domingo 22 de marzo de 2020 - 12:00 AM

El Anaquel Verde

Escuchar este artículo

El Anaquel Verde nació en marzo de 2017 como un cambio en el estilo de vida de Rocío Vargas y Julián Ferreira, quienes empezaron a cambiar sus hábitos porque creen en la urgencia de apostarle al cuidado del medio ambiente, “si nosotros estábamos en esa onda, tal vez había alguien más que quería empezar a hacer esos pequeños cambios”, señala Rocío.

Fue así como nació la idea, una alternativa de consumo consciente, un espacio para que bumanguesas encontraran productos libres de químicos tóxicos para el cuerpo y el planeta. Después se fueron sumando otros objetivos, no solo dejar de contaminar con las sustancias nocivas, sino reducir en mayor medida las basuras, por eso ahora le apuestan a la venta a granel. “La idea es que la gente traiga su envase limpio, lo podamos reutilizar y así pueda comprar la cantidad que realmente necesita de cada producto”.

Son una empresa multimarca y hasta el momento quieren mantenerse así, porque como señala Rocío, este es un espacio para los pequeños emprendedores del país. “Nuestro objetivo es hacer que los emprendedores que están haciendo estos productos sean visibles. Siempre cuento de dónde vienen porque detrás de cada uno hay gente con conciencia ambiental y ganas de enseñar que el planeta necesita cambios urgentes en nuestros hábitos”.

Algunos productos son hechos acá, otros vienen de Bogotá, Medellín, Cartagena y otras ciudades donde le apuestan al consumo consciente. En el Anaquel Verde los han agrupado en tres categorías: la del cuidado y bienestar personal, que incluye jabones, champú, desodorantes, esmaltes, polvos, hidratantes, tratamientos, aromaterapia y hasta almohadas calientes para los dolores. En la otra categoría podrán encontrar detergentes, lavalozas, limpiadores multiusos y productos para el cuidado y limpieza del hogar.

Y en la última, están los reutilizables, “con esta categoría buscamos que la gente deje de usar desechables, porque al final seguimos generando basura así esta sea hecha con materiales amigable con el ambiente. Se invierten muchos recursos en su producción, para usarlo solo por cinco minutos”. Por esto, tienen cubiertos de bambú, bolsas reutilizables, tulas, copa menstrual y pitillos de acero inoxidable, ente otros.

Rocío Vargas y Julián Ferreira trabajan a diario con un objetivo principal: “Queremos que la gente pare un momento y se pregunte: ¿de verdad necesito lo que estoy comprando o es solo por un impulso? Esto para no apoyar el consumismo desmedido” y, por supuesto, dejarle un mejor planeta a su hijo Esteban.

Si desea conocer más de estos productos, puede hacerlo a través de las redes sociales: @elanaquelverde o visitando la tienda física en Bucaramanga: carrera 36 #36-36 o en Barichara: carrera 7 #6-43.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad