viernes 06 de diciembre de 2019 - 10:30 AM

Que el exquisito y suave sabor del vino acompañe la Navidad

Escuchar este artículo

El vino es sinónimo de unión, de placer y de buen vivir. Este producto milenario ha sido indudablemente uno de los mejores acompañantes en cenas, banquetes, Navidad, festividades o en reuniones íntimas; es, sin duda, la mejor opción para acompañar un momento especial e inolvidable.

Su textura, particular sabor y cuerpo cautivan los paladares y hacen de esta bebida el invitado ideal en cualquier ocasión, su variedad hace que sea posible encontrar el indicado para acompañar celebraciones como la de fin de año.

“Para mí un vino debe disfrutarse en una buena copa de cristal y a una temperatura adecuada. Algunos vinos se recomiendan consumir directamente desde la botella sin agregar ninguna adición, pues son recetas originarias que tienen denominación de origen y su consumo directo hace que uno pueda percibir sus notas y toda esa magia que trae en las cepas”, explica Camilo Yate Toloza, administrador Skybar del Holiday Inn Bucaramanga Cacique.

Su proceso de fermentación puede durar varios años. Los vinos de crianza pueden consumirse entre los dos y siete años, los vinos tintos entre los cinco y diez años después de su elaboración. Por el contrario, los vinos de reserva y grandes reservas se consumen entre los 10 y 20 años.

Es común encontrar distintas preparaciones para servir esta bebida, puede ser desde un vino caliente, una sangría o a temperatura ambiente; todo depende del paladar y de la ocasión. “También podemos hablar de un vino aromatizado, esta tradicional costumbre es de influencias españolas y en los europeos es muy especial, es un aperitivo perfecto y una buena mezcla para generar un ambiente cálido”, agrega este experto.

Su clasificación puede hacerse por muchos aspectos, pero dentro de las más conocidas están: por su elaboración entre los cuales se destacan vinos tranquilos como blanco, tinto, rosado o vinos especiales; por edad de reposo en bodega como jóvenes, crianza, reserva o gran reserva. Finalmente, se pueden clasificar por su contenido de azúcar y entre ellos distinguimos los secos o los dulces.

Si va a preparar alguna de los siguientes platos en estas festividades de fin de año, tenga en cuenta acompañarlo así: un pescados o maricos con un vino blanco y fresco como un Bordeaux; para carnes rojas, un vino tinto como un Cabernet Sauvignon o Merlot; para pasta y arroz a base de salsas rojas, vino tintos afrutados o livianos como el Gamay, el Beaujolais o el Pinot Noir.

Receta Sangría (Ver aquí)

Para tener en cuenta

Estas recomendaciones del experto en licores le ayudaran a disfrutar de manera diferente una copa de vino.

- Vinos para consumir directamente: Vino blanco fermentado en barrica a 11°C, vino tinto de crianza a 15°C o Vino tinto de reserva a 17°C.

- Vino aromatizado: Un vino Cabernet Sauvignon se aromatiza con dos estrellas de anís, medio trago de limón y de Cointreau. Se puede calentar en horno microondas o bajo el fuego de una llama.

- Sangría: Se utiliza un vino blanco Chardonnay. Se mezcla en un recipiente uchuva en almíbar, manzana y piña picada en cuadros pequeños, zumo de una lima y agua carbonatada. Reserve por unas horas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad