sábado 07 de marzo de 2009 - 10:00 AM

El Teatro es el Arte del Futuro

Para el maestro García, una escuela de teatro en primer lugar debe asumirse como un centro de estudios artísticos y no como una institución de enseñanza de un oficio o de un quehacer.

Porque habitualmente se confunde la enseñanza de alguna disciplina cualquiera con el aprendizaje del arte, y entre estos dos hay una enorme diferencia.

En una ciudad como la nuestra, en donde se carece de espacios de formación teatral académica, es de suma importancia la organización de estudios a este nivel sobre el arte escénico; y más aún cuando sus invitados son de carácter nacional o internacional. Estas iniciativas privadas deben ser apoyadas pues ayudan al desarrollo del arte escénico de nuestra región.

Sobre la Formación Teatral


En los últimos tiempos, acerca del estado del arte en nuestros departamento y ciudad, se han realizado foros permanentes, discusiones y mesas de trabajo, entre otras actividades innecesarias, para diagnosticar lo ya diagnosticado. Creo que es hora de que miremos los claros ejemplos de eficiencia  e idoneidad dados por el Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogota IDCT que, en Convenio con la Universidad Distrital de Bogotá, hacen posible la existencia de la Academia Superior de Artes de Bogota ASAB. 'El no contar con espacios físicos de formación, creación y experimentación anquilosa el desarrollo cultural y artístico de una región', comenta Santiago García.

Nosotros podríamos, allí en el Centro Cultural del Oriente, si hay voluntad política, lograr que funcione nuestra academia superior de artes de Bucaramanga, o como la quieran llamar los burócratas de turno; pero que se concrete en un proyecto serio y vital para el desarrollo artístico y cultural de la región, ahora que se habla de internacionalizar nuestra ciudad y su cultura derivada; y no que el Centro Cultural del Oriente derive en un elefante blanco o en una vitrina comercial más, de las muchas que ya existen. 'Las buenas experiencias pedagógicas en el arte hay que saber asimilarlas; asimismo, ajustarlas a una realidad especifica y contextualizarlas, según el entorno', dice el maestro García.

De otra parte, y sobre el mismo tema, los pocos teatros que existían para las artes escénicas se siguen convirtiendo en bombas de gasolina, en parqueaderos, púlpitos para pastores de sectas diversas y más centros comerciales (vitrinas). 'No sólo de pan vive el hombre’; por ello es importante crear espacios de formación, de creación e investigación, presentación y representación artística, del cultivo de las artes en general, para que las regiones tengan un polo de desarrollo artístico y cultural', afirma el maestro Santiago García.

En Bucaramanga y el oriente colombiano en general se carece de escuelas y universidades que ofrezcan la formación en artes escénicas (teatro, danza, títeres, narración oral, pantomima, etc.). Esto es un gravísimo problema a corto y a largo plazos, ya que las nuevas y las viejas generaciones no cuentan con un espacio de formación permanente en donde poder desarrollar una tradición del arte escénico regional. A algunos los deslumbra el mundo de la televisión. Con esa premisa se van muchos jóvenes a Bogotá, a un medio competido; algunos lo logran, otros tantos no, y deviene en frustración. Pero la actuación es algo que va mucho más allá de la televisión, un medio de expresión, un lenguaje especifico de la relación actor – cámara; importante, pero no el único.

Es muy importante que existan escuelas de formación en artes escénicas, pues allí está el semillero para crear y conservar una tradición artística, que pueda permanecer en el tiempo y en el espacio; es decir, de crear y consolidar una tradición artística y cultural, porque el teatro nunca dejará de existir. Aunque suene paradójico, este arte antiguo es también el arte del futuro.  

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad