jueves 19 de diciembre de 2019 - 12:00 AM

“Los barrios del abismo”: una máquina del tiempo para conocer la ciudad

Ya se puede consultar en la web la plataforma “Los barrios de abismo”, una oportunidad para conocer mucho más sobre la historia y los modos de vida que constituyeron a dos de los barrios más icónicos de la ciudad: Campohermoso y La Joya.
Escuchar este artículo

Desde el aire, cuando se va en avión, los barrios de la escarpa de Bucaramanga se pueden ver cómo unas falanges que, entre los árboles, se abren paso como urbanizaciones icónicas de la ciudad, al menos eso es lo que percibe Emerson Buitrago, uno de los integrantes del proyecto “Los barrios de los abismos”, reconocido por las Becas Bicentario de Creación Artística del Instituto Municipal de Cultura y Turismo y que hoy muestra en una plataforma web fotos, videos, documentos y mapas de cómo se ha urbanizado y cómo se vive en dos de los barrios más representativos de Bucaramanga: Campohermoso y La Joya.

El proyecto fue desarrollado por Emerson Buitrago, profesor de programa de antropología de la Udes, y Juan Alexis Acero, historiador de la UIS, quienes después contactaron con el documentalista Frank Rodríguez y el arquitecto Alejandro Murillo Salguero, del Laboratorio de Proyectos Urbanos Citu, para dar forma a esta plataforma web que a partir de hoy podrán consultar todos los interesados en conocer un poco más de la historia de Bucaramanga.

La plataforma se puede encontrar en la web https://barriosenelabismo.wixsite.com/barriosenelsabismo y además del material audiovisual, se encuentran también las historias de quienes habitan cada barrio, sus historias de vida y cómo se conformó.

“El proyecto se montó con digamos con dos enfoques metodológicos importantes y con un objetivo específico: el objetivo principal era poder mostrar la historia de urbanización, pero también las formas de vida que tienen las personas en esta ciudad. Para ello planteamos una investigación que daría como resultado un producto audiovisual que pudiera divulgarse vía Internet para que tuviera un fácil acceso”, explica el antropólogo Emerson Buitrago.

Una historia interesante está relacionada con la “guerra” de cometas que suele realizarse entre julio y agosto de todos los años y que enfrenta al barrio La Joya con el barrio Santander. Estos dos barrios están ubicados uno frente al otro, el barrio Santander también en un terreno escarpado, y es entonces cuando cada barrio prepara sus equipos con las mejores cometas mientras los “luchadores” tratan de derribar o “enganchar”, según encontró Buitrago en sus investigaciones, la cometa del otro bando.

Ésta y más historias se pueden encontrar en la plataforma. Entre ellas, historias de cooperación entre los habitantes de los barrios.

Estos barrios fueron construidos de manera cooperativa, ya que si bien el instituto de crédito territorial era el encargado de entregar la préstamo para la construcción de las viviendas, en el caso de La Joya, la obra será entregada simplemente con los cimientos y el resto era labor de las familias que llegan a vivir al barrio. Entonces, muchas familias conformaron una despensa de ladrillos y los servicios que tienen hoy fueron luchas históricas de los habitantes del barrio: marchas por el agua, el gas, bloqueos para impedir el aumento del precio del bus. Este tipo de actividades eran muy comunes en el barrio La Joya y, según los mismos habitantes, eso es fundamental para que el barrio tenga ese sentido de pertenencia tan fuerte y ese fuerte tejido social que conserva”, explica Buitrago.

Pero, ¿por qué este proyecto es importante para la ciudad más allá de la nostalgia histórica?

“El proyecto es importante porque pone en valor la idea de que los barrios tradicionales de la ciudad son patrimonio y de esa manera podrían ser mejor cuidados. La idea de vida en estos barrios a veces es equivocada: se cree que son para sectores populares o de bajos ingresos, que son peligrosos, pero en la plataforma se da cuenta de la riqueza que tienen esos lugares. Es importante para hacernos a una idea un poquito más concreta del lugar que habitamos, que muchas veces es muy cercano, pero no lo terminamos de entender”, explica el arquitecto Alejandro Murillo Salguero.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad