jueves 12 de marzo de 2009 - 10:00 AM

Una flor para Dios

Muchos olvidan a Dios cuando las cosas van bien y experimentan una peligrosa sequía espiritual. En cambio, si algo les sale mal lo añoran, lo invocan y, de manera paradójica, padecen una inusitada sed de Él: van a misa, se portan bien y le prometen el cielo y la tierra con tal de contar con sus favores.

Es en esos momentos,  justo cuando la vida les pone pruebas, que entienden que la amistad con Dios precisa de nutrientes y de la primavera del corazón.

Sin importar cómo nos sentimos, Dios siempre está con nosotros. Es más, no es preciso pagar penitencia alguna; sólo basta con regalarle una flor. Sí, una sola de ellas es suficiente para reconquistar su amistad y comprensión.

La flor tiene la magia de acercarnos a la belleza y, por ende, a Dios. Ella nos habla,  nos transporta, nos cuentan historias de vida y nos refleja el secreto de la naturaleza. Sólo hay que saber escucharla e interpretarla.

Ella nos sintoniza con Dios, nos acerca a su jardín y, al mismo tiempo, permite que germine en nosotros la esperanza. Por algo se dice que quien pierde la sensibilidad de asombrarse por la belleza de una flor, deja morir su alma.

Ojo: no es sólo pétalos, su semilla va más allá. Tanto que usted encuentra una flor en una sonrisa espontánea, en un apretón de manos sincero, en un tierno beso, en una poesía, en un amanecer,  en el bostezo de un bebé o en el cálido abrazo de un amigo o un ser querido.

La flor es el polen que Dios nos regala. No es un grito de agonía, es un bello cantar; no es una lágrima, es un gesto de alegría; no es una superstición, es la prueba fehaciente de que Dios está con usted.

Cultívela en la amabilidad, porque ella lo acercará a los demás; siémbrela en el abatimiento, porque le traerá consuelo; riéguela en su jardín, porque así su vida  será una eterna primavera; y ofrézcasela a Dios, porque así abonará su amistad y comprensión.  

Vea además en la edición impresa

  • La sonrisa, la mejor flor
  • Lista / ¡Cuatro verdades!
  • En comunión con la naturaleza

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad