domingo 26 de julio de 2009 - 10:00 AM

Chapetas y chips, la nueva cédula del ganado

Como van las cosas, en 2019 las vacas tendrán cédula en Colombia.

No se trata de que cada bovino tenga que ir a la Registraduría Nacional a buscar su documento de identidad.

No. Pero sí estarán inmersos en un programa de modernización del hato ganadero impulsado por el Gobierno Nacional y delegado en la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, que tiene como finalidad identificar vacas, toros y terneros, desde el nacimiento hasta su sacrificio. Y no solo se tendrán esos detalles, sino su progenie y hasta de qué enfermedades sufrió y qué comió en su vida.

Además se sabrá su procedencia, raza, peso, vacunaciones, cruces y partos antes de convertirse en un tajo para el asador.

Lo anterior significa que el consumidor tendrá la certeza de qué va llevar a su mesa.
Eso se llama trazabilidad y es la aplicación de la ley 914 de 2004.

En Colombia se denomina Sistema Nacional de Identificación e Información del Ganado Bovino, Sinigán, y lleva 9 meses aplicándose en 13 departamentos.

Carne moderna

De acuerdo con José Félix Lafaurie Rivera, presidente de Fedegán, el proyecto Sinigán 'será la mejor demostración del sector pecuario de continuar modernizándose para responder a las nuevas tendencias del mercado a nivel nacional e internacional'.

'La implementación de la trazabilidad en el país es  parte del programa Estratégico de Ganadería Colombiana 2019, que prevé la modernización de esta actividad, dijo el presidente de Fedegán.

Lafaurie Rivera expresó que 'trazar los animales es un requerimiento que cada vez más exigen los mercados, según normas y regulaciones de organismos multilaterales'.

Lo que se pretende, de acuerdo con el vocero del gremio ganadero, es llegar al 2019 con una 'cadena cárnica bovina que se produzca al costo de los brasileros, con la velocidad de los estadounidenses, la calidad de los uruguayos y el nivel de consumo de los argentinos, utilizando el esquema institucional uruguayo y la fortaleza investigativa de Brasil'.

La platica

Según el Ministro de Agricultura, Andrés Fernández Acosta, a través del programa Agro Ingreso Seguro, AIS, se dispuso de $10.600 millones, de los cuales se han ejecutado $8.178 millones para adelantar el Programa Sinigán.

'Más allá de los aspectos tecnológicos y técnicos de ganadería, se trata de un cambio de cultura hacia la trazabilidad, que va a ser columna vertebral para muchas otras cosas', dijo el funcionario.

Para el funcionario, la ganadería colombiana pretende un producto seguro, inocuo y que genere confianza en el consumidor.
Es un requerimiento de orden zoosanitario.

Los códigos bovinos

Según Marceliano Acosta, gerente de Sinigán, este programa permite disponer la información de un bovino y sus productos, desde el nacimiento, como inicio de la cadena alimenticia, hasta llegar al consumidor final.

Preguntas y respuestas

¿Cómo es el método de identificación?

La identificación de los animales se realiza a través del Dispositivo de Identificación Nacional, DIN, que consiste en dos orejeras o dispositivos, una visual tipo paleta y otra electrónica tipo botón.

El DIN tiene un código individual de identificación asignado a cada animal, es decir, cada animal tiene una cédula que lo identifica en forma única en el territorio nacional, así como en todo el mundo, ya que este código conserva estándares internacionales de identificación animal. El DIN, además de permitir la identificación del bovino, también permite asociar código con los productos y subproductos.

¿Qué contiene esa información?

Contiene un código individual de identificación, que corresponde a un código de caracteres alfanumérico y que contiene las siguientes partes en su orden:

1. Código de País. Para Colombia corresponden los dos caracteres alfabéticos CO (cuando es visual) o los tres caracteres numéricos 170 (cuando se almacena electrónicamente).

2.  Código de Especie. Corresponde a dos caracteres numéricos 01 para la especie bovino, en el ámbito del Sinigán. El Código de especie no se utiliza en información visual, sino solo en la información almacenada electrónicamente.

3. Código de Animal. Es un número entero secuencial representado en diez caracteres numéricos, es decir, se encuentra en el rango entre el número 0000000001 y el número 9999999999.

4.  Dígito de Verificación. Permite verificar que la secuencia de los anteriores códigos en su orden es correcta y su cálculo está basado en una fórmula.
Un ejemplo, para el caso visual sería: CO 1234567890 7 y su correspondiente información electrónica sería 170 01 1234567890 7.
Es importante precisar que el código DIN se asocia al resto de la información en el Sinigán a través de una base de datos integrada, como es el sitio donde está ubicado el animal, propietario, vacunaciones y tratamientos aplicados, movilizaciones, las ventas que ha tenido el animal, entre otras.

¿Dónde y cómo se le pone a un animal?

Los dispositivos se ponen en ambas orejas del animal, con la ayuda de un aplicador de orejeras. Se ponen tanto la pieza hembra como la pieza macho en el aplicador, se acerca al pabellón de la oreja y se cierra.

¿Cómo se va llenando de la información de cada animal?

Antes de registrar la información de cada animal, se debe confirmar  el predio y su propietario. Luego, en el tiempo, se deben anexar eventos del animal, tales como: nacimiento, vacunaciones, tratamientos, movilizaciones, ventas, muerte o sacrificio.

¿Cómo funcionaría de la manera más sencilla?

La información se ingresa a través de Internet y es muy poca. Además, el Sinigán tiene en las regiones la red de operación, dotada con oficinas en comités ganaderos con computadores y conexión a Internet, para que los ganaderos tengan asistencia para el registro de información.

¿Esa trazabilidad, por ahora, es solo para el mercado externo?

No es solo para el mercado externo. Hoy por hoy se puede conseguir carne trazada en Carrefour y la mayoría de expendios de carne que abastece Friogán, así como productos lácteos de Alquería.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad