miércoles 03 de marzo de 2021 - 12:00 AM

Elsa Punset presenta en “Fuertes, libres y nómadas” las reflexiones que necesitamos hacer en la era “postpandemia”

Escuchar este artículo

Elsa Punset presente en “Fuertes, libres y nómadas” las reflexiones que necesitamos hacer en la era “postpandemia”

Si existiera la máquina del tiempo o la posibilidad, de alguna manera, de escoger la época en la que le gustaría vivir... ¿cuál sería? ¿Querría regresar a la época de los grandes faraones? ¿O le encanta el misterio del siglo XIX? ¿Quizá querría vivir en los “locos años veinte” del siglo pasado?

Y si usted fuera mujer, una persona con una orientación sexual o identidad de género diversa, afrodescendiente... ¿consideraría que ésta sin duda, es la mejor época que está viviendo?

Puede que, a causa de la pandemia, no estuviera tan seguro o segura en afirmar que sí, que esta es su época preferida.

Pero en el libro “Fuertes, libres y nómadas: Propuestas para vivir en tiempos extraordinarios”, de Elsa Punset, descubrirá que con las claves suficientes puede afrontar estos momentos difíciles por cuenta de la COVID-19 y que, quizá, lo que viene será mucho mejor de lo que hemos vivido.

Eso sí: si estamos dispuestos a cuidarnos como sociedad y a cuidar de la naturaleza.

Punset afrontó la pandemia escribiendo un libro y aprendiendo a convivir con una hija adolescente ya que estaban las dos juntas gran parte del tiempo.

“Creo que es una oportunidad extraordinaria para hablar de qué necesitamos para enfrentarnos circunstancias difíciles y qué podemos aprender de estas circunstancias. De eso va el libro”, explicó la filósofa en una charla con Vanguardia donde nos contó acerca de “Fuertes, libres y nómadas”, de lo que para muchos serán los próximos “locos años veinte” del siglo XXI y de la importancia de ser positivo en estos tiempos.

¿Cómo impactó en usted la pandemia?

“Mi forma de trabajar cambió por completo porque era viajar y hacer charlas en público y eso es lo que a mí me gusta: hablar con la gente. De repente me encontré sola en casa con mi familia, lo que me hizo plantearme qué necesidades reales tengo, porque vivía de determinada manera, en una casa más bien pequeña, alejada del mundo natural, siempre viajando, siempre cansada. Siempre con algo que hacer, una agenda de la que no podía escapar.

“Nos hemos encontrado en el mundo entero con esta sorpresa de que nada es inevitable, de que las cosas importantes a lo mejor no son las cosas a las que dedicamos nuestra vida, el tiempo para las relaciones humanas, para pasar con nuestros hijos, el tipo de relación que queremos tener con la naturaleza.

“Por otra parte me hizo pensar en qué herramientas, recursos, necesitamos enseñar a nuestros hijos para enfrentarse a problemas reales como los que estamos viviendo ahora. Esto está removiendo nuestra forma de vivir, nuestra forma de educar, nuestra forma de trabajar.

“Así que una de las cosas que yo recuerdo en el libro y que creo que no podemos olvidar, sobre todo en tiempos que yo llamo “tiempos extraordinarios”, es que esta es la mejor época que nos podría haber tocado para vivir.

“Ha sido muy especial también la sensación de hermandad que nos ha dado esta vacuna, de que todos somos iguales, somos vulnerables. Y hasta qué punto necesitamos de este concepto de la “cuidadanía”, en vez de una ciudadanía. Nos vamos a convertir en una “cuidadanía” vamos a poner en el centro Las de la sociedad valores que a lo mejor habíamos dejado de lado”.

En su libro “Fuertes, libres y nómadas” menciona que su padre era un optimista consumado y que en este momento es lo que necesitamos, ¿qué tanto puede aportarnos el optimismo en estos tiempos en los que muchos perdieron su empleo, enfermaron?

“Lo que necesitamos es una epidemia de optimismo. Cuanto más difíciles son los tiempos, el optimismo lucha contra la codicia, el cinismo, la resignación.

“En el libro defiendo que el optimismo no es una emoción. Hay muchas personas que me dicen: oye, cómo voy a estar optimista si no puedo pagar el alquiler, si estoy triste, preocupado. Y es que no tiene nada que ver el optimismo con el alquiler, que tampoco se va a pagar con pesimismo.

“El optimismo es una actitud. Las personas optimistas se ponen manos a la obra frente a los problemas, se enfocan en encontrar una salida y hoy es una época excelente para decir: bueno, qué recursos tengo. Uno de ellos, desde luego, es trabajar este optimismo”.

En su libro habla mucho de la importancia de subvertir el tema de la edad, algo que no hemos comenzado a abordar todavía, principalmente en el caso de las mujeres, duramente juzgadas de acuerdo con su edad...

“Los humanos tendemos a cargarnos de prejuicios, entonces dividimos el mundo en buenos y malos, siempre con ese cerebro que tiene este sesgo de supervivencia y, evolutivamente, no hemos cambiado mucho.

“Hace apenas 100 años vivíamos muchísimos menos y una mujer a partir de los 45, 50 años estaba muy cercana a ser irrelevante. Un hombre también, pero la mujer ha tenido una carga, como todos sabemos, superior en ese sentido.

“Nos encontramos ahora con que hemos vivido con este “edadismo”, que estamos luchando contra los grandes prejuicios, contra el racismo, el sexismo, pero no hemos empezado a luchar contra el “edadismo”

“Categorizamos a las personas por su edad y los jubilamos, de alguna manera, antes de tiempo. Creo que nos vamos a encontrar, en un momento dado, en el que no será legal preguntar a la gente qué edad tiene.

“Esta idea de que te categoricen y decidan cómo vas a vivir en función de tu edad va a ser ilegal. Estamos cerca, además, de llegar a ese momento en el que nos vamos a enfrentar ese prejuicio con el que llevamos siglos viviendo y es muy emocionante pensar esto.

“Estamos llegando a la conclusión de que todos a cualquier edad y en cualquier condición tenemos algo que aportar al colectivo así que yo creo que va a ser liberador que es una de las grandes mejoras que nos esperan a las próximas dos o tres décadas”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad