sábado 31 de agosto de 2019 - 12:00 AM

El conde de Chuchicute será llevado a la T.v. en producción santandereana

“El juicio del Conde” es la serie ganadora de la Convocatoria para series de ficción 2019 que auspicia la Autoridad Nacional de Televisión y está hecha con talento santandereano. Mario Mantilla Barajas, Luis Fernando Orduz, Editson Chacón y Toto Vega son sus creadores.

Recibió siete tiros del administrador de una de sus fincas, perdió un ojo tras un intento de suicidio, fue un prominente empresario del café, un viajero incansable, el hazmerreír de los cachacos en los primeros años del siglo 20 y, finalmente, fue asesinado por su mayordomo con 17 puñaladas.

Esta es la singular historia de José María Rueda y Gómez, conocido como el Conde de Cuchicute y protagonista de la serie de ficción “El Juicio del Conde”, que fue elegida como ganadora de la Convocatoria para series de ficción 2019 que auspicia la Autoridad Nacional de Televisión .

La serie es una creación santandereana de pura cepa: Mario Mantilla Barajas, reconocido director santandereano, el productor de cine y T.V. Luis Fernando Orduz, el Comunicador y asesor de imagen política, Editson Chacón, y el actor y director del Festival de Cine Festiver, Toto Vega, se sentaron a charlar una lejana tarde de 2014 mientras filmaban “Pienta”, otra serie que “desempolva” la historia de la región y que fue dirigida por Mantilla Barajas.

Y de esta charla surgió la idea de contar la historia del particular conde que, de hecho, sí era un conde: obtuvo su título nobiliario tras participar en la batalla de Cavite, en Filipinas, a finales del siglo 19.

“La idea me interesó porque hemos escuchado varias anécdotas sobre José María Rueda, quien vivió entre San Gil y Socorro, algunas de ellas alocadas, excéntricas y hasta dramáticas, que mezclan momentos reales con toques de fantasía”, explica Mantilla Barajas.

Editson Chacón consiguió la tesis doctoral de Juan Camilo Rodríguez llamada “El Solitario” y que relata la vida del Conde de Cuchicute: “después de leérmela adapté un momento que consideré clave para entender al personaje, el juicio que entabló contra su hermano Timoleón con el fin de recuperar los bienes que años atrás le había cedido a cambio de una pensión vitalicia. Nuestro relato es contado en el productivo pero conflictivo encuentro con el periodista de crónica roja Ximénez, días previos a la segunda instancia del juicio”, explica el director.

Una charla con Mario Mantilla Barajas
¿En qué consiste la Convocatoria de la ANTV?
Mantilla Barajas explicó que el gobierno nacional tiene un fondo para el desarrollo de la televisión, en especial la pública y que distribuye cada año la Autoridad Nacional de TV entre las propuestas de los canales públicos y una parte se destina a proyectos de productoras independientes.
Como este año se aprobó una nueva ley de convergencia digital que cierra la Antv y pasa el Fontv al Fontic, la convocatoria que ganó “El Juicio del Conde”, fue la última en su género.
¿Qué viene ahora para el proyecto?
Los creadores de “El Juicio del Conde” tienen cuatro meses para realizar la serie de ocho capítulos de media hora. En ese tiempo deben escoger el casting (selección de actores), el scouting (escoger locaciones), ensayar y definir logística para entrar a grabación durante 20 días.
Seguirá la banda sonora y los efectos visuales, además de la colorización y masterización final.
La serie contará con actores de la talla de Jairo Camargo, Toto Vega, Nórida Rodríguez, Julio César Herrera, Juliana Poso, Walter Ardila, Jairo Rizo, Libardo Villamizar entre otros.
¿Cómo ve la producción independiente en Santander?
“La veo con mucho optimismo pues desde las bases se está logrando un proceso de formación en todas las áreas de la realización que ha permitido a varios jóvenes ganar convocatorias, becas y recursos para cortometrajes y a algunos profesionales con experiencia figurar en cine y televisión.
Santander además ofrece por su exuberante geografía e infraestructura hotelera, un escenario propicio para locaciones cinematográficas, respaldadas por la calidad de técnicos, artistas y profesionales de lo audiovisual.
Además, los Festivales de cine como el Fcis en Bucaramanga y Festuver en Barichara, así como el canal TRO se han convertido en plataformas de difusión de varias de esas producciones.
Quizás el único sector que falta por engranar es el de la financiación privada pues los empresarios desconocen la exención de impuestos que otorga la ley de cine a quienes apoyen iniciativas de este tipo y no sólo eso sino el gran aporte que harían al facilitar que nuestra cultura se vea reflejada o reinterpretada en productos audiovisuales de trascendencia nacional e internacional.
Hace poco alguien nos escribió en Facebook agradeciéndonos por “desempolvar la historia de Santander” y eso es algo que motiva a seguir adelante”.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad