sábado 25 de mayo de 2019 - 12:00 AM

Arte Popular y Tejido Social en el VI Salón Bat

Con 30 obras de artistas empíricos de Santander y Norte de Santander, que fueron preseleccionadas por el jurado conformado por Elvira Cuervo de Jaramillo, exministra de Cultura; Eduardo Serrano, reconocido crítico y curador de arte; Gloria Triana, antropóloga y documentalista, ganadora del Premio Vida y Obra 2015 otorgado por el Ministerio de Cultura; y Guillermo Londoño, reconocido artista plástico; se lleva a cabo en el Museo de Arte Moderno de Bucaramanga el IV Salón BAT de Arte Popular.

En esta sexta versión el BAT le rinde homenaje a las Tejedoras de Mampuján, un grupo de mujeres de María la Baja, Bolívar, lideradas por Juana Alicia Ruiz; quienes reconstruyeron el tejido social de su región luego de la violencia con el arte como una herramienta para la reparación, la reconciliación y para construir memoria histórica de su comunidad.

Ana María Delgado Botero, gerente de la Fundación BAT Colombia explicó que “son las mujeres que se unieron después de la incursión de los paramilitares en el 2000. Son mujeres muy valientes. Se quedaron sin nada, sin tierras, sin esposos, sin hijos, pero se unieron para bordar sobre tela y contar sus historias. Es así como comunidad narraron sus historias de esperanza y añoranza”.

Botero añadió que “estamos haciendo con ellas unos talleres de arte y sanación en los municipios más afectados por el conflicto y las ponen a hacer estos tapices tan bellos. La idea es replicar la actividad en diferentes departamentos de Colombia”.

Para esta edición, se recibieron mil 647 obras a nivel nacional y se escogieron 315, entre las cuales destaca la de Sandra Cristina Escudero, con la obra “María Santa”.

“A través de esa fotografía quiero mostrar esos años de experiencia y de su belleza, la que existió en ella, pues fue reina cuando estuvo muy joven en el Centro en Barrancabermeja. Quiero mostrar sus vivencias, su belleza actual, sus alegrías, lo que ella refleja, una mujer incondicional en todo momento, un pilar para la familia”, explica la artista.

Escudero es una artista autodidacta en cuanto al tema de fotografía y su inspiración para este trabajo particular fue mostrar lo que ese rostro dice de la sociedad.

Otro de los artistas seleccionados para exponer su obra es Jaime Alberto Martínez Mogollón, con su obra “Balsa Precolombina”.

“Esta pieza es también el resultado de un pasado y a su vez un presente. Un pasado en el marco de guerra y un presente en el marco de guerra”, cuenta.

Jaime es desplazado por la violencia en Colombia. Renunció a su trabajo en el sector publico luego de estar secuestrado durante 14 horas por grupos armados. Desde entonces, además de trabajar con la herrería, crea obras que “digan lo que muchas veces la historia no puede decir”.

Elvira Cuervo de Jaramillo, exministra de Cultura, explicó cuáles son los criterios que se tuvieron en cuenta para preseleccionar las obras, que serán votadas por el público para aspirar a ser exhibidas en el Gran Salón de Arte Bat en Bogotá: “el artista o los artistas que se presenten no hayan tenido grado en bellas artes tienen que ser artistas empíricos, no académicos. Segundo, es que su obra sea muy creativa y hemos tratado de que sea, además, alrededor de temas colombianos, que refleje lo que somos los colombianos. Para juzgar, la selección de materiales es fundamental. Hay una artista que juega con las lentejuelas, otro con lentejas y tamo.

Por su parte, el curador Eduardo Serrano explicó que “Las obras deben tener un contenido importante, deben decir algo importante para la sociedad, para el ser humano actual y por otra parte, ese contenido lo tienen que transmitir muy bien transmitido. Deben ser elocuentes en su factura y en su contenido”.

La exministra reflexionó acerca de esa marcada lucha entre el arte académico y el arte popular: “ha existido una discusión que ya hace como unos siete años se acabó y sí seguimos creyendo que el arte conceptual, contemporáneo es muy difícil de entender, comprar y de tener en una casa. He sabido que mucha gente joven en Europa se está yendo a los pueblitos a buscar arte popular porque les dice algo”.

Y agregó que “el arte conceptual te presenta en algún momento un hueco en una pared con un ladrillo y eso para una casa, no. Ya hay una conciliación entre el arte conceptual, académico y brillantísimo con el arte propio, autóctono. El arte tiene que perdurar, no puede ser efímero y mucho del arte contemporáneo hoy en día es efímero. Si tu tienes 100 mil pesos no vas a comprar una obra que se te va a derretir al otro día, te vas a comprar una obra que puedas tener en tu sala mucho tiempo. Esto está cambiando”.

Finalmente, Serrano señaló que “el arte popular se ha ido imponiendo porque es un arte que no necesita explicación, la obra te dice todo lo que el artista te tiene que decir. El arte en general está yendo hacia eso. El arte académico trata problemas del ser humano como miembros de una sociedad, mientras que el arte popular trata del problema individual del ser humano y creo que eso ha estado olvidado en la historia del arte”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad