viernes 21 de junio de 2019 - 4:00 PM

Comer de forma saludable no solo depende del tipo de alimentos. Cuando se habla de dietas sanas, el ingrediente infaltable es el pollo, específicamente la pechuga, que se presta para varias preparaciones.

Esta tiene un excelente valor nutritivo. “La pechuga es apetecida en las dietas por su fácil digestión, por ser una proteína saludable y, además, es una carne económica”, explica el chef Álvaro Antonio Velasco Sánchez.

Mantener hábitos saludables no es solo cuestión de estética, sino de salud. Alimentarse bien se ha convertido en un reto debido al ritmo actual de vida, por eso la pechuga es ideal si se trata de preparar un almuerzo nutritivo y rápido.

“El principal beneficio de este alimento es su proteína, que es muy provechosa para el organismo humano. A parte de ser una rica fuente de fósforo y potasio, contiene grasas saturadas, monosaturadas y polisaturadas, estas dos últimas pueden contribuir a prevenir enfermedades cardiovasculares”, agrega el chef y también técnico en cocina.

También le puede interesar: Wrap de pollo con salsa griega.

Este alimento es muy fácil de preparar y los ingredientes para acompañarlos se encuentran en la canasta familiar. Sus preparaciones, por lo general, suelen estar compuestas por arroces, pastas, purés y verduras, y el tiempo de cocción depende de los cortes que sean utilizados.

“La forma ideal de consumirla es horneada o hervida, de este modo no le adicionamos otro tipo de grasa y es más saludable que consumirla freída”, explica el chef Velasco.

La pechuga es una carne magra recomendada en un régimen de alimentación equilibrado. No obstante, cocinarla en aceite no es la forma ideal para consumirla. Un ejemplo es el tan apetecido pollo frito y a la broaster, rico en ácidos grasos, que contribuye a elevar el colesterol y a aumentar nuestro peso.

En la actualidad el tiempo es limitado prácticamente para todo, por eso se busca comer saludable y con preparaciones ligeras. “La pechuga es versátil y rápida de preparar en algunos platos como, por ejemplo, un salteado con pastas y vegetales”, agrega.

Sin embargo, a pesar de ser un alimento sencillo de preparar se debe tener cuidado al cocinarla, porque si no se hace bien y queda cruda, puede generar una intoxicación con la salmonella. El chef recomienda lavar muy bien la tabla donde se pique la pechuga o cualquier carne antes de utilizarla para el corte de otros ingredientes.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad