Publicidad

Cine
Miércoles 30 de agosto de 2023 - 12:00 PM

No puedo rescatar a todos los niños: Timothy Ballard habla sobre Sound of Freedom

Tim Ballard contó que cuando se le ofreció el papel protagónico a Jim Cavizel, él aceptó de inmediato, sin embargo, su esposa temía por su seguridad grabando en Colombia.

Compartir
Imprimir
Comentarios
Para Tim Ballard, “la trata de niños no reconoce fronteras, pero los gobiernos deben hacerlo” a propósito del estreno mañana de “Sound of Freedom” en las salas de cine. Colprensa / VANGUARDIA
Para Tim Ballard, “la trata de niños no reconoce fronteras, pero los gobiernos deben hacerlo” a propósito del estreno mañana de “Sound of Freedom” en las salas de cine. Colprensa / VANGUARDIA

Compartir

Para Tim Ballard, “la trata de niños no reconoce fronteras, pero los gobiernos deben hacerlo” a propósito del estreno mañana de “Sound of Freedom” en las salas de cine. Colprensa / VANGUARDIA

Este jueves, 31 de agosto, será el estreno en las salas de cine de Colombia de la polémica película “Sound of Freedom”, basada en la vida y la labor de Timothy Ballard que ha dedicado su vida a luchar contra las mafias en el mundo que se dedican a las tratas de niños.

Se trata de una tragedia global que en los últimos años no ha parado de crecer. “Un kilo de cocaína lo puedes vender solo una vez, a un niño lo puedes vender más de 15 veces al día por más de 10 años”, dicta su personaje que en la película es interpretado por Jim Cavizel.

“Yo siempre quise ser un papá como el mío, siempre presente, era nuestro entrenador de deportes y estuvo en cada uno de nuestros momentos, pero nunca pude, mi trabajo no me permite estar en casa. Con la película mis hijos entendieron de qué se trata mi trabajo, ahora comprenden por qué he estado ausente”, comentó Timothy Ballard, quien además, es el productor de la película que se grabó en distintas partes de Colombia.

Su historia es inspiradora por donde se le vea. Siendo agente especial para el Departamento de Seguridad Nacional, logró generar operativos qué terminaron en la captura y condena de cientos de pederastas en Estados Unidos, pero no con el rescate de sus víctimas, la mayoría de ellas en países de América Latina, África y Asia.

Eso lo motivó, a unos meses de lograr su jubilación, retirarse de su trabajo, y con el apoyo de su familia, salir a luchar para desenmascarar las organizaciones delictivas que se dedican a este tipo de tráfico humano.

“Por 20 años he estado trabajando rescatando niños y no se hacía nada para abrir los ojos del mundo. Son más de siete mil niños y mujeres en los últimos diez años, desde que dejé mi trabajo con el Gobierno. Sin embargo, es una cifra pequeña porque son millones de niños en esclavitud sexual, laboral o para tráfico de órganos”, continúo Tim.

La película, cómo sucedió en la vida real, llevó a Tim al rescate de un niño de Centroamérica en la frontera de México con Estados Unidos, y saber que su hermana también había sido víctima de este delito.

Las redes de tráfico de niños los solían secuestrar en distintos países de Centroamérica para llevarlos a distintas partes del mundo, como Cartagena de Indias.

De manera independiente y con colaboración de los organismos de seguridad local, logró infiltrarlas, capturar a buena parte de sus miembros, rescatando a cerca de 50 niños y niñas.

Le interesa: ¡Otro récord! “Barbie” se convierte en la película más taquillera de la historia de Warner Bros.

Un delito que en Colombia es tan cruel y cotidiano como en países asiáticos, que el conflicto armado interno recrudece, al ser secuestrados para la guerra o ser violados sistemáticamente por sus cabecillas.

Timothy ha realizado este tipo de operaciones en más de 30 países, porque es un mal global, logrando impulsar leyes en su propio país en contra de quienes trafican con niños y abusan de ellos.

Según Tim, “No puedo rescatar a todos los niños, pero si nos unimos todos, podemos marcar la diferencia. Con los documentales que hemos realizado, y ahora con la película, estamos cambiando la cultura, incluso las leyes. Algunas personas en el Congreso de Estados Unidos vieron la película, lo que los motivó a lanzar propuestas de tres leyes nuevas”.

El sueño de la película nació hace ocho años, y considera, que cada uno de los pasos que han dado, desde la escritura del guión hasta el inicio de su exhibición en las salas de cine de Estados Unidos, ha sido un verdadero milagro, pero empezó a encontrar aliados, personas que se sumaron a la causa, como Jaime Hernández, quien se convertiría en el Productor del proyecto.

“Cuando comenzamos, hace ocho años, pensamos que nadie quería ver una película con un tema tan terrorífico, ningún estudio quería tocar esta película, cuando tuvimos uno, este fue absorbido por otro estudio más grande, que consideró que esta película no encajaba en los parámetros de su propuesta. El camino fue largo hasta que nos encontramos con Angel Studios. Cada paso ha sido un milagro, Dios ha tocado el corazón de millones de personas”, comentó Jaime Hernández.

El objetivo era claro, utilizar el cine como una plataforma, buscar crear una película que hiciera la diferencia, “es una manera de poner la mirada en esta problemática, en sus aterradoras cifras que siguen en aumento”, continuó el productor.

Para Tim, “la trata de niños no reconoce fronteras, pero los gobiernos deben hacerlo. Este caso empezó en la frontera con México, y eso me hizo pensar que debía retirarme del Gobierno, porque con las reglas que ellos manejan, es muy difícil actuar. Debemos luchar contra estas redes, motivar a la realización de más leyes, y en especial, la cooperación internacional”.

De hecho, cuenta Tim, que cuando se le ofreció el papel protagónico a Jim Cavizel, él aceptó de inmediato, sin embargo, su esposa temía por su seguridad grabando en Colombia. Ante esto, Tim convocó a más de 20 de sus compañeros con quienes realizan sus operaciones para que le brindaran la seguridad necesaria y la esposa de Jim aceptó.

Se recomienda: “The Flash”, una buena película con regular taquilla, llega a HBO Max

Con el inicio de las grabaciones en Cartagena, dicho equipo de seguridad desapareció de los sets, tan solo Tim sabía dónde estaban.

“Una noche salieron por las calles de la ciudad. Era un grupo de gringos en sandalias y pantalones cortos, que fueron abordados por personas locales que les ofrecieron todo tipo de servicios. Siendo expertos en detectar las señales en torno a la trata de niños para la explotación infantil, empezaron a ser el papel de turistas. El resultado, en conjunto con los organismos de seguridad de la ciudad, fue la captura de una red y el rescate de un centenar de niños”, recordó Tim.

Una historia de más de dos horas de duración, que hace menos de dos meses inició su recorrido por las salas de cine de Estados Unidos, donde ha sido un verdadero fenómeno en la taquilla. Ahora, llegará a Colombia a partir del próximo 31 de agosto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.

Publicado por Colprensa, Bogotá

Publicidad

Publicidad

Tendencias

Publicidad

Publicidad

Noticias del día

Publicidad