sábado 14 de febrero de 2009 - 10:00 AM

Bruni y Sarkozy

La historia de amor entre Carla Bruni y Nicolás Sarkozy comenzó la misma noche que se conocieron. Ese día el ahora presidente de Francia le propuso matrimonio a la súper modelo, se atrevió a besarla en los labios y a comparar su idilio con el de JFK y Marilyn Monroe, según publicó el diario ‘timesonline’.

El libro narra que Sarkozy, quien estaba recién divorciado de Cecilia Ciganer-Albéniz, le pidió ser su compañero sentimental a Bruni, al tiempo que se burlaba de las piernas de Mick Jagger, con quien la modelo estuvo saliendo durante ocho años. Todo está publicado en el cuento ‘La mosca sobre la pared’, de Jacques Seguèla, el amigo común de la pareja que les organizó una cita a ciegas el 13 de noviembre de 2007. Se casaron siete semanas después.

Seguèla, de 75 años, publicó todos los detalles de los inicios de esta relación en una biografía no autorizada que salió a la luz pública esta semana.

Sarkozy, a quien Seguèla describe como un ‘torbellino’, es el protagonista de la historia de ‘un inesperado juego de seducción entre dos bestias salvajes’.

La historia comenzó

Sarkozy le preguntó a Seguèla la posibilidad de realizar un encuentro con Carla Bruni. Se fijó la fecha y él llegó retrasado y sin corbata. Ella despampanante como siempre. El comportamiento de la bella modelo, dice el autor, era equiparable al de ‘la cazadora Diana con garras aterciopeladas’.

Bruni, a sabiendas de la reputación del francés, le dijo que conocía de sobra su reputación de ‘mujeriego’. Él le respondió: 'Mi reputación no es peor que la tuya, te conozco bien, te entiendo. Tú haces el amor porque nadie te hace el amor. Sé todo sobre ti porque soy como tú'.

La bella y la bestia dejaron el usted de las presentaciones para pasar a un íntimo tuteo.  

Carla y Nicolás se casaron siete semanas después del encuentro. La pareja vive en el domicilio de ella en París y aún no han tenido hijos.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad