viernes 24 de abril de 2020 - 12:00 AM

Perseverancia, la ‘química’ de una santandereana en el extranjero para crecer como profesional

Lleva dos años en Francia, a donde llegó becada para estudiar una maestría en una reconocida escuela de ingeniería. Hoy es una de las profesionales al servicio de Axens, empresa donde hizo su práctica industrial. Mariana López Hernández es egresada de la UIS y encontró en las aulas fuera del país múltiples oportunidades para ampliar su perfil profesional.
Escuchar este artículo

Como buena santandereana, Mariana López Hernández es una mujer de determinaciones. Actúa con firmeza, escucha consejos, es analítica y tiene claro su proyecto profesional.

Esta ingeniera química de la Universidad Industrial de Santander, UIS, (2017) es un buen ejemplo de persistencia y disciplina en aras de conquistar una meta. Durante su práctica profesional en la refinería de Ecopetrol (Barrancabermeja) le comentaron del Instituto Francés del Petróleo (IFP), una prestigiosa escuela de ingeniería en Francia.

Eso fue suficiente para indagar sobre la institución, sus programas de estudio, duración y, por supuesto, formas de acceder a estos y costos.

Aunque hay varias modalidades para cursar un máster, hace dos años Mariana obtuvo lo que muchos profesionales desean: una beca. Mariana fue seleccionada por el IFP para cursar la Maestría especializada en ingeniería de procesos y polímeros, cuya duración es de 16 meses.

Sin duda, el dominio del inglés fue fundamental para hacer parte del proceso, idioma que junto al francés hoy domina.

Posgrados: ¿Cómo accedió a la maestría en Francia?

Mariana López Hernández: Durante mis prácticas en Ecopetrol conocí a una amiga quien me comentó acerca del IFP School. Comencé a investigar y encontré varias modalidades para hacer los estudios en el IFP. Por ejemplo, existen becas entre empresas y el IFP que cubren los costos de matrícula del máster y gastos de manutención durante el estudio. Mi beca cubrió 16 meses, diez meses de estudio y seis meses de práctica industrial.

En marzo de 2018 me postulé a través de la página del IFP School con los documentos solicitados y a mediados de julio recibí la respuesta donde me informaron que había obtenido la beca para hacer mis estudios.

P.: ¿Desde lo académico, cuál es el gran diferenciador con nuestra enseñanza?

M.L.H.: “Pienso que hay dos diferencias importantes: la primera diferencia a nivel académico es el hecho de ver la teoría en la práctica. Durante la maestría tuvimos muchas visitas industriales y observamos en tamaño real lo visto en clase. La segunda diferencia es la diversidad cultural. Al realizar proyectos en grupo, compartimos las diferentes modalidades de trabajo según la nacionalidad, diferentes puntos de vista y la forma de resolver problemas”.

P.: ¿En qué idioma se cursa el máster y cuál es la metodología de estudio?

M.L.H.: “En el IFP hay programas en inglés y en francés. El máster que realicé tiene todas sus asignaturas en inglés. La metodología consistía en ver la teoría, evaluarla por medio de exámenes escritos, exposiciones, proyectos grupales y visitas técnicas”.

P.: ¿Cómo fue la experiencia intercultural?

M.L.H.: “Es realmente increíble compartir y aprender de personas de todo el mundo con diversas formas de pensar, de analizar, de trabajar, de compartir sus ideas... Pienso que esto ha sido lo más enriquecedor de vivir en el extranjero... poder hacer una pausa, analizar, comparar, respetar y valorar la diversidad cultural. En otras palabras, el intercambio cultural fue una experiencia única e enriquecedora”.

P.: ¿Cmo profesional, cuál es el valor de dominar otro idioma?

M.L.H.: “El inglés es el idioma que permite abrir más puertas a nivel laboral, especialmente en ingeniería. En el sector del petróleo, el inglés es el idioma que se requiere y en el que se trabaja.

Por otro lado, si hablamos del francés, debo decir que si un profesional desear vivir en Francia el aprender francés es muy importante para el proceso de adaptación e incursión a la cultura.

Por ejemplo, en mi empresa la comunicación es en francés, pero a nivel técnico trabajo en inglés. Claro, podría trabajar y comunicarme en inglés, pero siento que la mejor manera de poder ser parte de la cultura francesa es sabiendo su lengua”.

P.: ¿Cómo se da su incursión laboral?

M.L.H.: El primero de julio de 2019 comencé mis prácticas en Axens, la empresa en la que laboro actualmente.

Como comentaba, por ser becaria debía buscar una empresa para hacer mis prácticas finales. Durante el proceso me asesoré de los docentes del IFP y mi profesora Perrine Babin fue mi mejor consejera.

Axens es una empresa con una diversidad cultural admirable, es decir, me siento en el ambiente intercultural que tanto admiro de mi experiencia en el IFP School. En un día de trabajo puedo hablar inglés, español, francés e incluso intentar hablar en portugués con mis colegas brasileños. Es por esto, que luego de mis prácticas decidí quedarme a trabajar en Francia y en especial en Axens; la oportunidad la busqué, se me presentó y la tomé.

En Axens y en Francia me he sentido muy bien, que a pesar de estar lejos de mis papás y hermano, que son mis seres amados; de mi familia y de mi país que tanto amo, me siento llena y feliz. Sé que ellos me apoyan y de la mano de Dios estaré muy bien”.

P.: ¿Qué consejo da a quienes quieren cursar un posgrado en el exterior?

M.L.H.: “Les aconsejo ser ‘openminded’, tener la mente abierta, que aprendan de la cultura del país donde hagan sus estudios, la respeten y se integren. Que intercambien nuestra cultura y sean buenos embajadores de Colombia.

Es muy importante asesorarse de quienes hayan realizado estudios similares a los que desean hacer: conocer sus experiencias, ventajas y desventajas.

Finalmente, les aconsejo proyectarse y no hacer estudios por hacer”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad