lunes 05 de diciembre de 2022 - 2:45 PM

La espontaneidad de la acuarela de Jhon Ardila llega a Bucaramanga

Con un espectáculo especial de pintura en vivo, el maestro Jhon Ardila, radicado en Los Ángeles, abre su exposición Maestros de la acuarela como un homenaje a la ciudad en sus 400 años.

Este martes 6 de diciembre, a las 5:30 p.m., el maestro Jhon Ardila radicado en Los Ángeles, Estados Unidos, desde el año 2000, estará en Bucaramanga abriendo su exposición Maestros de la acuarela: homenaje a los 400 años de Bucaramanga, en la Casa del Libro Total.

El maestro realizará un espectáculo de pintura en vivo y estará acompañado por las obras y la presencia del maestro Enrique Quiroga

El evento se realizará en la Casa del Libro Total de Bucaramanga.

$!La obra del maestro Ardila toma como base la técnica de la acuarela para retratar a los más importantes personajes de Bucarmanga y el mundo, entre quienes se encuentran Luis A. Calvo, José A. Morales y Luis Carlos Galán Sarmiento.
La obra del maestro Ardila toma como base la técnica de la acuarela para retratar a los más importantes personajes de Bucarmanga y el mundo, entre quienes se encuentran Luis A. Calvo, José A. Morales y Luis Carlos Galán Sarmiento.

También retrata figuras de la literatura como Gabriel García Márquez, Rafael Pombo, José Eustasio Rivera y Jorge Isaacs.

Además, el maestro también expone sus dibujos en acuarela de la Bucaramanga de 1920, del Parque García Rovira, la Estación de Café Madrid, la catedral de La Sagrada Familia y el Club de Comercio.

“He estado trabajando desde 1977, estoy cumpliendo casi 45 de estar trabajando con el arte. Soy arquitecto de la Universidad Santo Tomás y estudié en el Dicas. Me fui a Los Ángeles en el año 200 y he estado haciendo murales en acrílico”, contó el maestro a Vanguardia.

Y explica que la técnica de acuarela es “muy espontánea, versátil. Es una técnica un poco costosa si se quiere trabajar a nivel profesional porque los materiales son bastante costosos: el papel tiene que ser cien por ciento algodón y son productos perennes, duran toda la vida. No se van a decolorar”.

Pero señala que una de sus ventajas es la rapidez y espontaneidad de esta técnica: “es como si uno estuviera tomando una fotografía, es transferirla al papel directamente. Soy muy perfeccionista y estoy trabajando en encontrar esta identidad, que por ahora está marcada por los detalles, por ser tan minucioso en cada detallito”.

$!El maestro Ardila dejó Bucaramanga en 1999. Foto suministrada/VANGUARDIA
El maestro Ardila dejó Bucaramanga en 1999. Foto suministrada/VANGUARDIA

Tras el secuestro de su papá y de su hermano, el maestro se vio obligado a “buscar nuevos horizontes en tierras extranjeras, pero al ver las oportunidades de desarrollar mi arte en murales, bien remunerado y disfrutando de una tranquilidad en el sentido de seguridad, me enfoque en el tema de los murales y se me pasaron 22 años”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad