sábado 10 de enero de 2009 - 10:00 AM

Un puente de azúcar une los dos países

Con el inminente riesgo de que la fragilidad del puente de azúcar que une a dos ciudades hermanas, Bucaramanga y Santa Clara (Cuba), no soporte ni el embate de los huracanados vientos progenitores de ciclones y huracanes tropicales, ni mucho menos de las discordias, las angustias, las envidias y las consejas de provincia que, aseguran, pueden causar más heridas que la misma naturaleza, un par de quijotes de las artes locales asumieron todos los riesgos para hacer realidad el proyecto Vertientes Intercruces en su segunda edición, tras 14 años de ausencia.

Luego de tocar innumerables puertas, de cumplir incontables horas de lobby oficial y, finalmente, de sobreponerse a las críticas que a la hora de impulsar un proyecto salpican cualquier buena intención, Torres y Lizarazo lograron hacer realidad el sueño de impulsar un intercambio artístico y creativo entre diferentes actores del arte local y cubano.

En la cuna de la investigación en artes

Para poner en justos términos el alcance de este proyecto, basta con decir que para cualquier artista Cuba es un punto de ancla de la investigación y la creatividad, puesto que desde la Isla se impulsan y promueven cientos de iniciativas que hoy día gozan de todas las bienaventuranzas en el ámbito de la crítica, la museística y la producción artística mundial.

'El solo hecho de soñar con unir el continente de los búcaros en flor con la isla de ron, la caña y el arte a través de un puente de azúcar es un tributo a la poética creativa que solo se redime en la alegoría de cristal que permite ver desde una perspectiva superior las profundidades plagadas de tiburones a la espera de balseros de uno u otro lado que intentan tocar las mutuas playas del imaginario estético del arte', agregó el escultor Jorge Torres.

Hoy el puente está tendido y, en una primera etapa, veinte artistas santandereanos, de los cuales diez estarán físicamente presentes en la isla y, los restantes, a través de sus obras, expondrán sus propuestas en la Galería José Marti en la Habana, con el auspicio de la Alcaldía de Bucaramanga, la Secretaría de Desarrollo Social de la Gobernación de Santander, el Museo de Arte Moderno, el Instituto Municipal de Cultura de Bucaramanga y la Unión de Escritores y Artistas Cubanos UNEAC.

Los elegidos

Luego de un juicioso proceso curatorial liderado por el propio Jorge Torres como curador general de la muestra y el acompañamiento del Centro de Investigaciones Teatrales Odiseo de Cuba, bajo la dirección de Roxana Pineda Labairo; del cubano Roberto Ávalos Trueba, curador cubano de Santa Clara y la directora del Museo de Arte Moderno de Bucaramanga, Lucila González Aranda, se seleccionaron los veinte artistas santandereanos, que representan diversas líneas, tendencias y alternativas de la creación plástica.

El grupo está integrado por los pintores Beatriz González, Carlos Eduardo Serrano, Germán Toloza, Saúl Serrano, Óscar Salamanca, Nelson Flórez y Augusto Vidal; el dibujante César Chaparro; los escultores Pedro Gómez Navas, Jorge Torres, Andrea Rey, Julio César Rodríguez, Emel Meneses, Neryth Yamile Manrique, Jaime Lisarazo, Nicolás Cadavid y Ernesto Parra; los fotógrafos Freddy Barbosa y Patricia Arria, así como el 'performancista' Adolfo Cifuentes.
En la exposición, que estará abierta hasta el 21 de febrero en Cuba, estarán igualmente los artistas cubanos Amílkar Chacón, Juan Ramón Valdez, Susana Trueba, Ramón Ramírez y Frank Michel Jhonson.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad