jueves 14 de octubre de 2021 - 12:00 AM

Encuentro de Coleccionistas en la Casa del Libro Total

Este sábado, desde las 2:00 p.m., se realizará el X Encuentro Nacional de Coleccionistas en la Casa del Libro Total.
Escuchar este artículo

El evento tiene como tema principal un homenaje al reconocido Lelio Olarte Pardo, compositor de la Guabina Santandereana, así como a Gabriel Rueda Cordero y Rafael Jaimes Villamizar, grandes referentes en cuanto a colección de discos en el país.

El encuentro de coleccionistas es organizado por la Fundación de Coleccionistas de música vieja Lelio Olarte, dirigida por Omar Mateus.

“Participarán coleccionistas de 11 ciudades, quienes harán homenaje a géneros musicales como el bolero y el tango”, explica Mateus.

Mateus cuenta que “las grabaciones y las reproducciones fonográficas del disco en su formato a 78 revoluciones se inician a comienzos del siglo pasado y es ese disco en pasta, a 78 revoluciones, lo que nosotros coleccionamos”.

En el evento también participarán países como Chile, Argentina y Brasil, desde donde avezados coleccionistas de estos discos clásicos enviarán música colombiana que causaron furor en su momento y en esas latitudes.

Omar Mateus ha coleccionado discos desde 1962: “en un principio nunca pensé que fuera a ser coleccionista, es un gusto que crece y por el que uno va adquiriendo mucho amor, pero lo que más me apasiona es la investigación. Una colección sin investigación es un poco menos de media colección”.

La fundación de Mateus cuenta con equipos especiales que reúnen los requisitos de los equipos que salieron al mercado hace más de 100 años.

“Nosotros tenemos música de 1905 para acá entonces, para discos de esas características, que se grabaron cuando no existían los micrófonos, tenemos una ecualización adecuada para que el disco se escuche”, indica Mateus.

Para los discos en buen estado, cuenta el coleccionista santandereano, nacido en San Gil, se requiere de una aguja y una reluctancia, “que es el cristal de la aguja en características particulares. Si el disco es nuevo, (si lo tiene guardado desde hace 80 años y bien cuidado) requiere de una aguja especial para escucharlo muy bien.

Encuentro de Coleccionistas en la Casa del Libro Total

¿Y qué hacen los coleccionistas?

“Antes de sonar el disco se le ha tomado una fotografía al sello y se pone inmediatamente en una de las pantallas proyectoras y usted, como aficionado, corrobora y toma apuntes para tener la información”, explica Mateus.

Dice también que no es fácil y que el amor por la colección de discos requiere de una amplia cultura musical.

“El disco nunca está alterado, el disco nunca dice mentiras. Usted puede leer la obra de arte de cualquier escritor y es libre de ver y sentir y conocer la obra del personaje, lo puede hacer a su acomodo. El disco no tiene ningún acomodo: es exactamente como se oyó”.

Una aguja lee los surcos, es decir, lee el disco como salió al mercado en determinada época, por ejemplo, como sonaba en la época en que Mateus tenía diez años y comenzó su pasión por coleccionar esos discos que lo inspiraban.

“Mi primer disco fue “Lejos de ti”, un tango de Julio Erazo y que ha recorrido el mundo. Desde ahí me llamó la atención el tema”, cuenta Mateus.

En ese tiempo se quedaba embelesado con las rockolas que se instalaban en los cafés, escuchando en cada lugar un disco nuevo y un sonido que lo cautivaba.

Compraba entonces el disco, que entonces valía entre dos y cinco pesos. Omar fue creciendo y con él su gusto por la música.

En las reuniones con los amigos, por lo general, era él quien ponía la música. Y poco a poco, fue coleccionando discos, tan preciados para muchos, que le han llegado a ofrecer grandes cantidades de dinero.

Pero Mateus dice que no se trata de eso, que no hay nada más angustiante que no tener un disco con la canción que tanto significa para uno.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad