lunes 07 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Una experiencia académica multicultural

El santandereano José Julián Barragán Amado ha estudiado en tres países diferentes a Colombia. En Rusia se graduó en Física, mientras que en España hizo una maestría y en Brasil está terminando un doctorado, siendo becado en dos de estos programas. Este profesional de 32 años compartió cómo ha sido su experiencia de estudiar en el exterior y participar en culturas como la rusa, tan diversas a la nuestra.
Escuchar este artículo

Aunque su vocación inicial parecía ser la Química, y por eso entró a estudiar ese pregrado en la UIS, no pasó mucho tiempo para desistir. Siendo estudiante de primer semestre José Julián Barragán Amado conoció sobre el programa de becas que otorga la Federación Rusa, lo cual despertó en él, dice, una curiosidad que nunca había sentido.

El ejemplo lo tenía en su entorno y eran los profesores de la Escuela de Química. Pensaba que si salía del país algún día podría regresar y ser como ellos. De eso hace ya más de 14 años, cuando la beca a la que se postuló le permitió estudiar Física y graduarse en la Universidad de la Amistad de los Pueblos de Rusia (2010).

“Al llegar a Moscú, los estudiantes colombianos más antiguos nos acogieron y ayudaron en los procesos de matrícula y adaptación en la residencia estudiantil. Al cabo de tres semanas ya había comenzado las aulas de ruso que conforman el primer año de formación para los estudiantes extranjeros. Después de un año, con un ruso muy teórico y menos práctico, dejé la Facultad Preparatoria e ingresé al programa de Física en Facultad de Físico-Matemáticas”, explica.

“La beca en Rusia incluía la vivienda, los estudios y el transporte que está subvencionado para los estudiantes. Sin embargo, la alimentación corría por cuenta del estudiante y tuve siempre la ayuda de mis padres. Moscú es una ciudad muy costosa y para reducir gastos usualmente cocinaba con mis compañeros de habitación o amigos latinoamericanos”, agrega.

Desde ese entonces, este santandereano ha estudiado en el exterior. Luego de cinco años de vivir en Rusia y atraído por seguir creciendo académicamente en un país más cerca de Colombia, se traslada a España. En la Universidad de Barcelona encontró un programa de Maestría en Física de Partículas, que respondía a sus intereses dentro de la Física. Allí, unos profesores le orientaron frente a algunas inquietudes que lo rondaban y decidió entrar al programa. En 2012 recibió el título de Máster en Astrofísica, Física de Partículas y Cosmología.

Cerrado el ciclo en España, José Julián se postula para otra beca, ahora para un programa de doctorado en Brasil, que concede Capes, un organismo brasileño bajo la autoridad del Ministerio de Educación. Hoy está a escasos días de entregar su tesis de doctorado en Física que cursa en la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil) y en la Universidad de Groningen (Países Bajos).

Gracias a esta experiencia multicultural, este profesional de 32 años que domina también el ruso, portugués e inglés, resume su experiencia más enriquecedora fuera del país como “entender que la educación y la investigación generan igualdad”.

A los profesionales colombianos que desean formarse en el exterior en un programa de posgrado, les dice que “lo más importante es tener la posibilidad de ser orientado o trabajar con un profesor que sea referencia en tu área de interés”.

José Julián, un bachiller del Instituto Técnico Superior Dámaso Zapata, está próximo a iniciar un nuevo reto en su vida, ahora desde el rol laboral pues, como dice, “hasta el día de hoy siempre me he desempañado como estudiante”.

La experiencia cultural en Rusia

“Rusia es un país muy diferente, de tamaño continental, con diferentes grupos étnicos, lenguas y tradiciones. Sin olvidar que durante el siglo XX representó una corriente ideológica contraria a la de Occidente.

Moscú fue fundada en el año de 1147 y su arquitectura reflejan no solo majestuosidad, también la valentía de un pueblo que ganó la Segunda Guerra Mundial y llevó al primer hombre al espacio. Tener la oportunidad de vivir allí, experimentar un invierno con temperaturas inconcebibles y noches de cuatro horas en verano, son momentos que marcan tu forma de pensar”.

¿Qué diferencia la academia de cada país donde ha estudiado?

- “En Rusia, la escuela, la tradición, la rigurosidad en cada definición y teorema. No es posible hacer nueva ciencia sin unas bases sólidas en lo fundamental.

- En España, entendí que la ciencia y la academia demandan un compromiso vocacional. Era increíble llegar sábados y domingos a la Facultad de Física y ver los estudiantes de doctorado trabajando, aun cuando el mejor Barça de la historia estaba jugando a dos calles.

- En Brasil, que la educación es el único motor que puede ayudar a progresar un país, cerrando verdaderamente las brechas de la desigualdad”.

“Me encantaría, yo creo que Colombia tiene un potencial científico que debemos construir”, dice este futuro doctor en Física, sobre la posibilidad de vincularse laboralmente en Colombia.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad