martes 23 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Un diálogo con usted mismo

Mantener un sano diálogo con su mundo interior le ayudará a organizar sus pensamientos y a adaptarlos a los cambios que la vida le depare.
Escuchar este artículo

Dicen que cuando usted va al sicólogo, más allá de salir del consultorio con un tratamiento específico, se lleva en la mano una especie de espejo en el que usted se ve tal cual es.

La verdad es que el mejor diagnóstico consiste en verse ‘frente a frente’ para despertarse y asumir lo que realmente está viviendo.

¿Le digo algo? Así hoy se vea confundido o perdido, en el fondo usted sí sabe qué es lo que le pasa; otra cosa es que no quiera admitirlo.

Usted podrá engañar a todo el mundo, menos a Dios y a usted mismo. Por eso siempre será fundamental ser sincero, desahogarse y tener claro que la solución a cada problema no está afuera sino adentro.

¿Por qué hablo de esto?

Porque tal vez le está haciendo falta sacarse de la cabeza todas esas cucarachas que no lo dejan ver nítido su mundo.

Si decide ser honesto con lo que experimenta hoy, podrá resolver muchas de las angustias que tanto lo agobian.

Lo que le sugiero es que sea consciente de este tipo de diálogo interno, asumirlo y dar ese primer paso que lo lleve a recobrar el timón de su realidad.

Hacer este ejercicio es muy útil para pensar mejor y tomar decisiones trascendentales. Esta charla íntima, además de mantener su mente en forma lo ayudará a organizar sus pensamientos, a planear su futuro y, mejor aún, a dominar sus emociones. En otras palabras, lo ayudará a tener autocontrol.

Ese diálogo interno una verdadera herramienta de automotivación que le posibilitará conocer sus propias fortalezas y debilidades, además de complementarlas para mejorar.

Es preciso que se plantee una revelación transparente de lo que hay en su corazón y que enfrente cualquier dolor que lo aqueje.

No se trata de hacerse recriminaciones o reproches. La idea no es lastimase sino entablar un diálogo cristalino que le permita poner los pies en la tierra y conocer realmente quién es usted.

Hago tal advertencia para que evite una percepción negativa de su contexto, que finalmente solo conseguirá dispararle su estado de ansiedad.

Es decir, le corresponde hablarse de cosas que sean verdaderamente honestas, precisas, amables y que, incluso, sean dignas de ser superadas con los antídotos de la fe, la esperanza y la serenidad.

Cuando le imprima palabras asertivas a sus sentimientos, alcanzará esas cosas buenas que tanto anhela.

Por muy atormentado de penas y sufrimientos que hoy se encuentre, no debe olvidar que a usted lo abriga un pedazo de cielo y siempre tendrá la Bendición de Dios.

A partir de hoy, cuando se sienta deprimido o triste, lo mejor es tener una charla propositiva con usted mismo.

¡CUÉNTENOS SU CASO!

Las inquietudes asaltan con frecuencia a nuestro estado de ánimo. No obstante, con cada cuestionamiento tenemos una posibilidad más para afrontar un nuevo horizonte, ya sea razonando o aplicando sanas estrategias para el alma. ¿Cuáles son esos temores que lo afectan en la actualidad? Háblenos de ellos para reflexionar en esta página. Envíe su caso a Euclides Kilô Ardila al correo: eardila@vanguardia.com En esta columna, él mismo le responderá. Veamos el caso de hoy:

Testimonio: “Quiero darle un giro a mi vida, pero no me atrevo. No sé si es que me complico demasiado, pero siento que no me gusta nada de lo que hay a mi alrededor. Además me fastidian los comportamientos de muchas personas de mi entorno. Lo cierto es que tampoco me siento a gusto conmigo mismo. Me podría dar algún consejo. Gracias”.

Respuesta: ¿Por qué se complica tanto su existencia buscándole ‘peros’ a todo? ¡No le ponga más trabas a su mundo!

Tengo la impresión de que ha levantado verdaderos muros de contención entre su mundo interior y el exterior y, a la hora de la verdad, eso le impide sentirse a gusto con usted o mismo y con quienes le rodean.

Es hora de aclimatar su paz interior. Si logra este importante progreso en su vida personal tendrá asegurada su felicidad y también su tranquilidad, pues los problemas y las zozobras que le presente el ‘día a día’ le van a servir para fortificarse y para progresar en su desarrollo espiritual.

Viva cada momento con la máxima alegría, con pleno entusiasmo y con la firme y permanente decisión de ser totalmente libre.

Cuando tome la vida de esta manera, le va a resultar mucho más fácil aceptar y vencer los retos que ella le presentará permanentemente.

Mírese con más detenimiento para poder ver cuáles decisiones autolimitantes ha tomado en los últimos años y, una vez reconocidas, cámbielas de una manera decidida.

¡Por favor, sea más empático! Ahora bien, no le pida a Dios que le haga la vida más fácil, pídale que lo convierta en una persona más fuerte.

BREVES REFLEXIONES

Un diálogo con usted mismo

* Nadie en este mundo lo querrá tanto como aquella persona que vio lo peor de usted y aún así sigue a su lado. Lo más valioso en la vida es tener a ese ser incondicional en cualquier circunstancia. Hablo de ese amigo, ese esposo o ese ser que está presente por encima de todo.

Un diálogo con usted mismo

* No se pase la vida esperando tiempos mejores, aproveche el que ya tiene. Tenga en cuenta que el presente es oro y que Dios lo premió con él. Reflexione sobre sus bendiciones presentes, no sobre lo que supuestamente vendrá mañana. Al fin y al cabo, el futuro es incierto.

Un diálogo con usted mismo

* No se deje impresionar por el dinero, la posición social o los títulos académicos. Déjese llevar por la sencillez, pues ella es sinónimo de grandeza. Ella muestra sin maquillajes lo que es una persona y es la manera más eficiente de reflejar lo que se esconde debajo de la piel.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad