lunes 24 de febrero de 2020 - 11:16 AM

Carnaval con sabor santandereano

Ayer, el Carnaval de Barranquilla se vistió con los colores de Santander, luego de que Corpotygüichá, una joven agrupación artística de Málaga, se tomara la Gran Parada de Tradición y le enseñara a la Costa Atlántica y al mundo, un poco de la cultura de nuestro departamento que quedó expresada en el baile y la celebración.
Escuchar este artículo

Por estos días, las calles de Barranquilla están llenas de color, música, danza, pero sobre todo mucha alegría. La ciudad pierde su ritmo habitual, sus habitantes dejan a un lado sus preocupaciones y ocupaciones para salirse de la monotonía y ‘meterse’ en modo carnaval.

Y es que sí, el Carnaval de Barranquilla, la fiesta folclórica más grande de Colombia, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco, acoge por cuatro días a casi 2 millones de personas, entre locales y turistas de cualquier rincón del país y del mundo.

Con comparsas, bailes, celebración, música y mucha algarabía, la capital del Atlántico se convierte en el escenario perfecto para que, no solo Colombia, sino el mundo entero, pongan los ojos en aquellos profesionales de las artes que constituyen este extraordinario evento, quienes, la gran mayoría, tienen una larga trayectoria y cuentan con un reconocimiento dentro de la organización del carnaval.

Por esta razón, es tan importante destacar el honorable reconocimiento que, desde la organización, se le ha dado a Corpotygüichá, una corporación cultural proveniente de Málaga que, con tan solo tres años de trayectoria, logró ser escogida para participar en el carnaval. De esta manera, el objetivo de mostrarle a la costa y al mundo un poco de la cultura santandereana, se cumplio. Además, este grupo pudo probar que en nuestro departamento la gente también se sabe mover.

Lea también: Los sueños detrás de un puesto de empanadas.

De la montaña a la costa y pa’l mundo

No es usual que una corporación cultural como la de estos jóvenes hubiera ido al gran Carnaval de Barranquilla. A pesar de todo, estos ‘cachacos’ santandereanos, no tuvieron miedo de compartir escena con los grupos artísticos más importantes del país, que en su mayoría han participado en múltiples ocasiones de esta celebración, y que, por otro lado, casi todos son costeños, los que dicen que ‘tienen el sabor’.

“Llegar allá es muy difícil, pero nosotros hemos trabajado con mucho esfuerzo para poder ir, aparte del relacionamiento que tiene nuestro director, Alejandro Serrano. Él es profesional en las artes escénicas, el año pasado fue de manera individual al carnaval, le mostró a la organización la corporación, nuestro trabajo y nos invitaron”, dijo Juan Diego Flórez, vicepresidente de Corpotygüichá en charla con este periódico días antes de partir a Barranquilla.

Así, según contó Juan Diego, de manera muy ‘informal’, como si nada, Alejandro les avisó a sus compañeros que iban a ser parte de uno de los carnavales más importantes del mundo. La alegría fue inmensa, hubo mucha emoción y orgullo, pero después de que las revoluciones habían bajado, apareció la preocupación, pues ahora, este grupo de jóvenes malagueños debía ensayar arduamente para hacer una presentación a la altura, pero sobre todo, debían ingeniárselas para conseguir el dinero requerido para llegar a ‘La Arenosa’.

“La financiación es algo complejo en la cultura, digamos que a mucha gente le gusta, mucha gente quiere aportar, pero una de nuestras metas y logros es que cambiemos la mentalidad de que la cultura es gratis y que también hay que poner. Si usted quiere algo ‘bacano’, ponga algo ‘bacano’”, manifestó Juan Diego.

De esta manera, lo que hicieron fue dividir un presupuesto general para 80 personas con el fin de lograr un precio asequible. No obstante, había que buscar otros recursos, por lo que recurrieron a la Alcaldía de Málaga, que puso su granito de arena, al igual que la Gobernación de Santander, mediante la Secretaría de Cultura y Turismo.

Pero a pesar de eso, todavía les faltaba dinero. De esta forma, empezaron con una plan de patrocinio con actividades, un bazar... en fin, hicieron de todo, porque lo importante era que nadie los bajara de esa nube llamada ‘carnaval’.

“Para poder ir, nos endeudamos, pero no pasa nada. Esa deuda tenemos que suplirla e irla pagando a lo largo del año con nuestras actividades, por eso nosotros resaltamos los servicios que ofrecemos desde la corporación. Brindamos la organización de eventos culturales, asesorías culturales para entidades públicas y privadas, investigación cultural en cualquier territorio y talleres de formación culturales”, comentó Juan Diego.

Le puede interesar: ¿Quiere acampar? Santander es el destino perfecto.

El único ‘paso atrás’ será para bailar

Luego de tanto empeño y sacrificio, Corpotygüichá se presentó ayer domingo en la Gran Parada de Tradición. Desde la 1:00 de la tarde y hasta las 6:00 de la tarde, este grupo de santandereanos se tomaron toda la Vía 40 para bailar, cantar, pero sobre todo, disfrutar, llevar alegría y poner a gozar a los asistentes.

Representaron la cultura de Santander, la identidad de García Rovira. Llevaron el popular torbellino santandereano, un bambuco de la región andina, una rumba criolla neta de Málaga y un paso doble en homenaje al mismo pueblo.

Detrás de todo ese gran show que fue apreciado por locales y turistas, hubo intensa horas de ensayo y esfuerzo, no solo por parte de los niños, niñas, jóvenes y adultos que hacen parte del grupo, sino de los padres de familia y amigos que siempre han estado ahí para apoyarlos y ser ese impulso que casi no se ve.

“Todo ha sido maravilloso, la acogida, la disciplina. Estoy feliz porque esto es una motivación para que, como mamá, uno siga apoyándolos. El ambiente de carnaval es bastante exigente, pero con el tiempo que han dedicado a ensayar, yo sé que nos van a a acoger de la mejor manera”, manifestó Gerly Niño, madre de una pequeña de 9 años que es miembro del grupo.

Así, sin importar el drástico cambio de temperatura, los kilómetros, ni el tiempo que permanecieron bailando, este equipo y esta familia cultural estuvieron dispuestos a dejar el nombre de nuestro departamento en alto, que no solo estuvo impreso en los colores de sus trajes, ni en los ritmos de su danza, lo llevaron en cada uno de sus corazones, esos que se emocionaron ante el sonido de los aplausos y la música, que se hincharon de felicidad y orgullo cuando cada uno de ellos estuvo ahí, haciendo lo que amaban, cuando llenaron el gran Carnaval de Barranquilla con puro sabor santandereano.

Además: Heladas en Berlín, Santander: Sueños bajo cero.

Sobre el nombre

Corpotygüichá viene de la palabra ‘corpo’, que significa corporación y cuerpo, y ‘Tygüichá, que es una expresión guane que significa “hombre y mujer en creación constante”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad