sábado 30 de mayo de 2009 - 10:00 AM

Confrontación Escultórica

Fueron los conquistadores españoles quienes descubrieron las tumbas indígenas y procedieron a saquearlas, ya que su interés primordial radicó en el oro que allí encontrarían.

En la elaboración de los diversos objetos ornamentales, ceremoniales o utilitarios, los nativos utilizaron la talla en piedra, concha y hueso, así como la cerámica. Los objetos fueron sencillos y elegantes en el diseño y en lo escueto de las formas. Estas fueron las primeras formas escultóricas que tomaron cuerpo en los genes que pasaron de generación en generación. Años más tarde, los misioneros españoles empezaron a trasladar grandes cantidades de imágenes religiosas escultóricas y pictóricas desde el continente europeo hasta el americano recién descubierto.

'El camino estaba aparejado para la eficacia de su ingente obra ya que la cultura de los pueblos aborígenes conquistados era también icónica y, en general, eminentemente plástica', apunta Luis Alberto Acuña. Y así, los criollos recibieron la fuerte influencia del arte europeo en la escultura y la pintura, y lograron una mezcla estética que fue definitiva en el desarrollo del arte colombiano.

Con el correr del tiempo y frente a la apatía y la despreocupación oficial, los artistas que recibieron la tradición y se dispusieron a imponer principios vanguardistas tuvieron una labor penosa, aguerrida y tenaz. En el gran Santander, ellos fueron los mantenedores de la tradición e incubaron, cada uno a su manera, las ideas de la transformación. Mario Hernández Prada logró elementos de cambio más visibles y los engranó en el movimiento estético santandereano.

Pero fue Eduardo Ramírez Villamizar quien rompió definitivamente los cánones preestablecidos y consiguió un lenguaje que de alguna manera rescató la semilla dejada por los nativos conquistados. Y cronológicamente fueron sucediéndose los intentos, algunos con éxito, otros no, de artistas que incursionaron en la escultura e irrumpieron con la técnica y dedicaron su tiempo y quehacer estético a las tres dimensiones.

Algunos se consagraron, cada uno con distintos soportes como escultores, tanto en el ámbito nacional como internacional, y otros sobresalieron en su intento por lograrlo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad