domingo 12 de junio de 2011 - 12:00 AM

Cuando se pierde la atracción

Muchas personas creen que el matrimonio se les derrumba porque ya no son las mismas mujeres o los hombres de 20 ó 30 años, cuando la razón tiene un trasfondo más interesante por analizar.
Escuchar este artículo

La falta de atracción física, que por supuesto desemboca en una sexualidad poco activa o nula, no se despierta ni se recupera con sacrificios en el gimnasio o cambios exteriores.

Si bien todos sabemos que el aspecto personal influirá en ese gusto por el otro, que una persona casada no debe descuidarse ni dejar de sorprender a su pareja, existen razones internas que son importantes considerar y darle la real importancia que merecen.Si se ha desvanecido la atracción por el otro, ¿cree usted que además de lo físico tiene razones psíquicas para interesarse por su pareja? ¿Qué tanta sensualidad proyecta usted ante el otro? ¿Cómo está su sexyestima? Si no puede darles respuesta a esos interrogantes, lo más probable es que la falta de atracción requiera un esfuerzo de su parte.

A despertar el deseo

Si usted quiere comenzar de cero, despertar de nuevo la atracción hacia su pareja y recuperar esa chispa que se está apagando en la intimidad, es hora de seguir las indicaciones de la psicóloga Claudia Astrid Becerra:

1. Convénzase a sí misma de que es una persona atractiva.

2. Trabaje en su arreglo personal.

3. Tenga una actitud segura.

4. Procure siempre una conducta divertida.

5. Recuerde que las personas consideradas "sexys" no siempre son las más bellas o las del cuerpo perfecto. Ese "sexy" tiene mucho más que ver con la actitud personal.

Voz de experto

Agustín Herrera de Arcos

Médico Sexólogo

¿Por qué es tan importante mantener activo el gusto o la atracción de mi pareja hacia mí? El compartir de la pareja es una acción psíquica o emocional y hace parte de ese conjunto indudablemente el aspecto físico pero también emocional y esa misma convivencia; son tres elementos que deben girar de manera sincronizada.

Lo cierto es que lo físico tiene mucho que ver pues es lo que nos da el gusto por el otro, nos da esa satisfacción a los sentidos. Es por eso que la armonía del cuerpo es necesaria. Cuando el cuerpo pierde la estructura estética, lo cierto es que causa desazón, por eso es que es tan importante la parte física, sobre todo si queremos evitar el desgano y la apatía.

Pero además del gusto físico está el gusto por lo afectivo, que es ese cariño, ese agrado por hablar con el otro, por compartir, por acercármele a través de las palabras. Por eso lo físico no puede estar desligado de lo afectivo.

No solo es cuestión femenina

Por lo general es la mujer la que se cuestiona todo el tiempo sobre su aspecto físico, sin desconocer que existan algunos hombres que cuiden su imagen y detesten verse con panza. Pero puede darse de aquel hombre de cultura machista que piense que eso no tiene importancia, que su arreglo personal o su autoimagen pasan a un segundo plano, que eso no interfiere en su desempeño o atracción hacia la mujer. Para algunos, ellas son las que deben lucir siempre lindas.

El sexólogo Agustín Herrera de Arcos explicó que "en occidente no importa muchas veces cómo esté o luzca el hombre. Pero lo cierto es que a ella también le interesa la forma como luce su pareja, por eso no debe ser solo su voluntad".

Así que la conclusión del profesional es que "el hombre también debe agradar y no esperar a que sólo ella sea la que alcance medidas 90-60-90".

Preguntas y respuestas

Claudia Astrid Becerra

Psicóloga especialista en inteligencia emocional

¿Qué tanto daño se puede hacer una pareja si ya no siente atracción hacia el otro? La atracción física y, por tanto la posibilidad de tener una sexualidad plena en la relación de pareja, constituye uno de los tres pilares fundamentales de la misma; por tanto la disminución (o en casos serios) la falta total de intimidad sexual en una pareja, evidencia un serio problema en la "estructura" de vinculación. Disfrutar la sexualidad es un derecho de los dos miembros de la pareja, por tanto las palabras cumplir, rutina y obligación no son compatibles con una sana sexualidad.

¿Cuáles son las instancias que se deben agotar antes de decir " ya no nos gustamos? Recomiendo como terapeuta de pareja tomarse el tiempo para poner en el tapete todos los aspectos que nos encuentran o nos desencuentran como pareja. Antes de decidir "ya no va más", tenemos que, en forma serena, evaluar la relación como una "creación" hecha a cuatro manos, es decir con dos responsables de su funcionamiento o su disfunción. Si la razón para terminar está basada en la falta de atracción física, es porque desde el inicio la relación se basó en el deseo y no tenía la solidez psicológica y afectiva que se requería.

¿Qué decir cuando se acaba la atracción y la razón de peso es el gusto hacia otra persona? Es una realidad, a veces difícil de aceptar y de digerir, que el afecto entre los seres humanos no tiene "garantía"; nada ni nadie nos puede garantizar que la persona que nos ama hoy nos va a amar mañana. Como seres humanos tendremos que vivir sabiendo que en relación con el afecto humano "nada es para siempre" y que en determinado momento y, por diferentes causas, el afecto puede cambiar de objeto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad