería-tecnología...) aumentó a nivel global, sigue faltando una mayor participación para equilibrar la balanza y que de esta manera se cree un entorno más inclusivo y representativo que inspire a las futuras generaciones de mujeres para ingresar a este campo que promete proyección laboral”, resalta Martina López, investigadora de Seguridad Informática de ESET Latinoamérica.

Beneficios de género

Es de resaltar que dentro de las ventajas de contar con un talento humano diversificado se encuentran el encontrar ideas, percepciones y hasta experiencias diferentes para el sector empresarial, todo un valor agregado que puede llegar a aumentar la productividad y competitividad de las organizaciones, logrando dar pasos agigantados a la innovación y, por supuesto, garantizar el respeto hacia las diferencias e igualdad de oportunidades.

“El liderazgo femenino implica “don de gente”, mantener una buena presencia, tener carisma, buenas iniciativas, construir en equipo y sacar adelante proyectos que generan inspiración. No importa cuál sea el sector económico siempre y cuando tengan las puertas abiertas para agregar valor, ser escuchadas, desarrollar proyectos o programas que agreguen valor a la sociedad e inclusive a través de los cuales puedan lograr un impacto económico y social”, puntualiza Carolina Vélez, gerente Corporativa de Finsocial.

Diversidad e inclusión femenina
Para que las organizaciones abran el espectro a la diversidad e inclusión en los procesos de liderazgo para las mujeres, Carolina Vélez, gerente Corporativa de Finsocial brinda las siguientes recomendaciones:
1. La mentalidad del líder debe ser abierta a la inclusión de género y dar la posibilidad de ocupar cargos gerenciales e inclusive promover proyectos donde las mujeres tengan visibilidad.
2. Desarrollar programas que promuevan la inclusión y agreguen valor a la institución para que ellas tengan una proyección de alto impacto.
3. Involucrarlas en mentorías y procesos de innovación.
4. Ser eje fundamental en el board, ofrecer charlas y lograr un efecto positivo ante los medios de comunicación.
5. Ofrecer alternativas para que puedan co-crear e involucrarse en los diferentes equipos y en escenarios.
dato
En Colombia, sólo el 33 % de las posiciones de tipo gerencial o directivo están a cargo de mujeres, según un estudio de la Superintendencia de Sociedades en 2021.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Paola Reyes Bohórquez

Comunicadora social egresada de la Universidad Santo Tomás. Miembro de Vanguardia desde el 2016, redactora de contenidos especiales para revistas, marketing y temas empresariales.

@paoReyesB

Preyes@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad