jueves 18 de abril de 2019 - 12:00 AM

Aprenda a perdonar

Ahora que una semana de reflexión ha terminado, es momento de que se pregunte si quiere seguir viviendo con rencor en su corazón o si ha llegado el momento de que pase la página en ese episodio triste de su vida. No lo haga por los demás, hágalo por usted.

Perdonar no significa que usted tenga que soportarlo todo: malos tratos, insultos o actos de crueldad. De hecho, perdonar tiene que ver con un proceso interior de comprender la situación y asumir responsabilidad, pero, en la mayoría de las ocasiones, alejarse es la única y mejor opción.

“El perdón no es algo que uno pueda otorgar inmediatamente. Es algo que requiere de un proceso, de tiempo, de trabajo interior. Entonces lo más sano cuando alguien le pide a uno perdón es alejarse un tiempo para evitar decir que sí, pero luego seguir resentido”, explica la coach Camila Díaz.

Para Omaira, este fue un proceso difícil: “tuve una discusión con mis familiares y nos dijimos algunas cosas poco agradables. Sin embargo, una de mis hermanas realmente me dijo cosas muy ofensivas, me sentí muy herida. Ella me ofreció disculpas, las acepté y traté de seguir como si nada, pero no era así en realidad. A cada momento le hacía comentarios relacionados con el tema hasta que la situación se puso tensa. Tuve que alejarme uno meses. Hice mi proceso y entonces volvimos a hablar”.

Y así es. Una de las claves del perdón es que requiere tiempo y otra de las claves, según los expertos, es que la persona que solicita ese perdón tenga actos que muestren su arrepentimiento sincero.

“No se trata de perder la dignidad en el proceso de ser perdonado, pero tampoco se trata de pedir disculpas cien veces, pero seguir haciendo lo mismo que tanto lastima al otro. Ese es un círculo vicioso del cual hay que salir. Es importante pedir perdón y demostrar que realmente uno hace un esfuerzo por cambiar”, explica la coach Camila Díaz.

Cuándo hay que pedir perdón y cuándo no

El psicólogo Fernando Azor explica que aprender a perdonar no siempre significa perdonar a otros, con frecuencia este proceso se aplica mucho más a nosotros mismos. Es por eso que es importante saber cuándo debe pedir perdón u ofrecer disculpas y cuándo, en verdad, no es necesario hacerlo:

Es bueno disculparse cuando hemos dañado alguien: haya o no querido hacerlo, siempre que ha lastimado los sentimientos de alguien es importante pedir perdón. No solo por el bien de la dignidad y autoestima de esa persona, también por su propio bienestar emocional. Si queremos mejorar como sociedad debemos ser responsables de nuestros actos.

No se disculpe por pedir ayuda: no somos superhéroes, somos seres humanos que en algún momento de la vida necesitamos de apoyo emocional o económico. Siempre que sus intenciones sean honestas, no tiene por qué pedir perdón por necesitar a otra persona.

No pida perdón por tomar decisiones: siempre que esas decisiones no lastimen a otros, no tiene por qué sentirse mal lo que busca es recuperar su bienestar.

Ofrezca disculpas si su opinión fue dicha con arrogancia o si hirió a algún grupo poblacional: se trata más que de ser políticamente correcto, se trata del respeto que debe existir por el otro.

No pida perdón si necesita tiempo para sí mismo: es un derecho humano tomar un tiempo aparte para reflexionar y para poner en orden las ideas. No tiene que pedir perdón por eso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad