lunes 22 de junio de 2015 - 12:01 AM

Acercarse en familia durante las vacaciones

Las vacaciones son uno de los momentos más añorados en familia, pero para descartar por completo el riesgo de que se conviertan en una de esas películas de Hollywood donde hasta un sencillo viaje se convierte en un caos, los expertos recomiendan planificar el tiempo y ejercitar la paciencia, la comprensión y el respeto.

Comienzan las vacaciones y es momento de ejercitar las reflexiones que se han hecho a lo largo de este primer semestre de año.

Muchos hijos e hijas regresan de cursar sus estudios universitarios en la capital y les cuesta nuevamente adaptarse a la rutina familiar.

Incluso si estudian en Bucaramanga, los padres e hijos se verán más tiempo y aquellos viejos comportamientos que generan resquemores o aquellas nuevas ideas que los integrantes de la familia han adquirido a lo largo de esta temporada son parte de la dinámica familiar y los retos en cuanto a convivencia no se hacen esperar.

Aún más, existe la posibilidad de que los familiares que viven en el extranjero o en otra ciudad del país lleguen de visita o que sea la familia la que viaje para compartir con los seres queridos un par de semanas.

Es entonces cuando la paciencia, el amor y la comprensión entran en juego, así como una buena planificación del tiempo y tener los límites claros.

La psicóloga Jessica Piña señala que una de las claves para los padres es desconectarse del trabajo, ya que seguir conectado a la oficina genera más estrés e impide que la mente se concentre en disfrutar con los hijos e hijas de la temporada. Además, añade una pizca de mal genio a los padres.

La recomendación es tratar de conectar con los hijos e hijas, involucrarse en algunas de sus actividades favoritas para pasar tiempo con ellos y conocerlos más. En el caso de las peleas entre hermanos, lo mejor es conversar y no relajar del todo los límites que se han impuesto tradicionalmente en la convivencia del hogar.

Pero, ¡ojo papás! Son vacaciones y es lógico que los chicos quieran pasar tiempo con sus amigos, relajarse y dormir un poco más tarde. Vale la pena organizar horarios y negociar con ellos.

Otro consejo que evitará problemas es dividir las tareas domésticas. Es bueno enseñar a los varones a defenderse por sí mismos y darles a las chicas otras responsabilidades que impliquen más empoderamiento de sí mismas, teniendo en cuenta su edad.

Algunas personas consideran que ser padres hoy es una tarea difícil y en ocasiones no tan agradable. Pero al preguntarles ¿qué es lo mejor que le ha sucedido en la vida?, la única respuesta sigue siendo “ser padres”, y es que este rol les genera más plenitud y felicidad que cualquier otra cosa. Entonces, ¿Por qué no hay éxito en la relación de padres e hijos? Sencillo, porque nunca nos educamos para ser padres, y no hemos educados a nuestros hijos a ser hijos. Sin embargo, nunca es tarde para hacer las cosas bien, y hoy es el momento de iniciar este aprendizaje con el mejor de los entrenadores “Dios nuestro creador y padre”, pues siendo él quien nos diseñó para cumplir con este rol de “Padres”, nadie mejor que él para saber cual es la mejor forma para funcionar como Padres y, así mismo, nos capacita para ser entrenadores para nuestros hijos, a través del manual de entrenamiento ‘La Biblia’.

Pero, ¿cómo la Biblia nos ayudará a acercarnos a nuestros hijos? Cuando decidimos reconocer y aceptar a Dios como el entrenador de nuestras vidas, podemos llegar a ser ejemplo y a su vez los mejores entrenadores de los hijos para que puedan llegar a ser personas felices en la vida. Dentro de las responsabilidades de este rol de entrenadores, está en primer lugar amar a su cónyuge e hijos, vivir de manera pura y sabiamente, y cuidar el hogar.

Ahora, como entrenadores de los hijos, la disciplina y la instrucción son parte integral de la paternidad. Los hijos que crecen en hogares indisciplinados se sienten rechazados y sin valor. Les falta dirección y auto-control, y mientras crecen, se rebelan y tienen poco o ningún respeto por cualquier clase de autoridad.

Al mismo tiempo, la disciplina debe estar balanceada con el amor, o los hijos pueden crecer resentidos, desanimados y rebeldes. La disciplina es dolorosa cuando se ejecuta, pero si es seguida por una instrucción amorosa del entrenador, es en gran manera benéfica para el hijo. Decide hoy capacitarte para ser el entrenador de tus hijos y llévalos a disfrutar una vida de campeones.

REFLEXIONES PARA EL EJERCICIO DE LA PARENTALIDAD POSITIVA

Ana Mª Prats Cedó

Coach de Familia

Trabajadora Social

Para esas vacaciones, en donde compartimos más tiempo con nuestros hijos, os propongo estas reflexiones que nos ayudan como padres y madres en el ejercicio de la parentalidad positiva.

1 Vínculos afectivos sanos, protectores y estables para que se sientan aceptados y queridos: modificando la manifestación del afecto con la edad.

2 Entorno estructurado, guía y supervisión para que aprendan normas y valores: establecimiento de rutinas y hábitos para la organización de las actividades cotidianas.

3 Estimulación y apoyo al aprendizaje cotidiano: fomento de la motivación y de sus capacidades, teniendo en cuenta sus avances y logros.

4 Reconocimiento, mostrar interés por su mundo, validar sus experiencias, comprenderles y tener en cuenta sus puntos de vista, así toman parte activa en las decisiones familiares.

5 Crear en la familia espacios de escucha, interpretación y reflexión de sus preocupaciones.

6 Educación sin violencia, excluyendo toda forma de castigo físico o psicológico degradante ya que el castigo corporal constituye una violación del derecho del menor al respeto de su integridad física y de su dignidad humana, e impulsa a la imitación de modelos inadecuados de relación interpersonal.

Herman López

COach

“El tiempo de vacaciones es quizás uno de los periodos más propicios para que entre los padres y los hijos se fomente la unión y el compartir, ya que todos estamos dispuestos a dejar por un tiempo nuestras actividades cotidianas y centrarnos en otras cosas. Por eso, padre y madre de familia no dejen pasar esa oportunidad para acercarse más a sus hijos y conocer esas cosas que por el tiempo y el estrés de la vida laboral no se abordan.

Planeen con anticipación sus actividades vacacionales, especialmente, el tiempo que dedicará a sus hijos, ellos lo agradecerán y será un alivio y un aspecto emocional positivo en su desarrollo, por eso, hoy en día se habla de pasar calidad de tiempo; que sea para ellos una experiencia única e irreemplazable.

No es necesario inventarse grandes paseos que a la postre pueden generar una mayor carga emocional para todos. En el lugar donde habite o en sus mismos domicilios, si no tienen la oportunidad de salir, pueden crear espacios de tiempo como compartir juegos sencillos que favorezcan el diálogo, ver juntos un película y comentarla. Entre madre e hija, por ejemplo, compartir una tarde de compras en algún centro comercial; entre padre e hijo, una actividad como una salida en bicicleta, un deporte: esas actividades pueden no darse en el rol de la vida particular de los miembros de la familia y propician una charla de conocimiento mutuo donde se manifiestan los gustos e intereses de todos. Son formas simples y efectivas de acercamiento, pero sobre todo, lo más importante, que haya la voluntad de cada uno de compartir. No fuerce a sus hijos a hacer actividades para las cuales no tengan la disposición. Por ello, planee en conjunto teniendo en cuenta sus expectativas y no sólo las suyas. No importa las experiencias que se hayan tenido en la vida escolar o laboral, los conflictos, problemas, etc; aproveche este magnifico periodo para acercarse a sus hijos y aumentar sus conocimientos, demuestre preocupación por ellos pero de una manera franca, será una fuerza poderosa.

No aproveche las vacaciones para un periodo de castigo, sea sabio y úselas como una experiencia de exploración y de tratar de entender un poco más sus mecanismos internos.

Si están en una periodo de adolescencia, pasar tiempo con ellos es imprescindible. Use este periodo de vacaciones para escucharlos, no para juzgarlos, que sea una tiempo dentro del año diferente y de experiencias agradables. Su vida emocional se favorecerá y su desarrollo será mejor.

Adquiera la sabiduría que dan los años, no cometa los mismos errores con ellos, la familia siempre será lo más importante.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad