sábado 14 de septiembre de 2013 - 12:01 AM

La conciencia alerta del poeta

“La tierra pule huesos que el tiempo roba sin retorno”, dice el poeta, y el auditorio queda en silencio sintiendo el poder de una palabra que cava en la memoria para estremecer el presente. En palabras de Gelman, el origen de este libro está en “la pérdida de su hijo Marcelo, la condena de los asesinos y el abismo insondable del mal en el mundo de hoy”.
Escuchar este artículo

¿Cuánta sangre cuesta/ ir de saber a la contradicción/ del olvido al horror/ de la injusticia a la justicia? ¿Hay que tocar los altares ardientes / evitar la vergüenza / la falta que preocupaba a Teognis / interrupción del día? El deseo del lazo se convierte en el lazo que el asesino ajusta. Desvío sin límite ni fondo ni virtud. La mismidad es un espejo roto en tercera persona y oigo tu mano dibujando un pájaro azul. Una poesía que refleja las obsesiones del escritor debatiéndose entre fuerzas contrarias, como bien lo señala el poeta Jorge Boccanera: “Poesía que pendula entre la unidad y el desmembramiento, inocencia y degradación, belleza y espanto, memoria y omisión, las esperanzas y los infortunios”. Las tensiones propias de una conciencia iluminada que sabe que la poesía tiene mucho de innombrable y ronda el sendero de lo imposible, sin perder por ello la capacidad de advertir la fragilidad del mundo:

Llegan los ruidos de la muerte cotidiana/ México/ Irak/ Pakistán/ Afganistán / Yemen/ Somalia. Me miro sin explicaciones/ soy el asesino y el asesinado. Adiós, candor, los restos de la infancia están pálidos/ no hay que darles de comer. La belleza de un pájaro dormido me trae agonías y ruego al pájaro que duerma. Sin árboles de hermosura corpórea, sin largos días de mayo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad