miércoles 05 de octubre de 2011 - 10:57 AM

El Capitán Trueno rescata el cine español de aventuras

El Capitán Trueno, la princesa vikinga Sigrid y sus inseparables amigos Crispín y Goliat han cruzado los límites del cómic para devolver el género de aventuras al cine español salvando el Santo Grial de las fuerzas oscuras que pretenden someter la Tierra en tiempos de la III Cruzada.

El héroe de este tebeo clásico, que mantuvo en vilo a los niños españoles durante la década de los 60, revive medio siglo después en el actor Sergio Peris Mencheta, protagonista junto a Natasha Yavorenko, Adrian Lamana y el campeón mundial de lanzamiento de peso Manuel Martínez (Goliat), de la película "Capitán Trueno y el Santo Grial".

El film, de más de diez millones de euros de presupuesto y que se estrena en España el próximo viernes tras ser presentado hoy en Valencia, se aleja del intimismo que caracteriza a muchas de las producciones españolas para rescatar el "sentido del entretenimiento puro" que la mayoría de los espectadores comparte, según ha descrito su director, Antonio Hernández, responsable también de "Los Borgia" o "En la ciudad sin límites".

Desde esta premisa, la película narra el encuentro de Trueno con un anciano moribundo en las mazmorras de una fortaleza, quien le encomienda la misión de llevar el cáliz mágico a España para que pueda ser custodiado por una orden milenaria de caballeros.

El Capitán y su séquito emprenden un viaje en el que tendrán que hacer frente a los "diablos negros" de un señor feudal, desenlace en el que concurren todos los ingredientes del cine de aventuras: acción, humor, amor, amistad, tragedia y épica musical.

La cinta remite, aunque con menos presupuesto y una estructura narrativa también menos solvente, a multitud de clásicos contemporáneos del género, entre ellos "Indiana Jones y la última cruzada", "El Señor de los Anillos" e incluso "Matrix" -cuando Trueno descubre que es "el elegido" y se niega a aceptar su destino-.

"Es la película que me hubiera gustado ver del Capitán Trueno", ha señalado el director, que aceptó este largometraje con un "sí" salido "del quiosco" de su pueblo, y lo rodó sin perder nunca "el punto de vista del espectador", respetando la idiosincrasia del personaje de cómic que crearon Víctor Mora y Miguel Ambrosio.

La producción se inició hace unos cinco años y ha tenido que superar multitud de dificultades de diferente índole hasta llegar a las pantallas comerciales, como el abandono de la actriz Elsa Pataky.

El cine de aventuras, a pesar de que tiene ciertos referentes "obvios" y "taquilleros" como éste, continúa siendo una empresa incierta en España por el riesgo financiero que conlleva y por "una falta de amplitud de miras" por parte de la industria, aunque es un producto "muy demandado", ha argumentado el realizador.

Los directores, además, prefieren filmar "un plano sobre una lágrima" que una lucha de espadas en escenarios naturales que requiere una coreografía de movimientos y catorce posiciones distintas de cámara, añade.

La película, que supone el debut cinematográfico del deportista Manuel Martínez, con un físico muy acorde al personaje, es un "homenaje a los niños de los años 60", pero contiene los elementos necesarios para agradar a la infancia actual, que se sigue "riendo con los tropezones y los tartazos".

Además, esconde una pequeña alusión a la coyuntura actual, en forma de un campesinado que se niega a luchar contra sus opresores. "Ojalá viniera el Capitán Trueno y pusiera a los mercados en orden", anhela el realizador.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad