jueves 30 de abril de 2020 - 5:00 PM

La tesis... ¿El talón de Aquiles?

Uno de los momentos más coyunturales durante un posgrado es el del trabajo de grado o tesis, que en las maestrías y doctorados se enfocan en proyectos netamente de investigación. Expertos en el tema aconsejan sobre la mejor manera de abordar esta exigencia académica y no declinar en el intento de obtener el título.
Escuchar este artículo

Hablar de tesis o proyecto de grado es un tema inquietante entre los aspirantes a un título de posgrado, debido a que la producción de este trabajo final puede llevarle horas, meses y hasta años. No obstante, cuando se culmina esta etapa, el resultado es uno de los más gratificantes de la vida académica.

La mejor manera de abordar y realizar la tesis es tener claridad desde el inicio del programa sobre el tema que se va a desarrollar, más si se trata de una investigación; también, contar con un tutor que oriente todo el tiempo el desarrollo de este trabajo y definir las herramientas tecnológicas y metodológicas para su realización.

“Generalmente, quienes deciden hacer una tesis de investigación, entre el 50 y 60% para que llegue a feliz término depende del tutor, que sea idóneo, que haya tenido experiencia en el campo y que conozca el proyecto. Así mismo, contribuye el hecho de contar con una buena infraestructura física, para que el estudiante no se vea truncado en su objetivo”, asegura Jeiczon Jaimes Dueñes, médico veterinario zootecnista y docente investigador de la Universidad Cooperativa de Colombia, UCC seccional Bucaramanga.

Un trabajo de grado de línea investigativa va orientado al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación, por lo que debe dar respuestas a las necesidades de la sociedad, lo que contribuye a la solución de problemas del entorno en cualquier campo de acción. Esto quiere decir que deben tener impacto social y conducir a la generación de nuevo conocimiento, destacan los expertos.

Para el desarrollo de la tesis debe existir un trabajo mancomunado entre la universidad y el estudiante. De ahí que las instituciones cuenten con modelos de investigación que se articulen con los planes curriculares. “De esta forma el estudiante realiza un ciclo de formación en investigación, donde se le imparten los conocimientos básicos para desarrollarla. Esto va seguido de una etapa empírica donde realiza trabajo de campo, y finaliza con la presentación del producto de su ejercicio investigativo”, explica Claudia Patricia Ardila, magíster y coordinadora de la Maestría en Seguridad y Salud en el Trabajo de la Universidad Manuela Beltrán.

Una exhaustiva evaluación

Cuando se empieza a proyectar la tesis lo recomendable es conocer a fondo la temática a trabajar, que el tema sea de conocimiento y gusto para el estudiante, pues de esta manera se sentirá cómodo en trabajarlo. “Lo que se ve es que las tesis que rinden de la mejor manera y las más efectivas son en las que los estudiantes ya han tenido amplia experiencia en el campo que trabajan. Así, si se quiere desarrollar una tesis fluida y sin tener tantos inconvenientes lo adecuado es trabajar en un tema en el que se haya tenido experticia”, manifiesta el investigador de la UCC.

Estos trabajos de grado cuentan con fases de evaluación. Primero, un comité de investigaciones del programa revisa la propuesta inicial; si se aprueba continúa en una fase de desarrollo con el apoyo de un docente asesor. “Este es el encargado de orientar, guiar y evaluar avances; el estudiante rinde informes de avances semestrales que también son evaluados y presenta el informe final que, una vez aprobado por el asesor, se socializa ante la comunidad académica”, explica la Coordinadora de la Maestría de la UMB.

Es de resaltar que la evaluación de la tesis se realiza de manera individual con el objetivo de conocer el desempeño del estudiante, pues el proceso formativo durante el programa también se realiza de este modo, aclaran los expertos.

No obstante, al proceso de sustentación solo pueden acceder quienes tengan el aval del asesor. “En la sustentación se socializa el proceso y los resultados del estudio; en los últimos años lo hemos realizado como un evento interno de divulgación denominado el Salón Ágora”, puntualiza la vocera de la Universidad Manuela Beltrán.

“El momento ideal para escoger el tema a trabajar en una tesis es finalizando el primer semestre, propuesta que es evaluada por expertos. Una vez aprobada comienza la etapa de tutorías y todo el desarrollo con el asesor de la temática planteada”, resalta Claudia Patricia Ardila de la UMB.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad