martes 08 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

¡Levántese, salga de la oscuridad y siga su estrella!

Escuchar este artículo

Sé que el actual momento por el que pasa debe tenerlo agotado, ‘bajo de nota’ e incluso desesperado. A veces pudiera parecerle que se está moviendo de un problema a otro y hasta es probable que piense, de manera errada, que Dios no está respondiendo sus oraciones.

¡Pero, no hay tal!

El hecho de que se esté sintiendo mal y en medio de un panorama oscuro, no significa que tenga que estar sujeto a vivir en las tinieblas.

Pese a que las dificultades puedan mantenerlo en un ‘océano de malestar’, usted puede flotar y, mejor aún, salir de esa oscuridad.

Tal vez hoy no tiene la claridad suficiente para ver qué es lo que vendrá después de esta dura pandemia, que le ha golpeado no solo a usted, sino a todos. ¡No obstante, sí podrá salir de esta crisis!

Dificultades tenemos todos, pero lo que nos diferencia entre unos y otros es la capacidad de afrontarlas.

Seguir adelante con la mayor dignidad posible siempre será la mejor decisión. Hay que tener fe y las cosas cambiarán para bien.

Las vicisitudes son parte del aprendizaje, ya que le ofrecen sabiduría, experiencia y madurez.

Los obstáculos se tienen que ver como retos, para extraer lo mejor de usted al momento de superarlos. Comprenda el mensaje que cada situación le quiere brindar.

Tiene que aprender a encender sus propias luces, resolviendo esas posibles dudas que este tiempo le ha traído.

Si les da una buena cara a los problemas, ellos se verán menos complicados o al menos serán más fáciles de resolver.

No mire el horizonte con temor. Aprenda a atender sus problemas siempre con la atención debida y teniendo en cuenta que lo mejor está ‘por venir’.

Por más que crea que tocó fondo, tiene la opción de impulsarse con los pies; mejor dicho usted mismo puede darse un ‘empujoncito’ y salir a flote.

No haga parte de ese grupo de personas que viven creyendo que “todo está perdido”.

Aunque las lágrimas son pedazos del corazón que se ha quebrado por dentro, él es un vaso sagrado, lleno de secretos y amor; lo suficiente como para palpitar y hacer que sus miradas tristes cambien de tonalidad.

Por muy oscuro que esté el tiempo y por encima de las misma tinieblas, siempre podrá encender la luz. El tortuoso camino que le toca trasegar tiene la esperanza de un mejor brillo.

Claro está que en todo esto hay que tener decisión. Es preciso ser capaz de continuar, así aparezcan los obstáculos y los éxitos se vean lejos.

Ahora bien, sea feliz y disfrute lo que la vida le ofrezca. A veces es mejor gozar con pequeñas cosas y en nuestros propios ‘cuarteles de paz’. La magia de la vida consiste en reconectar esas ganas de vivir y buscar el momento preciso para encender los motores.

Nunca es demasiado tarde para renacer. Usted es el dueño de su futuro y el único que puede darle un nuevo destino a su entorno. ¡Solo decídase y listo!

Cierra las puertas del ayer y abra las ventanas hacia el porvenir. Es hora de pasar la página y seguir tranquilo su camino.

Si aprende a ver este tiempo con los ojos de Dios, no se desesperará sino que enfrentará la realidad con confianza y seguridad.

La luz y la misma felicidad se construyen cada día, siendo consciente de que merece ilusionarse de nuevo.

Usted debe volver a sonreír y le corresponde asumir el reto de levantarse fortalecido, aún en medio de la adversidad. ¡Dios lo bendiga!

REFLEXIONES CORTAS

* La fe es un oasis en el corazón y ella nunca será alcanzada por la ‘caravana del negativismo’.

* Sea fuerte, pero no grosero; sea amable, pero no ingenuo; y camine con la cara en alto, pero jamás con arrogancia.

* Estar sobrio no se trata solo de no ingerir drogas alucinógenas o alcohol, también hay que desintoxicarse de la ira, del miedo, del resentimiento y del odio.

* A la gente que ‘se le corre la teja’ le entra más luz.

* Hay momentos en los que mira atrás y no sabe qué pasó; solo sabe que, desde que ocurrió, nada volvió a ser lo mismo.

* Cada dolor lo hace más fuerte; cada traición, más inteligente; cada desilusión, más hábil; y cada experiencia, más sabio.

* A la gente ‘fría’ parece no importarle nada; pero guarda mundos de resentimiento y de dolor por dentro.

* No se puede atravesar el mar simplemente mirando el agua. ¡Es preciso lanzarse y enfrentar las olas!

¡CUÉNTENOS SU CASO!

Las inquietudes asaltan a nuestro estado de ánimo. No obstante, con cada cuestionamiento tenemos una posibilidad más para afrontar un nuevo horizonte, ya sea razonando o aplicando sanas estrategias para el alma. ¿Cuáles son esos temores que lo asfixian en la actualidad? Háblenos de ellos para reflexionar al respecto en esta página. Envíe su testimonio a Euclides Kilô Ardila al siguiente correo: eardila@vanguardia.com En esta columna, él mismo le responderá. Veamos el caso de hoy:

Testimonio: “Los problemas me tienen al borde del límite y eso ha hecho que viva amargado, resentido y desanimado. Estoy frente a cosas nuevas y me he visto obligado a realizar actividades muy distintas a las que venía haciendo antes de la pandemia. ¿Por qué mi vida está cambiando tanto y me veo recomenzando en todo? Esto realmente me tiene asustado. No estaba preparado para esto y hoy no sé qué hacer”.

Respuesta: Sé que se le están presentando dificultades, pero todas ellas contribuirán a ganar las experiencias necesarias para lo que viene.

Pasados dichos obstáculos, recobrará el equilibrio de su temperamento y esto permitirá que, con tenacidad, pueda lograr todo lo que se haya propuesto.

Le conviene sacar a flote los resentimientos y las amarguras. No permita que los contratiempos y las normales dificultades de la vida lo desanimen y le hagan perder el rumbo.

Debe aprender a aprovechar y a orientar positivamente su vida.

¡Es una época de cambios! Sería conveniente que se abriera mentalmente a las cosas nuevas, para que esté en mejor disposición para incursionar en otros frentes de acción, incluso diferentes a esos en los que hasta ahora había venido actuando.

Si acepta los cambios de buen grado, sin que por ello tenga que resignarse a sufrir, podrá aprovechar mejor esos aires de transformación que están soplando en su cotidianidad.

Si es receptivo a las innovaciones podrá estar tranquilo. El cambio será propicio para ampliar sus fronteras personales y para ir más allá de lo que podría imaginar.

Su vida está cambiando y no puede resistirse a lo que vendrá. Por lo tanto, debe adaptarse a nuevas situaciones. Todo recomienzo es bueno porque implica vencer las barreras que usted mismo había edificado. Aproveche este tiempo para replantearse y para ajustarse a las nuevas reglas de la vida.

No se asuste si ve que muchos aspectos de su entorno están cambiando simultáneamente; eso solo significa que va por buen camino y que su transformación personal avanza.

Tome las cosas con calma porque de esa manera todo fluirá. Es posible que con solo asimilar nuevas formas de ver podrá darle un nuevo rumbo a su mundo.

Tiene un encuentro muy fuerte pero muy productivo con sus propios temores, y si sale airoso podrá disolver las tensiones personales y quitar de su camino los mayores bloqueos que hasta ahora le han tenido limitado. ¡Hágame caso, actúe con fe y verá que Dios lo premiará!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad