martes 04 de octubre de 2022 - 2:45 PM

La nueva Miss Universe Colombia, María Fernanda Aristizábal, busca conquistar la corona universal

Bien dicen que el tiempo es experiencia y sabiduría, y nada más cierto para la quindiana nacida en Armenia, María Fernanda Aristizábal, elegida Miss Universe Colombia hace más de tres años.

La candidata de 25 años, que representará a nuestro país en el concurso de belleza más famoso del planeta, de cabello rubio, ojos azules y 1.75 metros de estatura, actualmente se prepara de manera ardua para brindarle a Colombia su tercer título universal de la belleza.

Aristizábal, que ha recorrido el territorio nacional de la mano de ‘Fajas forma tu cuerpo’, estuvo en Cali hace algunos días, donde hizo una pausa por varios lugares de la ciudad como el Hospital Universitario del Valle Evaristo García, El Mulato Cabaret, y la Fundación Escuela de Baile Swing Latino.

Ahora se prepara, para conquistar la corona universal el próximo 14 de enero, cuando será celebrada la edición 71 del certamen, en Louisiana, New Orleans, Estados Unidos. Cabe decir que, la reina que fue Señorita Colombia en 2019, y no pudo asistir a Miss Universo, dado que el Concurso Nacional de la Belleza perdió la franquicia en ese momento.

La nueva Miss Universe Colombia habló con El País de su preparación, su espera por más de tres años tras ser coronada, y sus expectativas con el concurso.

Fue coronada en 2019, pero apenas ahora comienza el proceso para conseguir el título como reina universal, ¿cree que le ha favorecido este tiempo para su preparación?

Definitivamente. En la forma en la que he podido conocerme a mí misma. He logrado pulir esa versión a la que uno siempre quiere llegar. Ha sido un autoconocimiento importante, buscando la mejor manera para representar a mi país. Quiero que todos los colombianos se sientan orgullosos de su candidata, y además también lo hago por mí, porque es algo que sucede muy rápido y quiero poder acordarme toda la vida de este proceso. Tener este tiempo, definitivamente ha sido un punto a favor. Además, ahora estoy muy enfocada en el inglés, para mí es una de las cosas principales, me siento más tranquila, pero quiero dejarlo muy pulido, y eso es algo que me ha permitido este tiempo. También quiero fortalecer toda esa parte emocional y mental, quiero poder inspirar a los demás, desde plataformas como las redes sociales.

¿Qué opina de que Miss Universe haya cambiado las reglas de juego y que hoy sea más flexible con las mujeres que pueden participar?Siento que están abriendo las puertas para que muchas mujeres cumplan sus sueños y que no se vean coartadas de poder actuar. Tener un hijo no es una limitante para poder seguir trabajando por lo que se quiere. Cada quien sabe en qué etapa de la vida está y cómo la quiere asumir, por eso creo que las mujeres somos capaces de lograrlo todo y que esto es para todas aquellas que se animen. Es maravilloso.

¿Qué tanto cree que una reina puede influir en su entorno a través de su trabajo?

Podemos llegar a muchas personas para transformarlas de la manera más positiva. Dios nos dio un don, la belleza, no como algo trivial, sino como esa manera de impactar en la sociedad, y por eso creo que lo más bonito de estos concursos es que hoy están buscando una mujer líder, una mujer con criterio, una mujer que tenga voz y que quiera hablar por los demás. La corona sin un propósito noble de fondo, no tiene sentido. Para mí lo más importante es poder, cada vez, crecer más en ese sentido, y poder seguir siendo ejemplo. Todo ha sido en el tiempo de Dios y cuando las cosas deben ser, pero no me he rendido, he querido seguir luchando por mis sueños.

¿Soñó con ser reina alguna vez?

Claro que sí, en algún momento comencé con la idea. Varios departamentos querían que los representara, pero Quindío, mi región, nunca había tenido una reina, así que para mí eso ha sido un gran orgullo. Representar a ese “corazón verde” de Colombia, el lugar donde nací, una tierra que hay que resaltar. Estoy muy orgullosa de llevar el nombre de mi región en alto.

¿Qué piensa de los estereotipos de belleza en estos certámenes?

Creo que han cambiado mucho. El prototipo de una mujer 90, 60, 90, con la piel completamente perfecta, sin estrías, alta, delgada, ya pasó. Hoy en día vemos mujeres hermosas y diversas, y se valora mucho más lo que tiene que ofrecer más allá de su belleza, como líder, como transformadora de su futuro. Lo físico solo es un vehículo, pero más allá de eso es cómo vas a usar esa belleza para el bien de los demás.

¿Cree que se ha revaluado el papel de la reina?

Realmente las cosas han cambiado, es claro que los concursos se crearon para resaltar las cualidades físicas de una mujer, pero más allá de eso, la parte integral, mujeres con criterio, con un gran nivel de oratoria, que quieren hablar de cosas importantes. Me parece fantástico que se esté cambiando el chip y estoy muy feliz de ser parte de ese cambio, estar en esta época, una durante los reinados se están transformando.

Según los sondeos, los expertos en belleza, tanto del país como fuera de él, ya la dan como ganadora. ¿Qué piensa acerca de esos vaticinios?

Uno no debe confiarse, pues finalmente los que deciden son los jurados, pero sin duda eso lo motiva a uno, saber que la gente te está apoyando, que te quiere, te envía buena energía, eso realmente te impulsa mucho más.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad