jueves 29 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Mouche &Co: un viaje para mezclar la música andina y la francesa

¿Quién no conoce La Vie en Rose, popularizada por la inolvidable cantante e ícono de Francia, Edith Piaff? Pues bien, ahora haga sonar la tonada en tiple, uno de los instrumentos tradicionales de la música andina: este es el camino de la propuesta de Mouche & Co., quienes lanzan su más reciente trabajo “Voyage”.

El nombre del grupo Mouche&Co. nació tras recordar a un antiguo maestro de la Unab que, para avispar a sus estudiantes les decía: “bueno, moscas, moscas”. Mouche es mosca en Francés y, al hablar rápido también suena a “muchico” o “muchacho” en Quichua y, en inglés, traduce “Música Andina Colombiana”: todo un juego de palabras.

Una tarde de invierno en Francia, Carmen Alicia Jaimes, quien lleva 11 años radicada en ese país; Jairo Coronado, que ya recibió su nacionalidad francesa y Carlos Quintero Badillo, quien cursó estudios en esta tierra de vinos, decidieron que sí, que en efecto se pondrían “moscas” con este proyecto que podría parecer un poco loco: mezclar la música andina con la francesa.

“Jairo y Carmen son flautistas estudiados en Francia, egresados de una escuela muy académica, una escuela muy europea. Yo toda mi vida he hecho música andina folclor tradicional y empírico. Al entrar esas dos energías, esas dos culturas, era evidente que iba a haber una nueva propuesta: hacemos música de Bach y otros compositores europeos en ritmos andinos colombianos, precisamente para mostrar un poco que la música es una sola cosa y siempre viene de una misma esencia”, explica Carlos Quintero Badillo, con quien se creó el grupo hace casi dos años, durante su estancia de estudios en el país de la Torre Eiffel.

Pues bien, esta “mosca musical” ha hecho un largo viaje por Europa, donde han encontrado una similitud entre la historia compartida tanto por América como por Europa, aún con todo el dolor que eso conlleva. Una realidad es el sonido rítmico como expresión del alma, no solo es común a todos los seres humanos independientemente de su nacionalidad y también se alimenta de aquellos choques culturales.

“Hemos encontrado que en Europa hay instrumentos que uno cree que se consiguen solamente, por ejemplo, en Vélez, como la zambomba o “marrana” y resulta que en el sur de Francia y en España también hay un primo de ese instrumento, un poco más grande. En el caso de los ritmos también sucede así: hacemos música española, habaneras, que son tradicionales en España, pero que llegaron también a América y se convirtieron posteriormente en las danzas andinas. Todo ese tipo de cosas son las que nos dieron la curiosidad de empezar a mezclar”, cuenta Quintero Badillo, reconocido por su magistral manejo del requinto.

En su repertorio están canciones como “Allegro en ritmo de pasillo”, una adaptación del grupo de C. Ph. Bach; “Chacona aguabinada”, de J. Baptiste Lully y Mouche & Co.; “Variations sur Carmen”, nuevamente una adaptación del grupo de Georges Bizet y François Borne y la muy conocida “Que nadie sepa mi sufrir – La foule”, de Angel Cabral y Michel Rivgauche.

¿Quiénes son Mouche&Co?
Carmen Alicia Jaimes es una flautista nacida en Bucaramanga y especialista en varios conservatorios de la región parisina, principalmente en la clase de François Veilhan, Marc Beaucoudray, Catherine Cantin y Nina Patarcec. Ha ganado varios concursos colombianos de música, como el Jóvenes Talentos Banco de la República y la mención Luis A. Escobar de la Academia Internacional de Flauta de Villa de Leyva, Carmen comparte también su pasión musical con los niños por medio de la pedagogía Willems. En su recorrido por la música colombiana se destaca su colaboración con el grupo Septófono, ganador de las más altas distinciones en la materia.
Por su lado, Carlos Mouchacho nace también en Bucaramanga es conocido por su virtuosismo en el tiple-requinto y estudió con varias personalidades de la escena colombiana, como Andelfo Quintero (su padre), Luis Felipe Guarín, Rito Antonio Mantilla y Gilberto Bedoya, y actualmente adelanta estudios de mandolina en el Conservatorio de Argenteuil (France). Su recorrido musical lo ha llevado a participar en los más grandes festivales de música folklórica colombiana, como el Festival Mono Nuñez, el Festival del Pasillo, el Festival Nacional Cacique Tundama, el Festival Internacional de Música “Ciudad de Cristal” (España), el Festival internacional del Folklore de Cosquín (Argentina), el Festival international de mandoline de Lunel (France), el Festival “Pinces Cordes” de Mirecourt (France), o el Festival “Encuentro de Mandolinas de Venezuela”.
Así mismo, Jairo Coronado es la cuota francesa del grupo, bueno, en un 50%. Flautista, percusionista y musicólogo, él realizó sus estudios en varios conservatorios y universidades colombianas y francesas, y alterna su vida musical entre orquestas sinfónicas, música de cámara y salones de clase en colegios a las afueras de París. En cuanto a la escena folklórica, recibió varios premios de interpretación junto al dueto Las Zurronas, con el cual colaboró durante tres años, conduciéndolo a participar en los más importantes festivales consagrados a este estilo de música. Su pasión por la percusión lo ha convertido en el garante del tempo en el grupo.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad