sábado 19 de septiembre de 2009 - 10:00 AM

Puno Ardila Amaya / pardila@vanguardia.com

Carlos Manrique y Álvaro Navarro crearon el Dueto Manná con la intención de disfrutar de sus ratos de ocio y proponer sus versiones de temas que no estuviesen relacionados con su combo de música colombiana.

Cada uno de ellos estaba vinculado con la música, y se habían encontrado gracias al 'clan de Charalá', con Pedro Nel Martínez, los hermanos López (no solo Angelmiro y Domingo, sino también Evaristo y Gerardo), Aquileo Téllez y Eliécer Supelano, en distintas épocas y en diferentes espacios. Eran los mismos, pero la organización de grupos y duetos era otra: Angelmiro y Evaristo eran dueto como ‘Hermanos López’; Carlos Manrique y Domingo López conformaban el ‘Dueto Tinagá’, dizque como homenaje a una vereda charaleña, pero en verdad era la fusión de dos motes, ‘Tinajo’ y ‘Garbanzo’, como son llamados entre amigos Domingo y Carlos, respectivamente.

Claro, Álvaro también tiene su mote: ‘la Mirla’, porque canta y… lo hace muy bien. Gerardo López, Eliécer Supelano y Carlos Manrique hacían trío, y Angelmiro hacía dueto con Aquileo Téllez. En fin, era una fusión intensa entre todos, con la bandera musical, claro, del maestro Pedro Nel Martínez. Luego, Álvaro y Angelmiro conformaron el dueto ‘Voces de Colombia’, y Aquileo y Álvaro se convirtieron en ‘Téllez y Navarro’, mientras que Carlos se dedicó al trabajo como marcante del tiple de Pedro Nel.

Después, como se dijo al principio, vino el dueto, a partir de una canción que interpretaron juntos, en la tertulia posterior al homenaje ofrecido a Adrián Manrique, tiplista hijo de Carlos, cuando Charalá lo recibió después de su primer gran triunfo nacional. Luego vinieron temas interesantes y la definición de un nombre, que terminó en ‘Maná’, y luego ‘Manná’, 'para no crear falsas expectativas entre sus admiradores por la confusión con algún grupo mexicano' (risas). El dueto ha sido merecedor de premios importantes, como el primer lugar en el Festival del Bambuco en Suratá, y segundo lugar como dueto tradicional en el Festival Nacional de Duetos Hermanos Martínez en Floridablanca.

El disco ‘A qué negar’ llegó por insistencia de la gente, porque siempre se les ha preguntado, al final de alguna presentación, o en medio de las tertulias, por una grabación para el recuerdo. Estaba frenado porque a Carlos lo intimida el uso de sistemas de sonido, y muchas veces se bloquea, hasta en los estudios de grabación, y no da bola, con los instrumentos ni con la voz, así que pensar en un disco estaba lejos de sus propósitos y siempre se había mostrado reacio, por modestia, también, pero porque alguna vez intentaron una prueba y los resultados no los dejaron satisfechos. Sin embargo, grabar un disco era un reto muy interesante, y sabían que en el público conocedor y entre sus amigos habría buen nivel de aceptación, como orgullosamente han podido verificarlo.

Manrique

Carlos era –supuestamente, según él– tiplista. Es el instrumento que siempre ha llevado dentro, por sonido y por sentimiento. Era el tiplista melódico en el trío con Eliécer Supelano y Gerardo López, guitarrista y tiplista, respectivamente. Cuando cantaban, Gerardo hacía primera y Carlos segunda voz. La música ha motivado a Carlos desde pequeño, desde la radio Santafé en el 'Philips'; desde su primer tiple, regalo de su papá; desde su admiración y la de Eliécer Supelano por Eduardo Osorio, 'el decano de la guitarra andina', y su momento culminante, cuando Pedro Nel Martínez lo trajo a Charalá y el veterano guitarrista lo hizo cambiar de instrumento y se convirtió en el guía de su proceso exitoso para el manejo del diapasón.

Navarro

Álvaro ha recibido dos premios nacionales por su profunda, definida y entonada segunda voz, y tres premios nacionales como acompañante de tiple. Ingresó al 'clan' cuando conoció a Angelmiro en 1980 en una reunión social, cuando este cantaba con Aquileo Téllez. Álvaro, para entonces dedicado a las canciones religiosas, iba como acompañante de un violinista, primo suyo, y Angelmiro aceptó el reto (Aquileo, no tanto) de que cantaran juntos una canción. Así comenzaron a verse y a trabajar un repertorio, y terminaron conformando el dueto ‘Voces de Colombia’.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad