jueves 06 de octubre de 2022 - 4:01 PM

“Emociones bloqueadas y Cáncer de seno”, una exposicón de Milena Montealegre en el “Mes Rosa”

La artista y coach en salud mental, Milena Montealegre McMichen presenta del seis al 24 de octubre, en el marco del “Mes Rosa” a favor de la prevención del cáncer de seno su exposición en el Centro Comercial Andino.

La exposición busca mostrar una posible causa emocional, además de las causas físicas, que contribuyen al desarrollo del cáncer de seno.

La artista tomó como base el torso de 15 mujeres con este diagnóstico a través de su testimonio en objetos artísticos. Su objetivo, es generar reflexión en cada espectador (a) sobre el estado de su salud mental hoy y ahora y su calidad de vida.

El proyecto inició en febrero de este año con charlas en Igtv con expertos de diferentes países dirigidas a mujeres con cáncer de seno y a sus cuidadores “generando espacios libres de machismo”, como señala el comunicado de prensa de la exposición.

También se indica que “la segunda fase, fue la investigación e interacción con las mujeres a quienes enyeso y posteriormente la producción del objeto artístico creando una apropiación de su testimonio de vida. La tercera fase, se desarrolló en septiembre realizándoles una entrevista a cada una de las quince mujeres para que el público a lo largo de la Exposición identifique a quienes estaban detrás del objeto artístico, ya que el cáncer no diferencia edad, raza, estrato social y menos credo religioso”.

El 24 de octubre se hará un homenaje a cada una de las Mujeres entregándoles su obra.

Vanguardia habló con la artista acerca de su exposición, de cómo influyen las emociones en el cáncer de seno y del arte como herramienta de sanación.

¿Cómo nace la idea de hacer esta exposición?

“He realizado varias exposiciones como artista independiente que son campañas de prevención frente a la salud mental de la mujer. Después de la cuarentena tuve muchos pacientes que me comentaron sus estados de salud, los diagnósticos, los conflictos emocionales de pareja y lo que generó la cuarentena frente a la violencia doméstica y la crisis económica. Esto que generó a muchas personas diferentes tipos de cáncer y debido a eso decidí hacer la exposición, para que seamos conscientes de la importancia de gestionar las emociones”.

¿Cómo se vinculan esas emociones bloqueadas con el cáncer de seno?

El tratado Neiki, de que data 2700 años antes de Cristo, resalta la importancia de no tratar la enfermedad, sino tratar a la persona. Este tratado concluía que no hay enfermedades sino enfermos y Platón decía que no se debe intentar de ninguna manera curar el cuerpo sin tratar el todo, que no se debía intentar curar el cuerpo sin tratar el alma.

Desde esa perspectiva la Biodescodificación y la nueva medicina germánica se habla puntualmente de que en el momento en que nos coge ese ‘bioshock’ muchas personas, lo asumen en silencio. De acuerdo con el Foco de Hamer (basados en la teoría de Ryke Geerd y que pueden ver a través de un TAC cerebral) se ha identificado en estas mujeres (las que padecen cáncer de seno), normalmente han vivido diferentes tipos de violencias de género y han reprimido sus emociones las emociones de baja frecuencia tóxicas como rabia, resentimiento, rencor y tienen dificultad para expresarlas.

Son causadas por la falta de cierre de ciclos: el rechazo a realizar un duelo, la falta de perdón, están buscando la aprobación y hay una percepción de carencia afectiva, la sensación de soledad, sentirse poco amadas por su familia, poco valoradas por el ambiente. Y va aumentando poco a poco hasta que la persona definitivamente se siente anulada y somatiza. El cuerpo susurra de a poquitos y como vivimos en piloto automático, no lo escuchamos hasta que nos manda a la cama con un diagnóstico de estos”.

En la imagen se puede apreciar el yeso con la base del torso de una mujer que ha padecido cáncer de seno y su abordaje artístico posterior. En la gráfica se aprecia los torsos de yeso de Gloria, Juliana, Angélica y Luz Marina e intervenidos por Milena Montealegre McMichen. Foto suministrada/VANGUARDIA
En la imagen se puede apreciar el yeso con la base del torso de una mujer que ha padecido cáncer de seno y su abordaje artístico posterior. En la gráfica se aprecia los torsos de yeso de Gloria, Juliana, Angélica y Luz Marina e intervenidos por Milena Montealegre McMichen. Foto suministrada/VANGUARDIA

¿Cómo se vinculan los materiales de las obras de la exposición con este concepto?

Tengo una técnica mixta de bricolaje donde comienzo principalmente a inyectarles el torso. El yeso es un material frágil, que requiere de cuidado, de suavidad. Las mujeres somos fuertes, resistentes al dolor. Ver las mujeres y cómo han manejado estos tratamientos tan fuertes, las quimio, radio, cirugías y todas las implicaciones que tiene a nivel emocional y familiar. El cáncer no es solo de ellas, toca a todas las personas que las rodean, está muy vinculado con lo que queda detrás, con esa fragilidad emocional de hay momentos de querer hablar, de estar en silencio, oculta, y por eso están tejidas con lentejuela, cabuya.

Utilizo materiales muy delicados que son muy vinculantes a la mujer como la lentejuela, el canutillo, las cintas, el encaje y el color, porque una persona que vive un diagnóstico tan fuerte como este vive en el presente, valora el día, una conversación y viven en gratitud constante y permanente.

Hay pacientes que he tenido que desafortunadamente dicen no quiero más el cáncer. Y claramente se van. Una cosa es tener un tratamiento médico con todas las de la ley y sus quimio, las radios en horas correctas, en los tiempos correctos, pero si la actitud de la persona es de no quiero estar más en este plano, no hay absolutamente nada que hacer, ayudarle a fallecer, a que se perdone, a que sane.

Pero la persona que quiere seguir viviendo, que ama la vida, que tiene entusiasmo, una motivación, un hijo que la rodea, que tiene algo que la motive, es una mujer que quiere luchar por su vida. Entonces, por eso es el color.

Son obras delicadas, no pesan mucho, opuesto a lo que es la mujer: las mujeres somos fuertes, somos tan valientes como decidamos serlo y muchas de ellas dicen eso en las entrevistas: no sabía que era tan fuerte. Algunas decían: el cáncer me enseñó a vivir, me dio la oportunidad de volver a nacer.

“Emociones bloqueadas y Cáncer de seno”, una exposicón de Milena Montealegre en el “Mes Rosa”

¿Cómo el arte puede ser una herramienta importante para hablar sobre este tipo de temas?

El arte lo trabajo principalmente como terapia. Cuando trabajo en terapia con mujeres víctimas de violencia lleva a la sanación, a la reflexión, a identificar una serie de creencias, hábitos, rutinas que no nos permiten volar, sino arrastrarnos. Está mi corazón hablando porque mi mente está en silencio. Está concentrada. Como cuando hacemos un mandala concentradas en hacer la línea perfecta, en colorear mientras el corazón me va hablando.

Cuando ves una obra y generas tu propio concepto de acuerdo con tu experiencia, creencias, programas mentales y emocionales va a impactar de diferentes formas. Hay obras, por ejemplo, que para una persona puede estar hablando de muerte y para otra está hablando de vida. Cuando hay un texto ya alineas más o menos hacia dónde quieres llevar al espectador.

El arte es la oportunidad de parar, de no tener que continuar con la rutina diaria, sino que te descansa el color, la textura te lleva a hundirte en tu ser porque necesitamos ese momento de desprendimiento con el piloto automático, con la rutina de la responsabilidad. El arte te conecta con el corazón.

Si no gestionamos las emociones, si nos quedamos estancadas o bloqueadas en el fallecimiento de alguien, en una crisis económica, en un problema, en el síndrome de vacío vamos a somatizar.

Según la Organización Mundial de la Salud, el 95% de las enfermedades son psicosomáticas, el 3% son genéticas y un 2% de otro tipo, pero si sabemos que las enfermedades son mentales donde hay que trabajarlas es en la mente, en nuestro corazón, eso es supremamente importante: ser coherente con lo que queremos y nos sentimos bien.

Escucharnos, sacar el tiempo para nosotras parar creer en nosotras, para crear nuestra realidad y dejar de buscar la aprobación”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad