jueves 27 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Nadie tiene derecho a entrometerse en nuestras vidas

El hecho de que alguien opine algo de nosotros no quiere decir
que tenga la razón, es simplemente la opinión de esa persona.
Escuchar este artículo

Hay muchos que se atreven a calificar nuestros actos con una arrogancia que sorprende y que además fastidia.

Se sienten con el derecho de entrometerse en nuestras decisiones y van ‘lanza en ristre’ reprochando cada forma de ser. Algunos hasta despotrican de los ideales que tenemos.

Tales sujetos están acostumbrados a pedirnos más de lo que en el papel estamos obligados a darles. Es más, fundamentan sus logros a partir de nuestros supuestos ‘tropiezos’, sin contar que cimentan juicios con los lentes de sus maneras obtusas de ver la vida.

Son individuos que siempre se empeñan en encontrarle faltas a todo lo que hacemos. Tienen un ‘pero’ para cada cosa y son demasiado mañosos a la hora de encontrarnos algún motivo para desprestigiarnos.

Ellos no corrigen, sólo destrozan. Los conceptos que emiten resultan de la ‘fermentación’ que sale de sus erradas visiones, de sus marcadas subjetividades y de sus necios argumentos.

Destilan veneno, nos recriminan y, en más de una ocasión, nos sacan a relucir defectos que no poseemos.

Los ‘criticones’ desconocen que ellos deben ser los cronistas de sus propias sensaciones y no se deben pasar la vida corrigiendo obras ajenas.

La verdad es que todos merecemos ser tratados con respeto. Nadie nos puede recibir con armas; en lugar de ello usted, yo y todos debemos abrir los corazones para escucharnos, comprendernos y apoyarnos.

No es cuestión de ‘cerrarse’ a la crítica; la idea es saber distinguir entre un censor útil y un censor maligno. Porque también es cierto que hay críticos cultos, de gustos depurados, sin prejuicios ni envidias. A ellos, y sólo a ellos, hay que agradecerles, porque sus golpes no hieren y sí nos esculpen.

A todos los que inundan nuestras copas con juicios malintencionados, paguémosles con la mejor de todas las monedas: la de la indiferencia.

Yo sé que de manera desafortunada hoy conocemos a muchos que nos juzgan sin razón y, la verdad, es muy difícil encontrar a aquellos que aciertan en sus apreciaciones.

Insisto en que no se trata de que seamos necios y no aceptemos sanos consejos. Sin embargo, si detectamos a los criticones, lo mejor será ignorar lo que nos dicen y no entrar en la tarea de justificarnos. Lo anterior implica tener una gota de paciencia y de calma.

Si alguna vez nos llegamos a sentir ofendidos por comentarios malintencionados, repitámonos: “Esto no tiene nada que ver con nosotros”.

Siempre lo que los otros afirman de nosotros dice más de ellos, que de nosotros mismos. ¡Y no es un juego de palabras, es una realidad!

Nuestra forma de ser es, de manera literal, algo respetable. Y así como cada persona es única, lo que hagamos con nuestra vida no admite ni calificativos, ni mucho menos comparaciones.

No hay que ir por ahí dándoles explicaciones a todos de lo que hacemos o dejamos de hacer: Es suficiente con que nosotros tengamos claros nuestros anhelos y que encontremos los caminos honestos y transparentes para convertirlos en realidad. Además, es imposible caerle bien a todo el mundo.

¡No nos dejemos amilanar por los necios!

REFLEXIONES SUELTAS

Nadie tiene derecho a entrometerse en nuestras vidas

El ‘plan’ del día: Lo único que debe contar para usted es el día de hoy: Vívalo, porque no habrá otro igual. ¡No se lo pierda!

Juego de palabras: La vida le enseña a aprovechar el tiempo; y de manera precisa, el tiempo le enseña a valorar la vida.

Dar no es sacrificarse, ni mucho menos entregarlo todo. Dé con amor, pero en la justa medida.

Dicen que si uno no quiere ser esclavo de nadie, le corresponde diseñar y construir su propio palacio.

En la adversidad tenga presente que su fe debe ser muy grande. ¡Llénese de valor y siga adelante!

Dios le recomienda que no se aferre a lo que sea que se haya ido, pues lo que se aproxima será mejor.

$!Nadie tiene derecho a entrometerse en nuestras vidas
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad