miércoles 27 de febrero de 2019 - 2:00 PM

Realice su radiografía financiera

El proceso consiste en hacer un listado de los activos y pasivos para de esta forma obtener su patrimonio y tomar así buenas decisiones.
Escuchar este artículo

¿Tienes sus finanzas bajo control?, una pregunta muy habitual en la sociedad de hoy. Por ello es fundamental hacerse un autodiagnóstico de cómo funciona ese tema, y ser consciente de qué puede y no pagar, por lo tanto, tener claro los productos financieros a adquirir.

“No hay reglas de oro en el tema, pero la idea es saber qué tengo, cuánto ahorro, cuánto me puedo endeudar, y tomar decisiones sobre dinero”, asegura Leonardo Ospina, asesor financiero.

Los pasos

Y aunque no hay normas estrictas, sí existen algunos lineamientos que se pueden seguir. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Texas, en Estados Unidos, hay algunos indicadores muy básicos que sirven para tener una radiografía de la situación financiera actual.

Liquidez

​La liquidez hace referencia al efectivo que se tiene para pagar nuestras obligaciones y gastos. Se considera que un activo es líquido si puede convertirse fácilmente en efectivo. “El dinero en el banco, por ejemplo, es un activo muy líquido ya que basta con ir al cajero o a una sucursal para tenerlo en efectivo. Un apartamento, en cambio, no se caracteriza por su liquidez ya que deben pasar, generalmente, varios meses antes de poder venderlo y tener el efectivo en nuestra cuenta”, explica el informe.

Un indicador que sirve de ayuda para conocer el nivel de liquidez puede calcularse dividiendo el total de los activos que consideremos que pueden convertirse en efectivo (vender) en menos de tres meses entre el monto total de las deudas (activos líquidos/nivel de deuda).

Se recomienda un resultado cercano a 0.5, si se considera únicamente la deuda de consumo; lo que significa que el total de los activos que podrían convertirse rápidamente en dinero alcanzan para cubrir al menos la mitad de las deudas en un momento dado.

Capacidad de
endeudamiento

Una pregunta con la que se puede evaluar cualitativamente el endeudamiento podría ser: ¿Me endeudo para resolver pequeñas emergencias? o ¿comparo siempre condiciones, tasas y plazos de los créditos antes de adquirirlos, aun si los adquiero por fuera del sistema formal?

Cuantitativamente se podría dividir el total de dinero que se destina mensualmente para pagar las deudas de consumo, es decir, sin considerar crédito hipotecario, de vehículo, o microcréditos para inversión, entre el ingreso mensual (pagos a deudas de consumo/ingresos netos).

​Se recomienda un resultado igual o menor a 0.15; lo que significa que, como máximo, se está destinando un 15% del ingreso mensual al pago de deudas de consumo.

Capacidad de ahorro

Existen dos indicadores que nos permiten medir cuantitativamente el ahorro. El primero resulta de dividir el dinero que guardamos cada mes entre los ingresos mensuales (dinero ahorrado mensual/ingreso neto mensual).

Se recomienda un resultado de al menos 0.05; lo que significa que la persona ahorra al menos el 5% de su ingreso mensual.

También se puede dividir el total de dinero que tenemos ahorrado entre el valor de los gastos mensuales (total ahorro/gastos mensuales).

Se recomienda un resultado cercano a 2.2; lo que significa que se cuenta con suficientes recursos como para cubrir los gastos mensuales por un mínimo de dos meses, en caso de una interrupción en el ingreso.

Para los expertos, el diagnóstico permite claramente definir si no se cuentan con los ingresos suficientes, o si bien hay un rubro en el cual existe un sobregasto, además si se tiene un alto nivel de deuda por la cual se está pagando una suma elevada de intereses, o si bien se cuenta con muy pocos activos.

Planeación financiera
Unido al diagnóstico que le permita tomar decisiones, Asobancaria recomienda algunos hábitos financieros positivos que mejorarán sus finanzas personales:
Presupuestar: llevar una relación clara de cuánto dinero entra a su hogar y cuánto sale es una práctica que le permitirá mejorar el uso de sus recursos. Puede clasificar sus gastos en categorías como educación, vivienda, diversión y transporte, entre otros.
Ahorrar: guarde una parte de sus ingresos para el futuro, así podrá hacer frente a las eventualidades, invertir en sus proyectos o darse esos ‘gusticos’ que merece sin tener que pedir prestado.
Salir de deudas: siempre que tenga un ingreso extra priorice el pago de sus obligaciones; el pagar cuotas de sus tarjetas de crédito, créditos de vivienda, vehículo o estudio, le permitirá ahorrar dinero en intereses.
Invertir: es una excelente forma de obtener más rendimiento por su dinero, eso sí, sometiéndolo a más riesgo. Antes de tomar la decisión sobre algún tipo de inversión considere aspectos fundamentales como: plazo, rendimiento esperado, riesgo, información sobre el modelo de inversión, entre otros.
Planificar: en la mayoría de casos podemos identificar ingresos y gastos que se aproximan, bien sean en el corto plazo, tales como las primas laborales o los regalos navideños; o en el largo plazo, como la jubilación. Tenga en cuenta estos momentos a la hora de realizar su plan financiero, no deje nada al azar o para última hora.
Pagar con tiempo: ser ‘buena paga’ es su mejor carta de presentación en el sistema financiero, no deje el pago de sus recibos públicos o privados para el último día, este hábito lo hace más propenso a entrar en mora o atrasarse con sus obligaciones.
Proteger: nadie tiene el futuro comprado, busque mecanismos que le ayuden a minimizar los impactos económicos de situaciones fortuitas como terremotos, accidentes de tránsito o una enfermedad. Recuerde siempre tener un fondo de emergencias o en su defecto, trate de adquirir un seguro para estos momentos de dificultad.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad