lunes 07 de octubre de 2019 - 12:00 AM

De la consultoría externa al emprendimiento propio

Una maestría fue clave para que una pareja de ingenieros de la UIS, consultores de varias empresas, entre ellas de emprendimientos en etapa temprana, le dieran el sí a su idea de negocio. Así nació hace un año Bouclé, otra apuesta de crecimiento profesional y laboral que hoy comercializa cuatro productos con fórmula propia para el cabello rizado y tiene dos más en camino.
Escuchar este artículo

El deseo de fortalecer el perfil profesional como consultores de diferentes empresas, llevó a Marinelly Bornacelly Barros y a José Ricardo Yancy Avendaño a estudiar el MBA que ofrece la Universidad Santo Tomás de Bucaramanga. Para este ingeniero electrónico el reto era doble pues era adquirir las habilidades gerenciales que su pregrado no le aportó, mientras que para Marinelly, por ser ingeniera industrial, era diferente.

Entre las empresas que atiende esta pareja de ingenieros de la UIS está Suricata, una firma de Bucaramanga que brinda acompañamiento a empresarios, capacitación, apertura de canales digitales y validación de productos o servicios en el mercado. Suricata ha acompañado alrededores de 138 ideas y ha impactado unos 3.000 emprendedores.

Inmersos en el entorno de los nuevos negocios y el emprendimiento, un día Marinelly decidió echar a rodar su propia idea. A falta en nuestro medio de productos nacionales para el cabello afro, libres de ciertos ingredientes que usa la industria cosmética no recomendados, pensó en crear sus propios productos.

Así nació hace un año Bouclé, que hoy cuenta con cuatro productos cuyas fórmulas son creadas, probadas y mejoradas por estos ingenieros, y producidas por un laboratorio en Bogotá.

“Después de que tomamos la decisión de empezar, el proceso se ha dado más rápido de lo que esperábamos. Nos acercamos a un empresario que tiene un laboratorio y al que le prestamos servicios de consultoría, entonces empezamos preguntando por la industria y terminamos en que con él podíamos hacer las primeras muestras de lo que nosotros queríamos”, recuerda Marinelly Bornacelly.

Entre febrero y noviembre del año pasado trabajaron en el desarrollo de productos. Luego de varias pruebas se logró tenerlos listos para el mercado, así que el lanzamiento de Bouclé se hizo en diciembre en una peluquería de Bucaramanga que conoce de cabello afro; también hubo un taller para personas con rizos sobre cuidado, peinado y biología de este tipo de cabello y algunas rifas.

Aunque reconocen que la marca no está creada formalmente, dicen que “como consultores seguimos nuestras mismas enseñanzas para emprendedores en etapa temprana. Nosotros les insistimos mucho en la importancia de validar su idea de negocio... que hay un mercado, antes de incurrir en unos gastos altos; para nosotros parte de esos gastos es la constitución de la empresa”, expresa esta emprendedora.

Incluso, desde Suricata recibieron ayuda para aterrizar el modelo de negocio, validar todo lo que estaba en el papel para que al final funcionara y una consultoría web para que su página www.boucle.com.co fuera una experiencia de fácil manejo para los usuarios.

“Nosotros Ya pasamos la etapa de validación, vamos a cumplir casi un año de tener a Bouclé, ahora sigue la formalización de la empresa, sacar esos dos nuevos productos que ya tenemos en desarrollo y, eventualmente, quisiéramos tener nuestras propias instalaciones para desarrollar nuestros productos”, agrega la ing. Bornacelly.

Y aunque este par de ingenieros tenía muchas cosas a su favor para ponerse el overol de emprendedores, los conocimientos del MBA, cuyo título recibirán en diciembre próximo, también aportaron de manera significativa a esta grata experiencia.

“Gracias a este estudio de posgrado ya tengo más completa mi base de conocimiento y ya puedo aplicar herramientas concretas (construir estados financieros, hacer planeación estratégica y un plan de indicadores, por ejemplo) tanto en Bouclé, mi empresa, como en mi actividad de consultoría; para mí fue una inversión muy buena”, afirma el ing. Yancy Avendaño.

Y para aquellos posgraduados que aún dudan si le apuestan a un emprendimiento, el mensaje del ing. Yancy Avendaño es contundente. “En un posgrado uno se acerca a escenarios donde hay personajes con otras visiones, con otras ambiciones... A veces uno se contagia y se da cuenta de que la posibilidad de crear su propio negocio está mucho más cerca de lo que uno imagina, que es cuestión de decisión y algo de realización, eso te lo da el posgrado”.

Mientras Bouclé sigue comercializándose a través de redes sociales y conquista más clientes en todo el país, se prepara para asistir en la Feria Internacional de Salud y Belleza en Corferias, en un pabellón dedicado al cabello rizado; hace unos meses participó en Valledupar en una feria de la cultura afro.

“Si bien nosotros empezamos el posgrado por otras razones, todo el desarrollo de nuestra idea y toda la decisión de empezar con la empresa la tomamos mientras estábamos haciendo la maestría”: Marinelly Bornacelly.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad