domingo 23 de mayo de 2021 - 12:00 PM

¡Démosle ya un giro a la vida y dejemos de ser cuadriculados!

Si cultivamos una mente cuadriculada siempre seremos rígidos, estaremos cerrados a nuevas ideas e incluso podemos ser totalmente previsibles. Si insistimos en no ser abiertos, seremos incapaces de ponernos en el lugar de los demás y daremos nuestra opinión como única opción. Dejemos de pensar en términos absolutos, pues la realidad está llena de detalles. Centremos nuestra mente en el presente y detengámonos en lo que verdaderamente importa.

Contenido exclusivo para suscriptores

Si quieres acceder a este contenido, adquiere tu suscripción digital.

Suscríbete

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Contenido exclusivo para suscriptores

Si quieres acceder a este contenido, adquiere tu suscripción digital.

Suscríbete

Si ya tienes tu suscripción:

Inicia sesión

¿Olvidaste tu contraseña?

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad