Lunes 21 de Mayo de 2018 - 12:14 PM

Trucos para lidiar con personas muy competitivas

Cualquier podría decir que es falso, que incluso en la teoría de las especies queda claro que los animales lucharon para sobrevivir y ser más fuertes que otros. Pero la concepción de un mundo competitivo está cambiando para muchos y, en todo caso, no todo es competencia.
Tomada de Internet
Las personas simplemente están organizadas neuronalmente de forma diferente: “algunos son excelentes haciendo su mejor esfuerzo en entornos de alto riesgo, mientras que otros necesitan un espacio tranquilo y tranquilo para tener un rendimiento óptimo. Los buenos líderes combinan el entorno competitivo con el estilo de trabajo de cada persona”, explica la coach Camila Díaz.
(Foto: Tomada de Internet )

El psicólogo Arturo Torres explica que las personas competitivas, si bien son el músculo de las empresas, también pueden ser la chispa que inicie conflictos innecesarios. El experto ofrece algunas claves para lidiar con este tipo de personas que insisten en competir y no en colaborar:

No permita que el ego se imponga: para evitar que las personas competitivas transmitan ansiedad a todo el mundo es no recompensar su conducta.

Le puede interesar: ¿Se puede ser feliz en la oficina?

En una reunión, por ejemplo, una persona que compita por atraer la atención estará todo el rato interrumpiendo a los demás.

Es una mala estrategia rivalizar, lo mejor es ignorarla.

Asertividad: si la arrogancia y la soberbia del otro mina nuestra dignidad, es bueno hacer llamadas de atención para que ese tipo de situaciones no se repitan y, de paso, se pueda mantener el orden.

Le puede interesar: Las mujeres se autocritican, los hombres compiten

Intervenga: si los efectos negativos de tener cerca una persona competitiva se hacen notar, ya sea porque utiliza trucos poco éticos para llegar a sus objetivos o porque se fija unos objetivos diferentes a los planeados, una de las estrategias que se puede seguir es intervenir directamente cambiando el sistema de recompensas o de “penalizaciones”, poniendo límites a estos mecanismos.

Aplique el derecho a la igualdad: si la persona competitiva en cuestión es joven y se está en disposición de participar en su educación y formación, es bueno llevarla a reflexionar sobre el derecho a la igualdad de oportunidades.

Le puede interesar: Primero, la solidaridad femenina

Comprender por qué inició la competencia: algunas personas que no han sido competitivas en el pasado cambian su forma de ser por alguna razón. Si se logra comprender qué pasó, se puede manejar la situación con mayor tranquilidad.

Nada de miedo: a veces, cuando se presenta un cambio en el entorno, las personas pueden sentir miedo y hasta considerar que las están persiguiendo, lo cual genera en ellas una actitud hostil y competitiva.

Le puede interesar: ¿Cómo tratar con personas difíciles?

Lo mejor para manejar estos casos es la comunicación y tratar de trabajar conectado con los procesos de los demás.

Publicada por
Contactar al periodista
Publicidad
Comentarios
Agregar comentario
Comente con Facebook
Agregar comentario
Comente con Vanguardia
Comente con Facebook
Agregar comentario
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Rostros ‘iluminados’ llegan para impactar

Para 2018 la tendencia en maquillaje la marca el strobing.

Publicidad
Publicidad