martes 12 de enero de 2021 - 12:00 AM

Imprímale una nueva energía a su vida

Si de verdad quiere darle un giro positivo a su vida y desea cambiar su entorno, es importante adoptar una actitud más abierta y estar dispuesto a aceptar retos con la energía suficiente para sobrellevar lo que le corresponda vivir.
Escuchar este artículo

Si se siente estancado, aburrido o frustrado debe desplegar una gran fuerza de voluntad para salir de esa forma de percibir su entorno. Olvídese ya del funesto año pasado que vivió, no se quede en los lamentos por ‘lo que fue’ o por ‘lo que no pudo ser’.

Este no es el tiempo más propicio para realizar reclamos que ya no tienen remedio. Aprenda a aceptar que muchas veces hay que perder y por ende debe estar dispuesto a renovarse. ¡No se detenga, la vida continúa!

Si actúa de manera decidida y valiente notará que su capacidad de realización saldrá fortalecida y que sus deseos personales se convertirán en unas verdaderas órdenes para su destino.

Recuerde que la primera y la más importante de las fidelidades debe ser con usted mismo, y con su propia conciencia. Si quiere recuperar las fuerzas perdidas y atraer vibraciones positivas, lo primero que debe hacer es recuperar la autoconfianza y mirar hacia el frente.

Este comienzo de año es una magnífica oportunidad para la renovación de criterios de vida y para introducir ciertos cambios de actitud, que le permitirán tomar las cosas con mayor seguridad y serenidad.

Claro está que en este propósito serán fundamentales la motivación y el optimismo, los cuales deben ser de tanta intensidad que le permitan crecer y contagiar de alegría a todas las personas que estén a su alrededor.

Tal vez a su mente le hacen falta nuevas motivaciones, nuevos caminos a través de los cuales pueda encontrar temas y hechos que despierten su atención y todo su interés, brindándole además las energías que necesita para perseverar en la lucha hasta lograr culminar todas sus acciones.

Y si tiene en mente proyectos serios e importantes, tenga la certeza de que estos podrán realizarse.

Un importante recomendación: olvídese un poco de la búsqueda afanosa de las cosas materiales y dedíquele un buen tiempo a su desarrollo espiritual. La mayor parte de las capacidades y cualidades personales suyas se alimentan de las energías de su vida interior.

Haga como los viejos conquistadores de América que, una vez en terreno firme, quemaban las naves para evitar la tentación de querer abandonar la expedición. Así las cosas, dedíquese a explorar nuevos y apasionantes trayectos.

En otro orden de ideas, no se arrepienta nunca de procurar mantener viva la llama del amor universal, pues este debe ser el principio rector que oriente sus acciones.

Conserve una mente abierta. No debe quedarse quieto sino más bien salirse de los límites en que han estado enmarcadas las últimas etapas de su vida.

Finalmente quiero decirle que la única persona que puede decidir si quiere de verdad cambiar y renovarse es usted mismo.

Debe salir de su letargo y visualizar con más constancia y claridad los caminos a seguir, para que pueda poner en práctica sus planes. Eso sí, le recomiendo que deje a un lado sus temores y que se lance a la conquista de nuevas posibilidades. ¡Dios lo bendiga!

¡CUÉNTENOS SU CASO!

Las inquietudes asaltan con frecuencia a nuestro estado de ánimo. No obstante, con cada cuestionamiento tenemos una posibilidad más para afrontar un nuevo horizonte, ya sea razonando o aplicando sanas estrategias para el alma. ¿Cuáles son esos temores que lo afectan en la actualidad? Háblenos de ellos para reflexionar al respecto en esta página. Envíe su testimonio a Euclides Kilô Ardila al siguiente correo: eardila@vanguardia.com En esta columna, él mismo le responderá. Veamos el caso de hoy:

Testimonio: “¿Cómo logro un equilibrio en mi vida que me permita renovarme y seguir adelante en paz? A veces siento que si cambio, las cosas no me van a salir bien y eso me da pánico. Quiero darle un giro a mi mundo porque llevo mucho tiempo atado a cosas que ayer eran importantes, pero que hoy ya no lo son tanto; sin embargo, no me tengo fe y siempre renacen en mí los recuerdos. Las cosas que están a mi alrededor no me hacen sentir bien, pero no tengo el valor para dar el paso hacia algo que podría ser mejor. ¿Qué consejo me daría? Espero que me responda. Muchas gracias”.

Respuesta: Entiendo por lo que pasa, pues alguna vez me sucedió algo similar: era una situación que yo sabía que no estaba tan bien como me gustaría y, pese a ello, seguía sin hacer nada. Esa indecisión la hemos sentido muchos en un momento u otro. Sin embargo, déjeme decirle que debe tomar el control y ‘pellizcarse’, porque si sigue así se sentirá peor y se confundirá más.

El equilibrio en su vida no es fácil cuando se trastabilla en la idea de apegarse a cosas vetustas que no le aportan nada. Creo que debe ser más positivo, cultivar sus pensamientos en pro de su crecimiento y vivir con entusiasmo y esperanza.

Por favor deje de lado ideas como: ‘nada me sale bien’ o ‘no podré con esta situación’. ¡Es preciso tener fe!

Es evidente que tiene muchos deseos de cambiar el rumbo de su vida, pero los recuerdos lo tienen frenado. Eso significa que tiene todo el propósito y el deseo de cambiar y mejorar; solo que no ha logrado tomar esa sabia decisión de dar ese primer paso.

Enfrente con entereza las cosas que están sucediendo a su alrededor para que, poco a poco, resuelva sus problemas y pueda ver otro horizonte.

Es importante que fije claramente lo que va a hacer y aclare previamente los pasos que va a dar. Insisto en decirle que si alimenta la absurda idea de que las circunstancias se pondrán en su contra, se quedará anquilosado.

Comprenda que, con esto que siente hoy, el destino quiere indicarle muy a las claras que debe hacer ciertos correctivos en sus planes de acción y en la dirección que está tomando su vida, recordándole que el cultivo de las cosas del espíritu también es de mucha importancia.

La seguridad y el optimismo que logre transmitirle a lo que vaya a hacer serán fundamentales para lo que viene y, sobre todo, para poder enfrentar las dificultades que se le están presentando en este momento.

Procure mantenerse estable emocionalmente, porque eso redundará en beneficio de su propia vida. Debe encontrar un punto sobre el que exista un suave balanceo entre todas las áreas de su vida y los cuatro planos: físico, emocional, mental y espiritual.

Sienta que renace y que la vida le va a obsequiar muchas oportunidades para crecer. Debe estar alerta para que convierta cada circunstancia y cada tropiezo en oportunidades de aprendizaje y de mejoramiento.

Pienso que está iniciando para usted un ciclo importante en el que se va a ver muy enriquecido y fortalecido, en la medida en que abandone los viejos estereotipos mentales que todavía conserva y que ya no tienen vigencia. La amplitud y flexibilidad mental serán de capital importancia. También pídale a Dios sabiduría y fortaleza para que pueda avanzar hacia ese gran cambio.

REFLEXIONES BREVES

* Dios sabe lo que usted necesita, escucha sus peticiones y sabe si cree en Él de verdad o no.

* El corazón alegre es la mejor medicina; en cambio, un ánimo triste deprime a todo el cuerpo.

* Perdonar es soltar y dejar ir la amargura del corazón; de paso es encontrar la cura de su alma.

* La esencia de las personas jamás se va. Nunca olvide de dónde viene, quién es y para dónde va.

* Un milagro es la consecuencia de atreverse a creer en usted mismo. ¡Sea seguro de usted mismo!

* Señor: Mil gracias por el día que llega. Le pido su Bendición y protéjame de todo mal. Amén.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad