lunes 26 de septiembre de 2022 - 4:57 PM

“Meghan quería ser la Beyoncé del Reino Unido”: revelaciones de exempleados de la corona

En el libro “The Hidden Power Behind the Crown” la escritora Valentine Low recoge varios relatos de antiguos empleados de la corona que supuestamente sufrieron abusos por parte de miembros de la realeza.

En “The Hidden Power Behind the Crown” (en español “el poder oculto detrás de la corona”), un libro que escarba sobre la realidad de la familia real británica de puertas hacia adentro, la escritora Valentine Low cita a exempleados de la monarquía del Reino Unido que hablan sobre el nuevo rey Carlos III y de los duques de Sussex, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle.

Según el Daily Mail, antiguos miembros del personal de Carlos lo describen como una persona con gran energía y muchas ideas que “siempre está trabajando... los siete días de la semana”.

El medio británico cita el libro diciendo que se describe al nuevo monarca como alguien bastante exigente consigo mismo, que espera lo mismo de su personal, a quienes incluso les hace llamadas telefónicas a cualquier hora del día.

'En cualquier momento puede querer llamarte por algo. Trabajando en sus cajas, en sus ideas, en sus papeles. El ritmo es bastante intenso”, cita el medio.

Pero, algunas de las revelaciones más explosivas se relacionan con los duques de Sussex. A “Meghan Markle el antiguo personal la describe como una “sociópata narcisista” que planeaba su salida real desde el principio.

Un exmiembro del personal dijo que: “Ella quería ser rechazada, porque estaba obsesionada con esa narrativa desde el primer día”. Además revelaron episodios de maltrato laboral en los que Megan supuestamente perdía el control y trataba mal a su personal.

Una de las frases que supuestamente le dijo Megan a una de sus empleadas fue: “No te preocupes. Si hubiera literalmente alguien más a quien pudiera pedirle que hiciera esto, se lo pediría a él en lugar de a ti”.

Tanto así que Valentine Low escribió que alguien del personal quedó completamente destruido por lo que vivió trabajando para los Sussex, tanto así que ellos mismos se autodenominan el “Club de sobrevivientes de los Sussex”.

Antiguos empleados “también afirman que la duquesa creía que se convertiría en la Beyoncé del Reino Unido al casarse con el nieto de la reina, pero estaba desilusionada por los estrictos protocolos y reglas de vida como miembro trabajadora de la familia real y se sentía cada vez más arrinconada e incomprendida, según cita el medio argentino de Infobae.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad