martes 07 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

Ya es hora de cambiar el ‘chip mental’

No se trata de renunciar a todo; es solo cuestión de entender lo que nos sucede, hacer una acertada lectura de lo que estamos realizando y proceder con los debidos ajustes.
Escuchar este artículo

Cuando cambiamos el ‘chip mental’ y rompemos moldes obsoletos, de manera literal, nos expandimos hacia mejores horizontes.

A veces nos aferramos demasiado a algo, cuando la clave es soltarnos. Lo digo porque nos atamos a personas, a lugares y a situaciones que casi siempre nos impiden progresar.

Si no tenemos el coraje suficiente de decirles “adiós” a esas costumbres a las cuales hemos estado amarrados por años, nos resultará más difícil modificar el rumbo.

¿Cómo hacemos para cambiar nuestra vieja forma de pensar?

Reflexionando sobre lo que hemos hecho hasta ahora y proyectando lo que aún nos falta por emprender; así nos daremos cuenta de que sí es posible mirar más allá.

¡No, no es necesario desprendernos de nuestros valores! Los principios son permanentes e incluso son las bases de una existencia segura y verdadera. La bondad, la honestidad, la paciencia, la perseverancia y la tolerancia deben seguir intactas.

Lo que debemos hacer es abrir nuestras mentes, renovar actitudes y transformarnos de verdad.

Hay que entender que no podemos seguir siendo negativos. Nuestra cabeza ha adquirido la fea costumbre de alojar allí al pesimismo y, lo que es más grave, nos la pasamos enfocados solo en él.

Si no hacemos algo para modificar esa visión gris y si no enfrentamos lo que nos molesta, seguiremos aburridos y cada vez nos resultará más engorroso derribar nuestras necedades.

Es necesario que empecemos a darles más valor a aquellas cosas positivas que hay en nuestra vida y, de paso, agradecer las bendiciones que Dios nos ha dado.

Yo sé que tras estas duras épocas que hemos afrontando a veces perdemos la esperanza. Sin embargo, ante los retos que el mundo actual nos impone, no podemos seguir siendo los mismos.

Y la modificación más significativa en la vida radica en un cambio de actitud.

Revisemos entonces nuestra forma de actuar, preguntémonos si lo que hoy hacemos, sin alejarnos de nuestras convicciones, nos permite avanzar o no.

Crecer es dejar atrás algo a lo cual estamos apegados y que nos cuesta desprendernos. Debemos atrevernos a ser diferentes de lo que fuimos ayer.

Cuando decidimos cambiar una actitud negativa, crecemos; y cuando dejamos de hacer algo que nos empequeñece, maduramos.

Todos los días la cotidianidad nos presenta valiosas oportunidades, lo que pasa es que nos ‘hacemos los de la vista gorda’ o simplemente nos angustia dar el salto.

Desprendámonos de esas ideas necias que ‘achicopalan’ nuestro espíritu y tengamos claro que sí podemos revitalizarnos.

Usemos los dones que Dios nos ha dado, cambiemos nuestro entorno y contagiémonos de una buena dosis de fe.

BREVES REFLEXIONES

Ya es hora de cambiar el ‘chip mental’

* A veces usted percibe un bajón emocional en el que, sin llorar, pasa el día sin encontrarle sentido a nada de lo que hace. ¡Tranquilo, esa sensación surge en ciertos momentos de la vida! ¿Qué debe hacer? Puede orar, darse un breve tiempo de reflexión y luego recobrar su paz.

* La tristeza es una emoción cuya característica principal es la negatividad. Se trata de una ‘barrera’ ante las amenazas externas, que produce un decaimiento en el estado de ánimo. No obstante, ha de saber que ella no llega a su rostro para que sufra, ella aparece para que se desahogue.

* Nunca es tarde para volver a comenzar y, si lo analiza bien, hay muchas razones por las que debe y necesita reiniciar. Le advierto, eso sí, que eso no implica negar su pasado aunque sea doloroso, pues él le dejó crecimiento y un gran aprendizaje. Levante la mirada y no desfallezca.

* Siempre dele gracias a la vida, ya sea por los retos que le ha puesto, por las bendiciones recibidas e incluso por las circunstancias difíciles que le han forjado su carácter. El ser agradecido es la virtud del reconocimiento, la valoración y la respuesta justa ante los episodios que debe afrontar.

¡CUÉNTENOS SU CASO!

Ya es hora de cambiar el ‘chip mental’

Las inquietudes suelen asaltar a nuestro estado de ánimo. No obstante, con cada cuestionamiento tenemos una posibilidad más para afrontar un nuevo horizonte, ya sea razonando o aplicando sanas estrategias para el alma. ¿Cuáles son esos temores que lo afectan en la actualidad? Háblenos de ellos para reflexionar al respecto en esta página. Envíe su caso a Euclides Kilô Ardila al correo: eardila@vanguardia.com En esta columna, él mismo le responderá. Veamos el caso de hoy:

Testimonio: “Mi hogar me tiene muy amarrado y no he sido capaz de buscar un destino distinto. Hoy una empresa me da la posibilidad de irme a otra ciudad para desempeñar un trabajo interesante; sin embargo, por la tradición de mi casa me instan a quedarme aquí, liderando un negocio familiar que me lanza a una rutina insoportable. ¿Qué hago? No sé si emprendo mi vuelo definitivo hacia una vida diferente. Siento que la propuesta económica que se me presenta es buena, pero no me atrevo a despegar”.

Respuesta: Esa es una decisión personal y solo a usted le compete tomarla. No obstante, veo que está atado a un cordón umbilical que, en cierta medida, le impide ser usted mismo.

Debería encontrar caminos que lo hagan sentirse bien. Se lo digo porque, según me cuenta, el trayecto que ha recorrido hasta ahora lo tiene hundido en tradiciones que no le convencen. Recuerde que la libertad es un estado del alma que solo se consigue a través del desarrollo espiritual.

Serénese y tome una decisión madura. Con la meditación y dejándose llevar por la intuición, podrá conducir su vida por la ruta acertada.

Trate de estar sereno en ‘el río de la vida’, aprenda a nadar y tenga claro que hay tesoros por descubrir.

El atreverse a defender sus ideales también le inyectará carácter, energía y alegría a su mundo.

A través del cambio de lugar podría encontrar las respuestas a sus inquietudes y a sus aspiraciones.

No está de más hablar con su familia, concertar con ella y plantearle la gran opción que la vida le está poniendo a su disposición. ¡Claro, la decisión de irse seguirá siendo suya!

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Image
Euclides Kilô Ardila

Periodista de Vanguardia desde 1989. Egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga y especialista en Gerencia de La Comunicación Organizacional de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metropolitana y encargado de la página Espiritualidad. Ganador del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar.

@kiloardila

eardila@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad