jueves 27 de febrero de 2014 - 12:01 AM

¿Amor o necesidad?

Es bueno revisar las bases en las que se han forjado sus relaciones emocionales. Muchas veces no es amor sino una necesidad de compañía, de que alguien resuelva su vida o llene sus vacíos. Amor es estar completo y decidir compartir esa plenitud con otro.

No es necesidad. Así dice la canción de Santiago Cruz. Es solo una cuestión de compartir, de hacerse bien el uno al otro y hablarse al oído.

Letra bastante romántica para hablar del amor.

Y si se detiene a analizar el contenido, no es necesidad, no tiene que ver con dependencia loca, no es irracional, no es que se acabe el mundo porque esa persona no está. Es simplemente darse el uno al otro en forma natural. Viven una doble vía, de dar y recibir. Y esa persona tiene claro que si alguna vez le falta la pareja podrá sobrevivir, pero simplemente decide estar con ella porque quiere, porque la ama, no porque la necesita.

Así que es bueno que usted entre a revisar si la relación que estableció con su pareja está basada en el amor o solo es cuestión de necesidad de compañía, de necesidad económica e incluso de necesidad sexual. Hay quienes establecen una necesidad hacia el otro simplemente porque tienen muchos vacíos y la otra persona los llena. Son personas que traspasan sus propios problemas a la pareja, y más que un soporte se convierte en quien les resuelve la vida misma. Eso también es necesidad. El simple hecho de anularse, de hacer que el otro sane sus heridas, resuelva su vida, también es dependencia. Por eso es bueno entrar a revisar si su relación está basada en el amor o en una necesidad por el otro.

Dependencias de tipo sexual

Existen personas que se atan a otras solo por el tema sexual. Hay una conexión en ese campo que no les permite soltar a la persona, así no tengan más cosas en común. ¿Qué tipo de repercusiones pueden presentarse?

El psiquiatra y sexólogo Camilo Umaña explica que “la dependencia de sexo y la sumisión sexual es una triste historia de los seres humanos y en múltiples oportunidades hemos visto que las personas determinan sus vidas por asumir que uno de los valores primordiales es la sexualidad, sin tener en cuenta y analizar el contexto en el cual se desarrolla la vida. Aislar otras esferas del desarrollo humano y en especial en la pareja es un fracaso del amor”.

El profesional Umaña invita a las parejas a entender que en el amor vale la ternura, los detalles, la lucha cotidiana por ser mejores y la sexualidad es solo el detalle final de una buena relación. “No se puede dejar de lado todo un plan de vida; la vida es corta y genera en cada uno de nosotros la incógnita: ¿en qué me voy a gastar mi vida?”, agregó Umaña.

Puede convertirse en un trastorno

Las dependencias pueden dejar graves consecuencias en las personas. Precisamente la palabra “obsesión” es una de ellas. O ese tener que “necesitar” a la persona para sentir que puede con la vida.

“Las personas que tienen trastornos de personalidad dependiente o inestable terminan relacionándose de forma conflictiva con el medio y cuando el tema es el amor se generan relaciones de interdependencia dañina con actividades sadomasoquistas que terminan involucrando personas del medio familiar, social y aún peor laboral, generando esos escándalos que dan de qué hablar a las personas que los rodean”, explica el psiquiatra Camilo Umaña.

Es amor cuando...

La psicóloga Irma Socorro Rodríguez hace claridad en las señales que hablan de una relación saludable, sana, sin apegos, donde las dos partes se respetan como seres individuales y se aman sin necesidades. Entre las señales está la autonomía, saber que los dos tienen sus libertades sin agredir al otro, que toman decisiones de manera autónoma, que se sienten a gusto y tranquilos.

“Lo contrario ocurre con personas que están por necesidad con el otro. Una señal clara es esa intranquilidad, pensar qué pasaría con ellos si esa persona no está. Es esa angustia que no los deja vivir en armonía”, indicó Rodríguez.

Es bueno preguntarse

1 .¿Cómo está su autoestima? ¿Depende de alguien para sentirse vivo y con una razón?

2 . ¿Qué tanto cree en sí mismo como ser único e irrepetible?

3 .¿Cómo está su autoconcepto? ¿Qué tanto se apoya, qué tanto aplaude sus logros y quien es?

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

¿Cómo acabar con esa necesidad por el otro?

La persona que ha podido detectar esa necesidad por el otro, debe empezar por entrenar su mente.

“Descubrir que la mente de uno es capaz de pensar, analizar y tomar decisiones y confiar que voy a poder manejar las consecuencias de mis decisiones y actos, así me llegue el agua al cuello”, explica el psiquiatra Camilo Umaña.

Irma Socorro Rodríguez

Psicóloga

Necesidad es querer estar al lado de alguien solo por dependencia. Existen cantidad de personas con dependencia emocional, con esa necesidad de estar atados a alguien; no les importa que esa persona actúe como a ellos no les gusta, pues ellos viven en una adicción por sus parejas; no son capaces de concebir la felicidad junto a otra persona.

Hay quienes buscan en una pareja ese ser que les solucione los problemas personales. Esa dinámica se da en sus relaciones afectivas porque de pequeños todo les solucionaron, siempre los guiaron, les dijeron qué hacer, qué no hacer, para dónde ir, entonces no son capaces de soltar ese cordón umbilical. Y sin darse cuenta siguen asumiendo ese rol de niños. Pero lo cierto es que pueden hacerse demasiado daño pues hay parejas que se cansan, que deciden dejarlos solos pues se sienten asfixiados de tantos problemas y la persona que se ha acostumbrado a esa dinámica en su vida no ve salida, por eso cae en depresión, pues no sabe qué hacer con su rumbo, con su destino.

Camilo Umaña

Psiquiatra y sexólogo

¿Qué señales me hablan de amor?

La presencia de confianza y mutuo apoyo son las bases primordiales que permiten a los integrantes de una pareja saber que cuentan con el otro ante cualquier dificultad y percibir que avanzarán en el camino de la vida como una unidad.

¿Qué señales me hablan de necesidad?

El temor y la duda de no tener al otro en el momento y en la forma como lo supone o imagina y eso implica rabia y frustración y sensación de dejar de ser sí mismo ante la ausencia del otro.

¿Qué consecuencias me deja vivir junto a una pareja solo por necesidad? El aceptar tener una relación de interdependencia por necesidad económica o por creer que no hay otro que lo ame a uno, termina determinando una necesidad asfixiante de su presencia y su dirección porque sus decisiones están encaminadas a este tipo de pensamientos: “yo no soy capaz sin él”, o, “sin él me muero”. “Yo por mí no soy libre, ni feliz de ser humano, pleno y total”. Esa consecuencia se convierte en un ancla que impide navegar la vida con plena libertad.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad