jueves 02 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Población con discapacidad sin oportunidad laboral

Un trabajador con discapacidad tiene los mismos derechos y deberes que cualquier otro, por lo que si incurre en causales establecidas en la ley como justas causas, se puede dar por terminado el contrato, sin autorización del Ministerio del Trabajo.

A 2018, en Colombia se identificaron al menos 1’404.108 personas con discapacidad, de acuerdo con el Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad, Rlcpd, del Ministerio de Salud y Protección Social.

En Santander hay al menos 44.820, según los últimos datos de la Dirección de Censos y Demografía del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas, Dane. El 6% de la población colombiana posee algún tipo de discapacidad, de acuerdo con el organismo.

Sin embargo, en materia de empleabilidad el panorama es no es favorable. La tasa de desempleo es del 80%, según el Conpes 166 de diciembre de 2013, lo quel ratifica que las oportunidades son muy bajas.

La inclusión social es sin duda un nuevo foco de atención para lograr importantes avances en materia de empleabilidad, pues como aseguran los expertos, las oportunidades laborales son el mejor apoyo a las personas con discapacidad para mejorar su calidad de vida.

Pero más allá de generar un empleo digno a las personas con algún tipo de discapacidad, dice Yurleidy Urbano Martínez, coordinadora Nacional de Oportunidad laboral de Amigos del Alma, es que los cargos que desempeñen dentro de la compañía tengan impacto al interior.

Según el Dane, menos de 3.000 personas en el país cuentan con un contrato laboral, mientras que datos del Registro de Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad hablan de 165.283 personas. La cifra se mantiene muy baja.

En Bucaramanga, sólo nueve personas con incapacidad intelectual están vinculadas laboralmente, en cuatro empresas nacionales, que inicialmente realizaron vinculaciones en Bogotá y tras su exitosa experiencia los llevó a abrir oportunidades en otras ciudades, según cifras de Best Buddies Colombia (Amigos del alma), fundación que tiene el objetivo es transformar la percepción de la discapacidad intelectual en Colombia.

“En Santander, la empresa local no está abierta a vincular a su fuerza laboral personas con discapacidad, existen vacíos jurídicos, por lo que deciden no hacer contrataciones. Los espacios de participación son escasos, hay barreras actitudinales y físicas que hacen que los índices de desempleo a esta población sean tan altos”, afirma Urbano Martínez.

Sitios adecuados

Las empresas que deciden contratar a una persona en situación de discapacidad deben adecuar la infraestructura de sus instalaciones para brindar espacios accesibles,reduciendo los obstáculos para su desplazamiento y disponer espacios que garanticen el óptimo desempeño de las labores con instrumentos y mobiliarios ergonómicos con una buena distribución del espacio.

Daniel Parra, gerente de Permanent Placement de Adecco Colombia, precisa que “no es posible promover la contratación de personas en condición de discapacidad, sin antes diseñar un plan de formación centrado en dimensionar las implicaciones a nivel legal, técnico y contractual para las empresas, la tarea es acabar con el temor y desconocimiento en las áreas jurídicas y de gestión humana sobre contratar a esta población, esto garantizará que contraten con tranquilidad y con pleno conocimiento de las implicaciones que este proceso conlleva”.

Para Gladys Lopera, directora general de Crac, la razón por la cual muchos de ellos no cuentan con oportunidades de entrar al sector productivo, es porque existe desconocimiento de los empleadores frente a cómo adecuar sus plazas laborales y generar ambientes de trabajo incluyentes.

La Guía Salarial 2019 de la consultora especializada de talentos Hays reveló que el 45% de los empleadores afirma tener programas y políticas de Diversidad e Inclusión, y dentro de este porcentaje y un 47% de ellos poseen programas enfocados específicamente en poblacióncon discapacidad.

“Para poder continuar con el progreso hacia escenarios laborales más incluyentes es necesario que las empresas creen y estimulen iniciativas de diversidad e inclusión, que no solo benefician a los colaboradores, sino que impacten positivamente la reputación de la marca”, afirma Silvana Vergel, directora de Hays ejecutiva.

Un desafío identificado para implementar prácticas de empleo para personas con discapacidades es asegurar la aceptación de los otros miembros de la compañía.

Lista
La firma reclutadora PageGroup identificó lo que ganan las compañías que implementan un programa de inclusión laboral a personas con discapacidad:
1.
Un ambiente laboral abierto a la diversidad, inclusivo y más motivador para su personal.
2.
Mejor reputación de la empresa y su imagen de marca, haciéndola más atractiva a su clientela y potenciales inversores.
3.
Permite aumentar la productividad. Los colaboradores se sienten parte de un entorno en el que es aceptado e incluso apreciado, por lo que su motivación, trabajo en equipo y nivel de compromiso aumentan, y con ello, el logro de objetivos.
4.
Genera sentido de pertenencia y espacios de diversidad, en los que los empleados pueden aportar diferentes puntos de vista, lo que mejora el cumplimiento de metas, sin caer en sesgos corporativos.
Beneficios
Gladys Lopera, directora General del Centro de Rehabilitación Visual Integral, Crac, menciona los beneficios que tiene una empresa que incluye a su equipo de trabajo una persona con discapacidad:
Apertura de nuevos mercados y mejora en el clima laboral. Los empleadores han informado que el trabajo en equipo y la moral de los grupos mejora cuando se vinculan laboralmente trabajadores con discapacidad.
Relación con el Gobierno. Según el artículo 24 de la Ley 361 de 1997, las empresas son preferidas en igualdad de condiciones en los procesos de licitación, adjudicación y celebración de contratos si tienen en sus nóminas por lo menos un mínimo del 10% de sus empleados con discapacidad. Adicionalmente, tienen prelación en el otorgamiento de créditos de organismos estatales, siempre y cuando es-tos se orienten al desarrollo de planes y programas que impliquen la participación activa de personas con limitación.
Beneficios tributarios. En Colombia existen beneficios tributarios para las empresas que contratan a personas en condición de discapacidad calificada por encima del 25%, de acuerdo con la Ley 361 de 1997.
Es importante que las empresas entiendan que la población con discapacidad representa una fuerza laboral que se encuentra bastante desaprovechada, que puede aportar al crecimiento, productividad de las organizaciones
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad