lunes 21 de diciembre de 2009 - 10:00 AM

Aburridos por vacaciones y en Navidad

Mis dos nietos de 5 y 7 años dicen estar aburridos por estar en vacaciones y que por otro lado, no le encuentran sentido a la Navidad.

Quisieran estar a todo momento en la calle pero es un peligro y de vez en cuando lo hago, contrariando lo que dicen los papás quienes desean que se la pasen estudiando o viendo televisión.

Sus padres es decir mi hijo y la nuera se la pasan trabajando y poco tiempo sacan para los niños.

He querido aprovechar estas festividades para integrarlos y los puse a ayudar haciendo el pesebre y el arbolito. Dígame que otra cosa puedo hacer. Gracias por su atención.


Respuesta

Estimada señora: En vacaciones los chicos se sienten aburridos porque permanecen mucho tiempo en casa. Por lo tanto, hay que buscar juegos que les distraigan sin que permanezcan mucho tiempo viendo televisión.

Jugar parqués, dominó, el tío rico, hacer la novena, cantar villancicos, salir juntos a comer helado, ver pesebres, etc, son actividades que divierten.

Al margen de poderles contar lo que representa el pesebre, es conveniente indicarles el significado de cada figura, mostrándoles la lucha de José y María para brindarle a su hijo un lugar cálido donde pudiese nacer.

Es allí donde aparecen  papá y mamá como fundamento y esencia de su propia familia. Hay que hablar de lo que hacen, del trabajo que realizan, de su responsabilidad, esfuerzo y dedicación para salir adelante. Bajo estos aspectos entenderán y descubrirán el sentido de la vida. Será el comienzo de una comunicación más fluida y edificante que se reafirmará el 24 de Diciembre con el Nacimiento del Divino Niño. ¡Feliz Navidad!.


Reflexión

Aunque vacaciones se asocien a descansar y no hacer nada, todo lo contrario sucede porque, aunque no se quiera, la cama cansa y la sensación de aburrimiento aparece.

Pero, ¿qué hacer? Hable con su hijo y lleguen a ciertos acuerdos que permitan minimizar o erradicar esta sensación.

Aprovechen vacaciones y Navidad para dialogar en familia. Es la oportunidad maravillosa para saber lo que piensan y sienten buscando mejorar la comunicación, propiciando espacios que  permitan conversar sobre cosas que a ellos les interesa. ¿Usted sabe cuáles son las prioridades de sus hijos en este instante?  ¿Sabe qué les enorgullece o preocupa?

Navidad es oportunidad para reconocer, cambiar, mejorar, renacer, transformar y edificar un ser humano ejemplar. ¡Manos a la obra!.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad