Domingo 23 de Septiembre de 2018 - 12:01 AM

El feo hábito de ser ‘flojo’

Nadie nos gana en ‘inventar excusas’. Deberíamos declararles una ‘guerra’ a todas esas justificaciones absurdas que tenemos para frenarnos o para quedarnos con los brazos cruzados.

Los famosos ‘peros’, esos que muchos solemos usar de manera indiscriminada, son términos odiosos que casi siempre incitan a las limitaciones.

Para mí, ellos no son otras cosas que simples excusas para quedarnos con los brazos cruzados.

Los ‘peros’ son contagiosos y están al mismo nivel de las epidemias. Ellos se propagan por doquier y no nos permiten avanzar, nos atrapan y en más de una ocasión se convierten en nuestros peores hábitos.

Y están en nuestro vocabulario, entre otras cosas, porque tenemos la manía de complicarnos con todo lo que nos pasa.

¡Las excusas son sinónimos de flojeras!

La pereza a la hora de actuar tiene un ‘gran potencial’ para consumirnos y evitar nuestro crecimiento personal.

Siempre buscamos justificar los errores que cometemos y nos llenamos de razones absurdas para no emprender los retos que realmente nos acercarán más a nuestra felicidad.

Por alguna extraña razón nos resulta más fácil fijar un sinfín de pretextos para explicar y postergar cada una de nuestras responsabilidades.

Señores: La vida no es tan complicada ni tan enredada como muchos se la imaginan.

Son variados los momentos y los hechos positivos que generosamente nos ofrece el ‘día a día’ como para vivir hablando de ‘peros’.

Tenemos la obligación de buscar, de encontrar y de aprovechar las posibilidades que nos permitan disfrutar plenamente nuestra existencia.

Olvidamos que en la diligencia y en el entusiasmo están los mayores aliados de nuestros proyectos.

Si cambiamos los términos ‘condicionales’ que solemos emplear a cada rato, nuestra manera de ver la vida y la actitud hacia ella cambiará. Si hacemos eso nosotros mismos nos sorprenderemos de los milagrosos resultados que se obtienen al actuar de una manera propositiva.

Lo mejor es que veremos que todo a nuestro alrededor se tornará armónico y benéfico, entre otras cosas, porque tendremos más libertad para actuar.

Es importante que aprendamos a abrirnos al mundo con una mirada más esperanzadora.

No podemos seguir levantando muros de contención entre la vida y las oportunidades que cada día podemos aprovechar.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
5 canciones para proponer matrimonio
Pedir matrimonio es todo un ritual. El lugar, el ambiente y los detalles, así como las canciones, son determinantes. Algunos temas musicales se han...
Publicidad
Publicidad