jueves 26 de septiembre de 2019 - 10:49 AM

300 años después, el alma del Bullerengue sigue vivo

En un trabajo de investigación y etnografía, el sello Chaco Music World presenta este disco como un viaje por el Caribe Colombiano para seguir descubriendo el origen de la música tradicional en Colombia.
Escuchar este artículo

Durante 300 años de existencia musical en Colombia y enfrentando la lucha contra sellos comerciales, artistas como Petrona Martínez o Totó La Momposina han sobresalido con su música, llevando a oídos de los colombianos sonidos tradicionales como el bullerengue; un género musical propio de la región del Caribe colombiano, que se escucha mucho en lugares donde el estado ni siquiera ha llegado.

Este año, bajo el sello Chaco Music World, del reconocido productor Manuel García Orozco, fue publicado el disco Anónimas y Resilientes, un trabajo que reúne siete voces femeninas de la resistencia ancestral, mujeres herederas de ancestras dedicadas a cantar este género durante estos tres siglos.

“Petrona Martínez ha estado trabajando con nosotros durante estos diez años. Ella creía que era la última portadora del bullerengue en los Montes de María, que es el epicentro histórico de este género. Hay mujeres más jóvenes incluidas en este género, pero ella creía que no había más señoras de su edad que cantaran. Sin embargo, yo sabía de la existencia de Juana del Toro (San José del Playón), y por eso empecé esta investigación musical”, comentó García Orozco, productor de este trabajo.

Anónimas y Resilientes reúne las voces de Fernanda Peña (San Cristóbal del Trozo), Mayo Hidalgo (María La Baja), Rosita Caballero (María La Baja), Juana Rosado (Evitar), Juana del Toro (San José del Playón), Jaiber Pérez (María La Baja), y Antonio Berdeza (San Cristóbal del Trozo).

300 años después, el alma del Bullerengue sigue vivo

Según el relato de su productor, “solo una de ellas tienen un celular para comunicarse, pero realmente nunca funciona. Son mujeres que viven muy apartadas de la sociedad, pero que tienen un bagaje cultural muy grande. Estas voces se gestaron desde hace 300 años y su contexto histórico es muy importante para el país, a pesar de tener poca visibilidad. Debo decir que artistas como Carlos Vives o grupos como Bomba Estéreo, no existirían sin estas cantadoras”.

En el trabajo discográfico trabajan los percusionistas Guillermo Valencia y Janer Amarís; fue grabado en el estudio de la comunidad en el Palenque y tuvo que superar diferentes obstáculos como la marginación de la región, apagones por inestabilidad de la electricidad y la falta de caminos para poder llegar al lugar.

“Ellas son personas que piensan a partir de su voz. Yo llego y les cuento lo que quiero hacer con el trabajo. El disco tiene el sonido de dos tambores, sus almas y sus voces. No fue difícil para nada llegar a ellas y convencerlas de plasmar lo que han hecho toda la vida en unos micrófonos, a pesar de no haber tocado nunca un escenario o un estudio”, comentó García.

El disco, que es un paquete artesanal hecho a mano y diseñado por Cactus Taller Gráfico, fue nominado a los premios Latin Grammy como Mejor Diseño de Empaque. Además de las actuaciones musicales, el álbum presenta un folleto con la investigación que fundamentó el proyecto y los relatos autobiográficos de cada voz.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad