martes 06 de enero de 2009 - 10:00 AM

La ciudad de puertas abiertas

Manizales es una ciudad encantadora, privilegiada en todos los sentidos: su geografía está llena de recursos naturales como el agua y una espectacular fauna y flora.

Cuando los turistas llegan a Manizales las calles los sorprenden. Por estar ubicada en una zona montañosa, algunas de las vías son empinadas.
Su gente es cálida y amable lo que, sin duda, hace que se sienta como si estuviera en casa propia.

Esta hermosa tierra que se ubica en corazón de Colombia, está empapada de luz. Su arquitectura, sus avenidas y casas son hermosas.

Muchos visitantes coinciden en afirmar que la tierra manizaleña semeja un pesebre. Desde que se está en el avión se divisa una hermosa población construida entre montañas: casas pequeñas, adornadas en sus jardines con hermosas flores que componen cada uno de sus rincones.

Una vez el turista llega a la capital del departamento de Caldas, no quiere salir de allí, hay tanto que descubrir, pasear y conocer, que el ambiente y los 18 grados de temperatura que oscilan en la ciudad lo envuelven en un encanto de aires culturales, artísticos, musicales y comerciales.

Parques, restaurantes, centros comerciales, museos y universidades, hacen parte de una ruta selecta para cada día.

Además, por su ubicación geográfica, en Manizales se puede disfrutar de diversos paisajes, tales como: bosques, nevados, montañas y valles.

Manizales es una ciudad muy limpia, con mucha cultura y organización, por ende, su ambiente es muy acogedor. Sencillamente es una ciudad seductora.

Una historia que contar

Cada rincón de esta hermosa ciudad tiene una historia que contar, esculturas, monumentos, sus casas, los templos, la gente, en fin todo es una antología de recuerdos y herencias del pasado combinadas con una transformación actual.

Manizales está localizada en la región central del occidente colombiano, sobre la prolongación de la cordillera andina. Junto con los departamentos de Risaralda y Quindío conforman el suroeste antioqueño.

El relieve de la ciudad es especialmente montañoso. Cerca de ésta se encuentra el imponente Nevado del Ruiz, orgullo nacional que posee una altura de 5.800 metros sobre el nivel del mar.

Un ambiente para disfrutar

Manizales es una ciudad que tiene gran afluencia de turistas nacionales e internacionales debido al Festival Internacional del Teatro que se lleva a cabo en septiembre de cada año y a las ferias y fiestas que muchos consideran las mejores de América.

La ciudad por estos días está de fiesta. Del 3 al 11 de enero, se vive un espíritu abierto del carnaval, alternado con otras actividades.

La famosa Feria de Manizales nació en 1951, con ocasión del centenario de la ciudad. Se inició con la presentación de grandes carteles taurinos y con un desfile de manolas en rústicas carretas.

Debido a la gran acogida, se aumentaron los espectáculos como el Reinado Internacional del Café, que con la temporada taurina se convierten en los principales eventos, alrededor de los cuales se desarrolla la feria.

Presentación de grupos folclóricos, exposiciones, variedad de desfiles, troveros, orquestas nacionales e internacionales, conjuntos musicales, entre otros eventos, también hacen parte de las actividades para disfrutar.

La feria concluye con la coronación de la Reina Internacional del Café, en la que participan hermosas mujeres de los países donde se comercializa el grano.

Un placentero viaje a Manizales

• ¿Cómo se llega? Vía aérea de Bucaramanga a Bogotá y de allí a Manizales, la tarifa aproximada es de $465 mil por Avianca y el tiempo de vuelo promedia las dos y media horas. Por vía terrestre la ruta comprende Bucaramanga - Manizales. El costo total del pasaje promedia los $70 mil y su recorrido tarda 12 horas.
• ¿Dónde alojarse? Manizales cuenta con una gran variedad de hoteles para el alojamiento urbano y rural; lugares para todos lo gustos y presupuestos.
• ¿Qué comer? Uno de los platos típicos es la bandeja caldense con fríjoles, carne, arroz, patacones, aguacate, huevo, chorizo, chicharrones y plátano maduro.
No deje de probar la mazamorra de maíz endulzada con panela, la aguapanela con queso, las arepas de maíz y el popular aguardiente que, también, hace parte de la gastronomía manizaleña.
• ¿Qué hacer? No se puede ir de Manizales sin visitar el Parque Nacional de Los Nevados, donde podrá conocer la nieve en el Nevado del Ruiz.
• No se pierda: Hacer un recorrido por el centro de la ciudad y conocer un poco de su historia.

El ecoparque Los Yarumos es un centro recreativo, cultural y turístico. Tiene más de 70 hectáreas de selva húmeda tropical. 

Otros lugares para conocer en Manizales:

-La Catedral Basílica Metropolitana Nuestra Señora del Rosario.
-Iglesia la inmaculada concepción.
-Monumento Bolívar Cóndor.
-Monumento a los Colonizadores.
-La Torre del Herveo.
-El estadio Palogrande.
-El bosque popular El Prado.
-Parque del observatorio de Chipre o Torre del Cielo.
-Teatro los fundadores.
-Museo Arqueológico.
-Museo del oro del Banco de la República.
-La Plaza de toros de Manizales.
-El Recinto del Pensamiento.

 

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad