lunes 13 de julio de 2009 - 2:12 AM

William Ospina pone fin a su trilogía del Amazonas con una historia de amor

"La serpiente sin ojos", una historia de amor en el ocaso de la vida de un colonizador español, será el título de la próxima novela del escritor colombiano William Ospina, que completará la trilogía de la conquista del Amazonas en la que ha tratado de mezclar la ficción con un lenguaje poético.

El choque de las culturas nativa e hispana tras el descubrimiento de América es el trasfondo de la obra narrativa de Ospina, que ha provocado la admiración de unos y el rechazo de otros por haber utilizado los recursos de la poesía para contar las conspiraciones y luchas intestinas de la colonización hispana.

El autor inició la saga sobre el Amazonas con "Urzúa", sobre los años tempranos de Pedro de Ursúa, conquistador español fundador de la ciudad colombiana de Pamplona, y la continuó con "El país de la canela", que le consagró con el premio Rómulo Gallegos de literatura.

El escritor, nacido en 1954, espera finalizar antes de dos años la redacción de "La serpiente sin ojos", que cierra el círculo volviendo al personaje de Ursúa, pero en la etapa final de su vida, en la que naufraga en la marea de las pasiones de una "gran historia de amor".

Ospina, que participa en la vigésimo segunda edición de la Semana Negra, que se celebra en la ciudad española de Gijón, quiere cerrar su primera serie de novela histórica con tres tomos, aunque está convencido de que la documentación sobre la "conquista española" es tan abundante que "podría seguir indefinidamente".

En rueda de prensa, el narrador consideró hoy "superficial" la polémica abierta en los ámbitos de la literatura hispanoamericana, donde su determinación de usar el lenguaje poético para narrar historias de extrema crudeza ha sido criticada o aplaudida por distintos sectores sin matices.

Para Ospina, "no hay una frontera" que separa los lenguajes ni los estilos porque "la poesía tiene que estar presente en todos los géneros literarios y el romanticismo, como una reacción al racionalismo, "es el último gran fenómeno creativo de occidente y una forma de sentir, pensar y comprometerse con el mundo".

La aventura de la conquista del mundo americano, desconocido hasta hace menos de cinco siglos, "es extremadamente poética", en la que la confrontación no se dirime únicamente en "lo sangriento de la violencia" sino en un ámbito mucho más amplio.

El escritor, que hasta la publicación de sus dos primeras novelas era conocido como uno de los poetas de mayor prestigio en Iberoamérica, aseguró estar "preocupado" también por los problemas de rigurosa actualidad, pero no escribe ficción sobre ellos, a pesar de que hay "una moda" en esa línea.

Su propósito es reconstruir "la memoria histórica" porque cree que "interrogar el pasado es también una manera de cuestionarse el presente" y que "la aventura de crear es la descubrir lo que no se sabe".

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad