sábado 03 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Armando Martínez presenta la Batalla de Boyacá, voces testimoniales

El próximo lunes seis de agosto usted tiene una cita con la historia de Colombia en la Academia de Historia de Santander, en la Casa de Bolívar, a las 6:00 p.m, donde el historiador santandereano Armando Martínez Garnica presentará su libro ‘La Batalla de Boyacá, voces testimoniales’, de Ediciones UIS.

Las acciones militares son importantes, pero no hay nada como saber que un padre de Toca, Boyacá, y su familia, fueron una parte tan importante de la campaña libertadora, que sin ellos las cosas para Simón Bolívar habrían sido difíciles.

Este padre se llamó Andrés María Gallo, y cuenta en su testimonio de los hechos que rodearon la Batalla de Boyacá que su mamá, doña Juana Velasco de Gallo, sus tías y amigas del pueblo les dieron ropa y animales a las tropas de Bolívar y celebraron la victoria en el Pantano de Vargas con un banquete proverbial.

Son esos testimonios cálidos y de primera mano los que ofrecen una perspectiva más cercana de este gran acontecimiento de la historia de Colombia, que el próximo martes conmemora 200 años.

Un día antes de este gran evento, el seis de agosto, el reconocido historiador Armando Martínez Garnica presenta su libro ‘La Batalla de Boyacá, voces testimoniales’, de ediciones UIS, y que es una recopilación de documentos, cuadros, imágenes y mapas del Archivo General de la Nación, donde, además, se hace un balance de cuál fue el efecto político de la Batalla.

Son testimonios que al leerlos en conjunto nos dan una imagen de qué fue lo que ocurrió ese mes de agosto, qué es lo que estamos ahora conmemorando en el bicentenario.

“Es bueno que el ciudadano tenga acceso directo a los documentos sin ser mediado por interpretaciones de historiadores patriotas”, explica Martínez Garnica, quien hasta hace pocos meses fue el director del Archivo General de la Nación.

El libro está compuesto por 16 testimonios reunidos, por primera vez, junto a un análisis de los hechos y a las ilustraciones que nos adentran a cada momento de la historia de esta batalla.

“Estos testimonios nunca habían sido reunidos. Y son una maravilla porque es gente que estuvo ahí y mira los acontecimientos desde los dos bandos”, explica el historiador.

Además del testimonio del padre Gallo, también hay reseñas de soldados irlandeses, granadinos, venezolanos y españoles, que “nos dan una imagen muy cercana de lo que ocurrió el 7 de agosto de 1819 y, al final, hago un balance histórico para decir que esta batalla hizo posible un proyecto antiguo de los venezolanos que era construir la república de Colombia”, señala Martínez Garnica.

La importancia de este libro como documento histórico es que nos ofrece una nueva perspectiva de la batalla de Boyacá, una que no solo se refiere a las glorias militares.

“Solamente con los documentos uno siente lo que está ocurriendo porque lo están contando personas que estuvieron ahí y le permite a uno superar las interpretaciones patrióticas que solamente le cantan a la maravilla de los soldados, de los ejércitos”, explica el historiador.

Mario Quiñones fue el fotógrafo escogido para hacer una primera selección de las imágenes, que finalmente fueron escogidas por Nohora Robayo, en ediciones UIS.

El lunes seis de agosto tiene una cita con la historia de Colombia en la Academia de Historia de Santander, en la Casa de Bolívar, a las 6:00 p.m.

Las acciones militares son importantes, pero no hay nada como saber que un padre de Toca, Boyacá, y su familia, fueron una parte tan importante de la campaña libertadora que sin ellos, las cosas para Simón Bolívar habrían sido difíciles.

Este padre se llamó Andrés María Gallo, que cuenta en su testimonio de los hechos que rodearon la Batalla de Boyacá que su mamá, doña Juana Velasco de Gallo y sus tías y amigas del pueblo les dieron ropa y animales a las tropas de Bolívar y celebraron la victoria en el Pantano de Vargas con un banquete proverbial.

Son esos testimonios cálidos y de primera mano los que ofrecen una perspectiva más cercana de este gran acontecimiento de la Historia de Colombia que el próximo martes conmemora 200 años.

Un día antes de este gran evento, el seis de agosto, el reconocido historiador santandereano Armando Martínez Garnica presenta su libro “La Batalla de Boyacá, voces testimoniales”, de Ediciones UIS, y que es una recopilación de documentos, cuadros, imágenes y mapas del Archivo General de la Nación, donde, además, se hace un balance de cuál fue el efecto político de la Batalla.

Son testimonios que al leerlos en conjunto nos dan una imagen de que fue lo que ocurrió ese mes de agosto que es lo que estamos ahora conmemorando en el bicentenario.

“Es bueno que el ciudadano tenga acceso directo a los documentos sin ser mediado por interpretaciones de historiadores patriotas”, explica Martínez Garnica, quien hasta hace pocos meses fue el director del Archivo General de la Nación.

El libro está compuesto por 16 testimonios reunidos, por primera vez, junto a un análisis de los hechos y a las ilustraciones que nos adentran a cada momento de la historia de esta batalla.

“Estos testimonios nunca habían sido reunidos. Y son una maravilla porque es gente que estuvo ahí y mira los acontecimientos desde los dos bandos”, explica el historiador.

Además del testimonio del padre Gallo, también hay reseñas de soldados irlandeses, granadinos, venezolanos y españoles, que “nos dan una imagen muy cercana de lo que ocurrió el 7 de agosto de 1819 y, al final, hago un balance histórico para decir que esta batalla hizo posible un proyecto antiguo de los venezolanos que era construir la república de Colombia”, señala Martínez Garnica.

La importancia de este libro como documento histórico es que nos ofrece una nueva perspectiva de la batalla de Boyacá, una que no solo se refiere a las glorias militares.

“Solamente con los documentos uno siente lo que está ocurriendo porque lo están contando personas que estuvieron ahí y le permite a uno superar las interpretaciones patrióticas que solamente le cantan a la maravilla de los soldados, de los ejércitos”, explica el historiador.

Mario Quiñones fue el fotógrafo escogido para hacer una primera selección de las imágenes, que finalmente fueron escogidas por Nohora Robayo, en ediciones UIS.

El lunes seis de agosto, tiene una cita con la historia de Colombia en la Academia de Historia de Santander, en la Casa de Bolívar, a las 6:00 p.m.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad